El PP se dispara hasta el 30,6% de los votos y superaría al PSOE en 5,7 puntos y 36 escaños

Algo ha cambiado en la política española, al menos en las últimas encuestas publicadas. El Partido Popular está viendo cómo su estrategia de los últimos meses empieza a dar sus frutos y, hoy por hoy y según el Votómetro, los de Pablo Casado ganarían las elecciones generales y tendrían en su mano la posibilidad de desbancar a Pedro Sánchez del Gobierno.

El líder popular, Pablo Casado, acompañado por Cuca Gamarra, Ana Pastor, Guillermo Mariscal y Teodoro García Egea. EFE
  • Pablo Casado tendría en su mano ser el nuevo presidente del Gobierno con el apoyo de Vox.

 

Así se desprende del Votómetro, la herramienta de proyección de resultados electorales puesta en marcha por Vozpópuli y la empresa Redlines, dirigida por el consultor político César Calderón, y cuyo sistema consiste en una media ponderada de los resultados de las doce empresas demoscópicas que mejores datos han obtenido en el último año en España.

El PP, en concreto, lograría el 30,6% de los apoyos, 9,7 puntos más de los que obtuvo la formación en los últimos comicios generales de noviembre de 2019. Ese ascenso implicaría ser la fuerza más votada con una ventaja de 5,7 puntos sobre el PSOE (los de Sánchez pasarían del 28,2% de los votos del 10-N al 24,9% que le otorga el Votómetro de mayo).

En cuanto a los escaños, el partido liderado por Casado se dispararía hasta los 138 (49 más que con los que cuentan actualmente en el Congreso de los Diputados); mientras, los socialistas, que en las últimas generales obtuvieron 120, se quedarían en los 102 que les proporciona el Votómetro de este mes (18 menos).

 

¿Qué significa este cambio? Que Pablo Casado tendría en su mano apartar a Pedro Sánchez de la Presidencia del Ejecutivo. Eso sí, a los 138 parlamentarios populares necesitaría sumar los apoyos de Vox, que lograría un apoyo del 13,7% (1,5 puntos menos que lo logrado por los de Santiago Abascal el 10-N) y 38 diputados. El ‘sí’ de ambos partidos en una teórica investidura proporcionaría, de manera justa, a Casado la mayoría absoluta de la Cámara Alta (176 votos). De hecho, este número sería aún mayor, ya que habría que sumar, con toda probabilidad, el apoyo de los dos diputados que obtendría Navarra Suma.

El ascenso meteórico del PP se puede explicar, sobre todo, en las bajadas pronunciadas del propio PSOE y, sobre todo, en la casi desaparición de Ciudadanos de la política a nivel nacional. Y es que el partido de Inés Arrimadas pasaría del 6,8% de los votos conseguidos en noviembre de 2019 al 3,1%, lo que implicaría un descenso en el número de diputados de diez a tan solo uno. Así, se puede afirmar que Casado sería capaz de aglutinar en el PP gran parte del voto del centroderecha e incluso parte del apoyo que obtuvo Sánchez en los comicios de noviembre de 2019.

La izquierda, en caída libre

Y si la tendencia es una fuerte subida del PP, la izquierda, en contraposición, cae en bloque (excepto Más País). Ese descenso del PSOE y de Unidas Podemos, actuales partidos que integran el Gobierno de coalición, es de 5,4 puntos, sumando ambos porcentajes (3,4 de los socialistas y 2,5 de los morados). Mientras, en escaños pasarían de los 155 actuales (120 del PSOE y 35 de Unidas Podemos) a 122 (102 de los de Sánchez y 20 de la formación que probablemente acabe liderando Ione Belarra).

La única formación de izquierda que consigue mejorar su resultado electoral es Más País. Los de Íñigo Errejón verían cómo el efecto de haber conseguido dar el ‘sorpasso’ al PSOE en las elecciones del 4-M (la lista de Mónica García consiguió finalmente más votos que la que lideraba Ángel Gabilondo), se traspasa, en parte, a nivel nacional. En concreto, el ascenso sería pasar de un porcentaje de voto del 2,3% al 5,1% y un aumento en el número de escaños de tres a seis.

Crecen las formaciones independentistas

Quienes también verían aumentar su número de escaños son los partidos independentistas catalanes. La suma de las tres formaciones secesionistas con representación en el Congreso pasaría de 23 (13 ERC, ocho Junts y dos la CUP) a 27 (16 de ERC, diez de Junts y uno de la CUP).

El resto de escaños, según este Votómetro de mayo, se repartiría de la siguiente manera: siete diputados para el PNV, cinco para EH Bildu y uno para el PRC. Esto implicaría, por ejemplo, que Teruel Existe perdería el diputado con el que actualmente cuenta en la Cámara Baja.

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.