Ayuso destituye a todos los consejeros de Ciudadanos y el Gobierno de Madrid es solo del PP

De este modo, todo el Gobierno autonómico pasa a ser del PP. Los primeros ceses decretados han sido los del vicepresidente regional, Ignacio Aguado, y de Ángel Garrido, consejero de Transportes y expresidente regional tras la marcha de Cristina Cifuentes. Se trata de las dos personas con las que peor relación mantiene la baronesa popular.

Foto de la Comunidad de Madrid
  • La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, acaba de firmar la destitución de todos los consejeros de Ciudadanos.
Foto de la Comunidad de Madrid

Ciudadanos ostentaba hasta ahora seis de las trece carteras: Vicepresidencia, Deportes y Transparencia, además de la Portavocía (Ignacio Aguado); Transportes e Infraestructuras (Ángel Garrido); Cultura y Turismo (Marta Rivera de la Cruz); Universidades e Innovación (Eduardo Sicilia); Economía y Empleo (Manuel Giménez), y Políticas Sociales y Familias (Javier Luengo).

Las expulsiones del Gobierno se acaban de firmar por decreto de la presidenta hace apenas unos minutos. Según ha podido saber ABC, los afectados desconocían lo ocurrido hasta que este medio se ha puesto en contacto con algunos de ellos.

Ayuso suelta lastre, por lo tanto, en este periodo de dos meses de Gobierno en funciones, a juicio de su entorno. Además, no era asumible continuar con la coalición en términos de gestión (el enfrentamiento era tal, que esta misma tarde Aguado llamada «mentirosa» a la jefa del Ejecutivo) ni en cálculos políticos: Ciudadanos se queda desde ya sin su principal cuota de poder territorial, con unos resultados paupérrimos en las elecciones generales y catalanas últimas, y con unas perspectivas en los sondeos del último año que hacen presagiar una desaparición casi total del tablero político de la formación que dirige Inés Arrimadas.

Además, hay quien ve incluso un guiño hacia Vox, único apoyo con el que contaría el PP tras las elecciones convocadas para el 4 de mayo, en esta maniobra de Ayuso. Se desmarca desde ya del que hasta hace unas horas era su compañero (mal avenido) de viaje en Sol y principal obstáculo para un acercamiento a los de Rocío Monasterio.

Y todo esto, cuando el bipartito se disponía a sacar adelante las cuentas de la región (con el apoyo de Vox), de 22.500 millones de euros, que seguían siendo las de 2019, cuando por cierto el presidente era Garrido, pertenecía al PP y aún no había cambiado fichado por Cs.

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.