Según confirma el georradar la ciudad romana del Viso tuvo un barrio rico como La Moraleja

Cuesta creerlo al caminar entre los matojos del cerro de San Juan del Viso, pero en ese mismo lugar desde el que se divisa Madrid se construyeron lujosas villas romanas hace más de 2.000 años. Los sondeos con georradar en esos terrenos del Ministerio de Defensa acaban de finalizar y todavía los arqueólogos cuentan con datos preliminares, pero se muestran seguros de la primicia que adelantan a ABC.

Vista del Cerro de San Juan del Viso desde el Norte (Foto: A. Ruiz Taboada)
  • El georradar descubre una zona residencial exclusiva a las afueras de Primitiva Complutum, en el sur del cerro del Viso.
La arqueóloga Sandra Azcárraga explica los hallazgos sobre el terreno – Belén Díaz

Los sondeos con georradar en esos terrenos del Ministerio de Defensa acaban de finalizar y todavía los arqueólogos cuentan con datos preliminares, pero se muestran seguros de la primicia que adelantan a ABC. «Podemos confirmar que la ciudad romana de Primitiva Complutum tenía unas 35 hectáreas completas y, además, que este era un barrio preeminente», afirma Sandra Azcárraga.

Según relata Mónica Arrizabalaga en la edición cultural de ABC, La fotografía aérea que descubrió esta arqueóloga durante la investigación de su tesis doctoral y su colega Arturo Ruiz Taboada en 2011 reveló la existencia de una antigua ciudad romana sobre esa loma del actual municipio de Villalbilla. Años antes de fundar Complutum en la actual Alcalá de Henares, los romanos instalaron un campamento en el cerro del Viso, que con el tiempo creció hasta convertirse en una gran urbe donde se cree que vivieron hasta 10.000 personas.

En la imagen tomada desde las alturas, el crecimiento diferente del cereal mostraba con claridad el entramado de calles que se extendía por lo que hoy es un gran campo de cultivo de propiedad particular. Incluso se podían distinguir los restos de un teatro romano, el único hallado hasta ahora en la Comunidad de Madrid. Ya en los años 70 del siglo pasado, el arqueólogo Dimas Fernández-Galiano había encontrado allí restos de unas termas y había expuesto la teoría de que ese era el origen de Complutum, pero nadie volvió a investigar sobre el terreno hasta que Azcárraga y Ruiz Taboada dieron con esa fotografía aérea. «No dejaba lugar a dudas de que teníamos una trama completa de una ciudad romana. Aquí ya veíamos 30 hectáreas urbanizadas», explica Azcárraga.

Fotografía aérea de Primitiva Complutum, con el teatro en la esquina superior derecha y la zona de los últimos sondeos en un círculo – Asociación Primitiva Complutum

En el extremo contrario al teatro se apreciaban las líneas de un rectángulo de una hectárea y media, que por la planta y por su esquina redondeada, los arqueólogos identificaron con un tipo de campamento romano que empieza a generalizarse justo a partir de la época de César. «Esto era también completamente desconocido –comenta Azcárraga– porque tampoco se había documentado en Madrid ningún campamento romano anterior ni las fuentes clásicas lo citan». La ciudad se habría fundado entre los años 40 a.C. y principios del siglo I d.C. a partir de ese primer núcleo defensivo, que se instaló frente a un asentamiento carpetano para controlarlo y para abastecerse. Han hallado restos de cerámica de esa época prerromana que sustentan sus hipótesis.

La romanización del interior peninsular

Los arqueólogos del proyecto Primitiva Complutum creen que por su ubicación, en el centro de la Península Ibérica y en un entorno dominante, se encuentran ante «el mejor yacimiento para reconstruir el proceso de romanización del interior peninsular» y ver «cómo los carpetanos que estaban viviendo aquí acaban convirtiéndose en romanos».

Sondeo de una domus romana – Asociación Primitiva Complutum

Con el propósito de situar ese asentamiento carpetano o comprobar si la ciudad romana se extendía hacia el sur, pidieron permisos para prospectar y excavar en esa zona de matojos donde la fotografía aérea no ofrecía pistas. En 2017 y 2018 realizaron dos campañas de excavaciones que les permitieron corroborar sus teorías. En dos de los diez sondeos documentaron una domus, una casa romana de lujo que estuvo decorada con pintura mural de estilo pompeyano, y un edificio con una zona porticada. En superficie aún se puede ver lo que podría ser la basa de una de las columnas de ese pórtico que todavía no saben si formaba parte de un gran edificio o estaba en la calle. Los muros de ambas construcciones tienen la misma orientación noroeste-sureste de la trama urbana que se observa en la fotografía aérea de Primitiva Complutum.

