Nuevos datos sobre el reloj centenario de El Encin

El reloj de Canseco cumplirá en 2022 los 130 años de existencia. Su antigüedad, aparte de su singularidad, lo coloca entre los bienes protegidos de la CAM. De esos años, 129 ha estado en el lugar para el que lo compró don Federico Luque en 1892, la finca agraria de El Encín. Allí continuó durante la tortuosa Guerra Civil.

  • Carta remitida por el Grupo en Defensa del Patrimonio Complutense

Estos meses atrás recibimos alarmantes noticias, de fuentes confiables, sobre la posible pérdida para Alcalá del centenario reloj de Canseco, sito en la finca agraria de El Encín. Desde el Grupo en Defensa del Patrimonio Complutense se solicitó una reunión urgente con Sergio López Vaquero, director gerente del IMIDRA (Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario), instituto que ocupa y utiliza la finca de El Encín, dependiente de la Comunidad de Madrid. La reunión tuvo lugar el pasado día 26 de abril. Se trataba de saber dónde está ahora el reloj, qué se está haciendo con él y, por supuesto, qué futuro le espera.

El señor López Vaquero afirmó que aún se encuentra en proceso de restauración, y no en la sede del Centro de Investigación Gastronómica (dependiente del IMIDRA); pese a que así se nos había informado desde una fuente cercana, a la que tuvimos que recurrir por no haber podido ponernos en contacto con el gerente hasta ahora.

En esa reunión, el gerente del IMIDRA manifestó que, en su opinión, ese reloj “debe ser disfrutado por todos los madrileños” y que en un mes ya estará finalizada su restauración. Nos aseguró que aún no está decidido su destino y se comprometió a avisar cuando su rehabilitación estuviera concluida, para mostrarnos el resultado final y tener en cuenta nuestras consideraciones. Nos comunicó que no está descartado que se pueda situar en algún edificio público de Alcalá, al estimar que en El Encín los ciudadanos de la Comunidad de Madrid (CAM) no tendrían ocasión de disfrutarlo; aunque no hay nada seguro.

El reloj de Canseco cumplirá en 2022 los 130 años de existencia. Su antigüedad, aparte de su singularidad, lo coloca entre los bienes protegidos de la CAM. De esos años, 129 ha estado en el lugar para el que lo compró don Federico Luque en 1892, la finca agraria de El Encín. Allí continuó durante la tortuosa Guerra Civil. Tras la compra de la finca por el Estado español, éste construyó una nueva torre en la plaza del complejo principal, donde ha permanecido desde entonces hasta hace un año, poco más o menos, cuando se lo llevaron a Madrid. En El Encín ha quedado la esfera solitaria, en su torre. Como una carcasa carente de sentido.

Por nuestra parte, daremos un voto de confianza al IMIDRA y esperaremos que Alcalá no pierda esta pieza importante de su patrimonio histórico. Confiemos en la buena voluntad.

 

 

 

 

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook