La alcalaína Adriana Cerezo luchará por el oro olímpico con sólo 17 años

La taekwondista alcalaína Adriana Cerezo Iglesias ha avanzado a la final de la categoría de hasta 49 kilos en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 con una implacable victoria de 39 a 19 frente a la turca Rukiye Yildirim -doble campeona de Europa- y buscará el oro en la final contra la tailandesa Panipak Wongpattanakit, actual campeona del mundo y medalla de bronce en Rio 2016.

Adriana Cerezo celebra la victoria. (AFP)
  • Adriana Cerezo abrirá el medallero olímpico para España en Tokio. La alcalaína, de tan solo 17 años, se ha metido en la final de taekwondo y aspira al oro este sábado

Adriana Cerezo luchará por el oro olímpico en Tokio con tan sólo 17 años ante la tailandesa Panipak Wongpattanakit. La que hasta hace un año era la gran promesa del taekwondo nacional hoy es ya su referente. En apenas tres meses se ha proclamado campeona de Europa de -49 kg y acaba de asegurarse la medalla olímpica tras vencer en semifinales a la turca Rukiye Yildirm por 39-19. Será la primera para la delegación española en Tokio y la tercera medallista olímpica española más joven de la historia por detrás de Patricia Moreno y Faustino Reyes.

Adriana Cerezo en Tokio. COE

La alcalaína salió al tapiz olímpico con una sonrisa de oreja a oreja desde su primer combate. Era su debut en unos Juegos y la ilusión se le notaba hasta en el brillo de los ojos. Llevaba una cinta en la cabeza, como siempre, es su amuleto. «¡Eres la mejor, Adri!», se escuchó desde la grada nada más salir. La joven alcalaína, benjamina de la expedición española en Tokio, había pedido a los pocos españoles presentes (compañeros, cuerpo técnico e incluso a Juan Antonio Ramos, marido de la subcampeona olímpica Brigitte Yagüe y que es seleccionador de Gabón) que la animasen sin parar. «Yo necesito estar escuchando que me digan cosas», confesaba entre risas. Necesita el aliento de un público que en estos Juegos no hay. Las gradas desangeladas son su antítesis porque Adriana es un torbellino y pura energía. Arrolla por donde pasa, es un ciclón.

El camino a la medalla

En su primer combate tenía un hueso duro de roer, la serbia Tijana Bogdanovic, número 2 del mundo en -49 kg y subcampeona olímpica en Río 2016. Ya sabía lo que es ganarla, puesto que lo había hecho en el Europeo. Ambas son zurdas y en el primer asalto dieron la sensación de estar tanteándose. En el segundo, la madrileña apostó por su pierna izquierda y fue más hacia adelante. A partir de ahí, el combate cambió por completo y se lo acabó adjudicando por 12-4. Su alta exigencia hacía que no estuviese satisfecha del todo pese al resultado. Esa ambición es la que la hace diferente. Es inconformista por naturaleza y en el deporte, esa cualidad es propia de los campeones.

«Ahora me va a echar la bronca Jesús», confesaba entre risas. Se refería a su entrenador en el Hankuk de San Sebastián de los Reyes, Jesús Ramal, casi como un segundo padre para ella desde que llegó a su gimnasio con sólo 11 años. Esta vez le ha tocado seguirla por televisión en la madrugada desde Madrid. Estuvo en contínua comunicación con el cuerpo técnico de la Federación Española de Taekwondo.

Recital ante una leyenda

En cuartos la esperaba toda una leyenda de taekwondo, la china Jingyu Wu, bicampeona olímpica en Pekín 2008 y Londres 2012 y tricampeona mundial. «Es uno de mis ídolos», reconocía Adriana tras dar un recital ante ella. La madrileña fue un vendaval que no tardó en colocarse 25-0. La china, que le dobla la edad (34), no podía con el empuje de la española y no hizo falta ni tercer asalto, el combate se acabó en el segundo por diferencia de puntos (33-2). «No me esperaba ganar así», reconoció con humildad.

Tras cada combate, al otro lado del teléfono charlaba con su entrenador. «La euforia no es buena, como la ira», le recordaba Ramal. Aún no había nada que celebrar. Estaba a un combate de meterse en una final olímpica y asegurar medalla, no era el momento de relajarse. Pero la madrileña, pese a su juventud, tiene una madurez impropia de una chica de su edad, lo sabía y no se dejó llevar.


La final tendrá lugar a las 14:30 y podrá seguirse en @La1_tve

 

 

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.