Javier Vallés y Darío Herranz, del C.A.I. – Belén Díaz

Por la fotografía aérea saben además que allí existió una gran puerta monumental, orientada para que fuera vista por los caminantes que llegaban desde el sur.

Azcárraga cree que «la gente que vivía aquí estaba en un lugar importante de Primitiva Complutum porque veía la puerta monumental, todo el desarrollo de la ciudad y el teatro al fondo. El que tenía su domus aquí gozaba de una ubicación privilegiada dentro de la ciudad romana».

¿Es esto la Moraleja de Primitiva Complutum? «Pues podría ser y si no, un barrio periférico pero importante», responde Arturo Ruiz Taboada. Los resultados del georradar «están siendo sorprendentes y en las próximas semanas van a dar un vuelco a lo que conocíamos hasta ahora», anuncia.

Aflorar la Complutum del cerro

Detrás de estas investigaciones se encuentra el Ayuntamiento de Villalbilla, que se ha sumado a la ilusión de los arqueólogos para que «esta Complutum del cerro aflore y sea puesta en valor como la Complutum del valle», según afirma el alcalde, Antonio Barahona.

El consistorio ha firmado un convenio con la Asociación Proyecto Primitiva Complutum-San Juan del Viso y apoya con una subvención anual sus estudios. Además, ha enviado a Defensa un protocolo para alcanzar un acuerdo de colaboración que asegure la continuidad de las excavaciones en los terrenos que son propiedad del Ministerio y va a solicitar una reunión con la consejera de Cultura, Marta Rivera de la Cruz, para impulsar las acciones necesarias para excavar en el campo de cultivo que actualmente es particular.

Los arqueólogos Sandra Azcárraga y Arturo Ruiz Taboada, junto al alcalde de Villalbilla, Antonio Barahona – Belén Díaz

«En la parte de la propiedad privada es donde queremos que entre la Comunidad de Madrid. De ahí la reunión con la consejera, con el ánimo de ver de qué manera podemos avanzar en ese sentido. Hemos contactado con la propiedad, pero no está muy colaborativa aunque sabe lo que hay y que tarde o temprano habrá que entrar», subraya Barahona.

En el futuro confían en acondicionar las ruinas de un antiguo polvorín militar para convertirlo en centro de recepción de visitantes a medida que avancen las excavaciones. Los próximos pasos se encaminarán a excavar en la zona sondeada por el georradar que parece ser una zona residencial. «Puede ser muy interesante conectar la calle principal, el cardo máximo, con lo que parece ser la ampliación sur de una ciudad que, aunque estuvo pocos años en uso, nos está dando una información sorprendente», señala Ruiz Taboada.

El teatro, casi completo

El acceso más fácil al agua y la importancia que fue adquiriendo el valle del Henares en las comunicaciones, entre otros motivos, empujó a los habitantes de Primitiva Complutum a abandonar la ciudad a finales del siglo I d.C. y trasladarse al llano. La antigua urbe fue utilizada como cantera para la nueva Complutum que llegaría a extenderse hasta las 50 hectáreas. Se llevaron los sillares, las tejas, restos de pavimentos… todo lo que pudieron para reutilizarlo abajo. Solo el teatro, excavado en la roca, pudo permanecer activo algún tiempo después. Existe un camino que lo conecta con la ciudad del llano. «Aunque la población se trasladara a la Complutum de abajo, el teatro, que era un edificio muy importante como para volver a construirlo abajo, pudo seguir en uso aunque no sabemos hasta cuándo porque no hemos podido excavar aún en esa zona», remarca Azcárraga, convencida de que aún se conserva en gran parte.

Para Ruiz Taboada, la existencia de este teatro denota la relevancia de esta urbe que «geoestratégicamente debió formar parte de las campañas romanas del interior». A su juicio, todos los datos recabados hasta ahora «confirman que existe una Primitiva Complutum, que la de abajo no es otra cosa que un traslado por circunstancias políticas, económicas y posiblemente también estratégicas, pero que desde luego el centro de toda la romanización de esta zona hay que encontrarlo en este cerro que pertenece al Ayuntamiento de Villalbilla».

 

 

 

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.