El Hospital Universitario de Torrejón alerta sobre las posibles consecuencias de la ola de calor

Eduardo Oliveros, médico del Servicio de Medicina Interna del hospital, advierte que “tienen que tener especial cuidado las personas que se encuentran en franjas de edades extremas de la vida, pacientes con enfermedades neurológicas/neurodegenerativas y los pacientes pluripatológicos, sobre todo los que sufren alguna patología cardiovascular

Foto remitida por el Hospital Universitario de Torrejón de Ardoz
  •  Los principales riesgos son los golpes de calor, la deshidratación hipernatrémica y la descompensación de enfermedades cardiovasculares.
Foto de archivo de AH

Se recomienda ponerse en contacto con el centro de salud o con el Servicio de Urgencias del hospital si se presenta alguno de los síntomas de alerta descritos más adelante

El Hospital Universitario de Torrejón de Ardoz advierte sobre los riesgos para la salud que pueden derivar de la ola de calor que está castigando Madrid. Las altas temperaturas que van a tener lugar hasta el domingo han activado la alerta roja por condiciones meteorológicas adversas, con el objetivo de reducir al máximo las consecuencias sobre la salud de la población más vulnerable. “La elevación de las temperaturas hasta valores extremos puede derivar en problemas de salud si no se siguen ciertas recomendaciones”, avisa Eduardo Oliveros, médico del Servicio de Medicina Interna del hospital.

“Los principales riesgos ante esta situación son los golpes de calor y la deshidratación, además de la descompensación de enfermedades cardiovasculares”, comenta. “Es importante que la población siga ciertas recomendaciones, especialmente las personas que se encuentran en franjas de edades extremas de la vida, como los bebés y ancianos, pacientes con enfermedades neurológicas/neurodegenerativas, y los pacientes pluripatológicos, sobre todo los que sufren alguna patología cardiovascular”, advierte el doctor Oliveros.

Para poder combatir el calor y ayudar a nuestro cuerpo, recomienda “beber agua con frecuencia incluso sin tener sed, comer ensaladas, frutas de verano, gazpachos, refrescarse con paños húmedos y duchas frías y cerrar las persianas y echar los toldos en las horas más castigadas por el sol, aprovechando las horas más frescas para ventilar la casa”. Además, Eduardo Oliveros aconseja “no realizar ejercicios físicos en las horas centrales del día, especialmente personas que no estén habituadas al deporte”.

El médico del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario de Torrejón pide que se pongan en contacto con el centro de salud de referencia o con urgencias del hospital aquellas personas que presenten algunos de los siguientes síntomas: cefalea, fiebre, bajo nivel de consciencia, somnolencia, torpeza en la marcha, ancianos con dificultad en el lenguaje, irritabilidad en bebés, disnea (falta de aire), edemas (hinchazón de piernas) y angor (presión esternal).

Por último, el doctor recuerda que el calor no debe hacernos bajar la guardia frente al COVID-19. Muchas personas intentarán evitar los exteriores y las terrazas a la hora de ir a un restaurante o un bar, intentando resguardarse del calor en los interiores que cuentan con aire acondicionado. Eduardo Oliveros recuerda que en esos casos “hay que extremar las medidas que ya conocemos: la distancia de seguridad, retirarse las mascarillas solo cuando se está comiendo o bebiendo, lavado de manos frecuente y minimizar los contactos fuera del núcleo familiar”.

 

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.