Las primeras medidas de Isabel Díaz Ayuso: rebaja de impuestos, aprobar nuevos presupuestos y eliminar trabas burocráticas

Con la resaca de su triunfo arrollador en las elecciones, la presidenta en funciones de la Comunidad de Madrid ya tiene en mente cuáles serán sus prioridades cuando sea investida nuevamente como máxima autoridad de la región, previsiblemente a principios de julio. Isabel Díaz Ayuso quiere aplicar de forma inmediata una rebaja de impuestos, aprobar unos nuevos presupuestos y eliminar trabas burocráticas para favorecer la actividad empresarial.

Foto de la Comunidad de Madrid
  • La presidenta madrileña reducirá de 13 a 10 las consejerías y no descarta incorporar como gestores a políticos de Ciudadanos y de Vox.

«Soy consciente de que lo que hace falta ahora es la recuperación económica mientras terminamos con la pandemia y, para ello, vamos a poner en marcha todas las medidas que no van a ser contestadas desde dentro [del Gobierno] ni frenadas en el Parlamento, como me ocurría siempre hasta ahora», ha señalado este miércoles la dirigente regional en una ronda de entrevistas por esRadio, Cope, Onda Cero y Telecinco. «Sobre todo quiero ayudar a las personas que se han quedado descolgadas con la crisis», ha señalado.

Ayuso ya anunció en campaña que reduciría el tamaño del Ejecutivo de coalición que había compartido con Ciudadanos hasta la convocatoria de comicios anticipados de 13 a 10 consejerías. Tras el veredicto de las urnas confirma que hará «algunos cambios, pero no grandes», porque es «amiga de cuando las cosas funcionan no cambiarlas» e insiste en que ha conocido a gestores de la formación naranja que «merecen mucho la pena», en alusión implícita a Marta Rivera de la Cruz, que fue titular de la cartera de Cultura.

Pero la presidenta en funciones tampoco cierra la puerta a hacer incorporaciones de las filas de Vox, el partido con el que tendrá que contar como mínimo para la aprobación de leyes en la Asamblea de Vallecas. «No hemos hablado todavía», ha dicho la presidenta madrileña sobre el grupo de Rocío Monasterio.

«Lo que le pediré es la abstención o el apoyo, lo que ellos consideren que es mejor para sus intereses, y yo lo respetaré así (…). Creo que nos vamos a entender pronto, pero todavía no nos hemos sentado», ha agregado Ayuso sobre su investidura, para la que en segunda vuelta le valdría sólo con los votos a favor del PP, ya que suma más que los tres partidos de la izquierda juntos.

Sí que ha descartado de manera contundente la posibilidad de ceder a Vox la Presidencia de la Asamblea de Madrid que le correspondería a su partido como la fuerza más votada del hemiciclo de Vallecas: «Ni se me había ocurrido. No creo que sea moneda de cambio».

Además, Ayuso tiene que buscar acomodo para Toni Cantó, que fue expulsado de su lista tras la denuncia que el PSOE presentó ante el Tribunal Constitucional. «No lo he pensado todavía. Sí tengo claras las consejerías, pero lo de los nombres todavía lo tengo que pensar (…)», ha señalado antes de indicar que aún tiene que decidir «muchos nombramientos», entre ellos los de los diputados de su grupo para la Mesa del Parlamento regional y los senadores.

PP de Madrid

Respecto a la Presidencia del PP de Madrid, la ganadora de las elecciones ha indicado que ahora tendrá que ser la dirección nacional del partido «la que decida los tiempos, si va a haber pronto o no congreso» regional. Pero ya ha dado por hecho que optará al cargo pese a que Génova había apostado por la designación de otra persona para evitar un hiperliderazgo de la baronesa madrileña como el que en su día tuvo Esperanza Aguirre.

«Es mi casa, he nacido políticamente en ella, llevo muchos años, he recorrido prácticamente todas las sedes, porque siempre trabajé desde la base y lógicamente uno no reniega de su casa», ha advertido Ayuso, reforzada ahora con el resultado de las elecciones que personalmente decidió convocar de manera anticipada.

Voto «prestado»

En el análisis de los resultados, la presidenta regional ha indicado que es «consciente» de que ha tenido «mucho voto prestado» y de que lo que ha pasado en Madrid «ha trascendido a las sigas del PP»: «Es una sociedad, la sociedad madrileña, ciudadanos de todos los rincones del mundo y, especialmente de España, que se han resistido a que les cambiaran su modelo de vida».

«Voy a seguir recordando al Gobierno de España qué está pasando por el aeropuerto de Barajas y le voy a seguir diciendo que no podía permitir que se toquen los bolsillos de todos los ciudadanos que pagan muchos impuestos en Madrid todos los días, con gran sacrificio», ha asegurado en un mensaje dirigido directamente a Pedro Sánchez.

A lo que ha apostillado: «No voy a bajar la guardia un solo minuto porque este plan [de Moncloa] sigue adelante. Ahora empezaremos a ver las sorpresas que nos guardaba el sanchismo para después de elecciones, así que seguiremos aquí siendo un contrapeso, un contrapoder que hace falta en ese sentido».

Ayuso también ha respondido al presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), el socialista José Félix Tezanos, que en plena campaña firmó un artículo en la revista Temas en el que insultaba a los votantes del PP y les llamaba «tabernarios». «No somos tabernarios, ni somos bombas víricas, ni somos una comunidad de ricos», ha afirmado.

A su juicio, Madrid es una comunidad «de emprendedores, de valientes, como se ha visto en la pandemia y se ha visto durante las elecciones, de gente que quiere vivir a su manera, que respeta la propiedad, que no enfrenta lo público con lo privado, al hombre con la mujer, al campo con la ciudad y con las banderas de siempre. Una comunidad plural y abierta al mundo».

 

 

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.