La Federación de Asociaciones Protectoras y Defensa Animal ( FAPAM ) rectifica al concejal David Cobo

En concreto y sin perjuicio de la redacción realizada, concretamos la rectificación en los siguientes puntos: -Es rotundamente incierto que desde FAPAM se haya incumplido el pliego de condiciones técnicas del contrato. -Es rotundamente incierto que se hayan violado derechos de los trabajadores del centro. -Es rotundamente incierto que los animales hayan estado sin atención veterinaria, ni malatendidos.

Foto de Noel Viñas
  • Carta remitida por la Federación de Asociaciones Protectoras y de Defensa Animal de la Comunidad de Madrid (FAPAM)

Desde la Federación de Asociaciones Protectoras y de Defensa Animal de la Comunidad de Madrid (FAPAM), nos ponemos en contacto con su medio de comunicación, al amparo de la Ley Orgánica 2/1984, de 26 de marzo, con la finalidad de solicitar nuestro derecho de rectificación a las graves acusaciones vertidas en su medio de comunicación ALCALAHOY el pasado día 9 de marzo actual por Don David Cobos (sic) , Concejal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Alcalá de Henares, que lesionan gravemente nuestra reputación y trayectoria profesional de más de 25 años.

A mayor abundamiento, las prácticas del buen periodismo les hubiera exigido contrastar las noticias, y pedir la opinión de la otra parte gravemente acusada, algo que Vds. han obviado y que nos vemos en la obligación de solicitar por nosotros mismos.

En concreto y sin perjuicio de la redacción realizada, concretamos la rectificación en los siguientes puntos: -Es rotundamente incierto que desde FAPAM se haya incumplido el pliego de condiciones técnicas del contrato. -Es rotundamente incierto que se hayan violado derechos de los trabajadores del centro. -Es rotundamente incierto que los animales hayan estado sin atención veterinaria, ni malatendidos.

Les adjuntamos este texto con nuestras alegaciones sobre lo manifestado por David Cobos:
Desde la Federación de Asociaciones Protectoras y de Defensa Animal de la Comunidad de Madrid (FAPAM), nos vemos obligados a contestar a las gravísimas acusaciones vertidas por David Cobos, representante de Izquierda Unida, en numerosos medios de comunicación de Alcalá de Henares, el pasado día 9 de marzo actual.

Es una lástima que el ejercicio de la “política” de los últimos tiempos se haya convertido en un ataque directo al partido adversario, sin importar si por el camino se vulneran derechos de particulares o Asociaciones (esto es, un grupo de personas que se reúnen para cumplir unos fines de manera altruista) como es elcaso de FAPAM.

Desde FAPAM, llevamos más de 14 años gestionando Centros de Protección Animal, sin que a fecha de la presente exista ni un expediente abierto por incumplimiento de condiciónde contratación alguna. En el Centro Integral Municipal de Protección Animal de Alcalá de Henares (CIMPA) no se ha vulnerado ningún derecho de ningún trabajador, y las “suposiciones” de David Cobos (sic) se basan en un evidente desconocimiento del servicio del que se trata, y que tiene una serie de particulares, al tratarse de un servicio de atención a seres vivos, y necesitar ser atendidos TODAS las horas del día.

Evidentemente esta necesidad de atención no puede traducirse en que nuestros trabajadores o veterinarios trabajen 24 horas al día y sin descansos como manifiesta David Cobos. Todos nuestros trabajadores cobran por encima del mínimo interprofesional establecido en España. Nuestros trabajadores tienen jornadas de 40 horas semanales, trabajando 5 porque disfrutan de dos días de libranza, y todos disfrutan de sus días festivos. Si hay algún día festivo trabajado, luego es recuperado por el trabajador. Los peones se turnan por si hay una salida fuera del horario de apertura, ya que, si un animal debe ser recogido a cualquier hora del día, es recogido y atendido, no como ocurre por desgracia en otros municipios madrileños. El peón al que le toca éste servicio permanece en su casa, cobrando ésta permanencia, y solamente si hay un aviso debe a atenderlo, cobrando por ello las horas extras acorde al convenio de los trabajadores del gremio veterinario. Para poner un ejemplo, en todo el mes de febrero, existieron sólo dos salidas fuera de horario.

Nuestros trabajadores llegan a cobrar 1.200 euros mensuales. Ojalá el partido de David Cobos pudiese conseguir que en España todo trabajador/a resultase así de explotado, sería todo un éxito y un país más justo para todos sus ciudadanos.

En cuanto a los animales del centro, por los que parece ser muestra también un repentino interés, éstos necesitan atención veterinaria las 24 horas del día efectivamente. Si alguno es atropellado o se encuentra gravemente enfermo, poco o nada puede hacer un veterinario sin equipo veterinario de diagnóstico, por lo que es trasladado de urgencia al Hospital Veterinario Este de Torrejón de Ardoz, a 8 minutos del centro de recogida y dotado de todos los medios necesarios. Solo entre enero y febrero hemos pagado más de 5.000 euros en veterinarios externos al centro. Ojalá todas las empresas que gestionen centros de recogida de animales en Madrid invirtieran éstas cantidades de dinero, en ejercicio de los derechos legales que tienen éstos animales recogidos, y que son continuamente vulnerados.

En cualquier caso, si a David Cobos (sic) le preocupan los animales del Centro, le invitamos a acudir cualquier hora del día, y, asimismo, en la próxima nevada o catástrofe climática, le avisaremos para que se acerque al Centro a echar una mano, como lo hicieron en enero numerosos ciudadanos de Alcalá de Henares, a los que sí les importa el bienestar de nuestros animales. Como bien dice el refrán, el movimiento se demuestra andando.


NOTA DE ALCALÁ HOY: Recordamos a la asociación reclamante, que los artículos del concejal  David Cobo (no Cobos)  son opiniones firmadas y que como tal el medio no tiene ninguna obligación de contrastar ( otra cosa serian informaciones publicadas por el propio medio ). En todo caso, dado que se permiten dar lecciones de buen periodismo, les sugerimos que contrasten el apellido del concejal David Cobo antes de rectificar su relato firmado de los hechos. Dicho lo cual, se publica este escrito no tanto por el imperativo legal citado, sino por respeto al derecho de réplica que este medio ejerce.

 

 

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.