Crimen de Meco: la juez reactiva el caso con nuevas pruebas de ADN y de la trayectoria de las 89 puñaladas

La investigación estaba prácticamente paralizada después de que la jueza instructora de Alcalá de Henares dejara al acusado en libertad porque no estaba probado el vínculo entre Sergio Sáez y el ADN que había en la ropa de la víctima. De hecho, era la prueba más potente y se cayó. Y, además, el presunto asesino jamás reconoció los hechos.

  • La joven fue asesinada en enero de 2019 al recibir 89 puñaladas. El sospechoso sigue en libertad por falta de pruebas
Foto de Sergio S.M. el presunto asesino de Miriam extraida de su perfíl público en Facebook (archivo de AH)

La alcalaína Miriam Vallejo fue asesinada el 16 de enero de 2019 en Meco cuando tenía 25 años. Y, desde entonces, su crimen ha sido todo enigma. Se sabe que recibió 89 puñaladas; se sabe, también, que el único acusado es Sergio Sáez, el por entonces novio de su compañera de piso Celia; y se sabe, por último, que la pareja que alertó al 112 la encontró viva. A partir de ahí, queda por esclarecer lo que ocurrió y, sobre todo, si realmente fue Sergio el que la mató con saña mientras paseaba a sus perros.

Es más, la investigación estaba prácticamente paralizada después de que la jueza instructora de Alcalá de Henares dejara al acusado en libertad porque no estaba probado el vínculo entre Sergio Sáez y el ADN que había en la ropa de la víctima. De hecho, era la prueba más potente y se cayó. Y, además, el presunto asesino jamás reconoció los hechos.

En todo caso, la jueza consideró válida la tesis de la defensa que decía que los pocos vestigios hallados tenían que ver que tanto Miriam como Sergio hacían la colada en la misma lavadora. Por estas conclusiones, Sergio lleva en la calle desde diciembre de 2019. Ahora, sin embargo, habrá un profundo giro en el caso cuyo fin es esclarecer por fin los interrogantes del brutal asesinato de la joven.

Así, la acusación particular ha solicitado dos nuevos análisis, informa el diario ABC. El primero es la realización de un nuevo estudio de ADN de la ropa de Miriam que «situaría al sospechoso en el lugar del crimen». Y, por otro lado, un análisis de las trayectorias de las puñaladas dado que ella medía alrededor de 1,60 metros y Sergio, el presunto homicida, rozaba los 1,90 metros. Además, según la información del citado diario del Grupo Vocento, en ese segundo estudio también se tendrá en cuenta la profundidad de las puñaladas. Con ello se busca esclarecer, en primer lugar, si en el asesinato participó sólo una persona o dos.

Pruebas admitidas

Tras la solicitud de sendas pruebas el pasado 7 de octubre, la jueza de Alcalá de Henares que instruye el caso ahora ha aprobado que se practiquen, según desvela ABC, e información de la que se han hecho eco otros medios . Con ello, la acusación particular no sólo contará con posibles nuevas pruebas que vinculen a Sergio con el asesinato, sino que también favorecería las tesis de los investigadores de la Guardia Civil. Estos consideran que el culpable es Sergio Sáez.

Algo que, según la instrucción, no se ha podido probar a causa de gran dificultad del caso. Ha sido tanta que el informe definitivo de la autopsia se ha obtenido el pasado 22 de enero, es decir, más de dos años después del brutal asesinato de Miriam Vallejo. Pese a ello, el citado medio de Vocento, explica que la admisión de las nuevas pruebas puede abrir una nueva línea de investigación que pueda permitir que se continúe la investigación contra Sergio en la Audiencia Provincial de Madrid o que se archive la pieza contra él.

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.