Ecologistas en Acción: valoración del proyecto de «puesta en valor» del río Henares

Ecologistas en Acción considera que el proyecto de puesta en valor del río Henares, promovido por el ayuntamiento de Alcalá de Henares, profundiza en el deterioro ecológico de este espacio natural protegido, presenta un lenguaje engañoso y es fruto de una escasa participación

Foto de Pedro Enrique Andarelli
  • Ecologistas en Acción estima que el proceso participativo ha sido muy limitado en forma y fondo.

 

El río Henares es un espacio natural protegido, incluido en la Red Natura, bajo la denominación de Zona de Espacial Conservación (ZEC ES 3110001), siendo merecedor de dicho status debido a la presencia de importantes valores naturales como es la presencia de determinados hábitats y las especies que los caracterizan.

El proyecto, publicado en la web municipal (https://www.ayto-alcaladehenares.es/el- ayuntamiento-cuenta-ya-con-un-proyecto-para-la-puesta-en-valor-del-entorno-del-rio- henares/), está incluido en la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado de Alcalá de Henares (EDUSIAH), siendo el ámbito territorial de ejecución el Distrito II.

Resulta paradójico que las actuaciones previstas vayan en dirección opuesta a la conservación de la naturaleza y la biodiversidad, a pesar de ser uno de los objetivos prioritarios y por los que la Unión Europea ha asignado 1.5 millones de euros para tal fin. Así, el ayuntamiento va a dedicarlos a construir kilómetros de caminos de zahorra, señalización, merenderos, bancos y miradores cuyas consecuencias directas son la transformación del medio natural y las indirectas un incremento importante de personas que inevitablemente supondrá un deterioro del estado de conservación del río Henares y los ecosistemas asociados.

Ante las actuaciones previstas sobre este espacio protegido, la pregunta que necesariamente nos hacemos es en qué mejora el río Henares; por qué hay que urbanizar el río con la excusa de hacerlo accesible cuando no hay nada que lo impida; y por qué las administraciones, especialmente la local, insisten en intervenir en el río Henares para convertir las riberas del Henares en una nueva zona verde urbana.

Insistentemente hemos solicitado al ayuntamiento la intervención en el río en cuatro aspectos: una frecuente y adecuada limpieza de los residuos generados por las personas, una mayor vigilancia (policía municipal, guardería forestal y fluvial, SEPRONA), un programa de educación para explicar la importancia que tienen estos espacios para la vida y apoyar todo lo relacionado con la restauración ecológica (recuperación de la vegetación autóctona con intervenciones puntuales y facilitando la recuperación de forma natural). Estas medidas son suficientes para que el uso social y la conservación y mejora de la biodiversidad sean compatibles, como ocurre actualmente a lo largo de muchos kilómetros del río por los cuales la gente que lo desea puede hacer deporte, pasear, pescar o recrearse con el paisaje y su riqueza natural sin necesidad de mayores artificios.

Ecologistas en Acción lamenta que el ayuntamiento de Alcalá siga confundiendo acercar el río a la ciudad, en el sentido de naturalizar lo construido, como defienden numerosas entidades locales e instituciones internacionales, con acercar la ciudad al río, en el sentido de urbanizar más este espacio natural; que es lo que pretende este proyecto.

En cuanto a las carencias del proyecto observamos que no hay una visión de conjunto ni de intervenciones necesarias para mejorar el río Henares y el disfrute respetuoso por parte de la ciudadanía. El documento establece 4 zonas de actuación (Cº

Afligidos-Presa de Cayo, isla del Colegio, isla de los García y Fuente de la Salud) inconexas y olvidando cuestiones prioritarias como son:

  • La falta de una actuación que permita un acceso seguro al río desde el Distrito II para poder salvar la M-300, una vía rápida con un tráfico intenso, que actualmente tienen que cruzar las personas que quieren ir a pasear por las riberas.
  • Permitir la continuidad de la vía pecuaria denominada Colada de Lavapellejos que actualmente está interrumpida por la carretera M-300 en las proximidades de la Fuente de la Salud, una de las áreas de actuación
  • Hacer posible el paseo por el dominio público hidráulico de las riberas del río en la zona de la finca de La Rinconada, actualmente

Ecologistas en Acción estima que el proceso participativo ha sido muy limitado en forma y fondo. En forma porque apenas se ofrecen unos días, entre el 4 y el 13 de noviembre, para que la ciudadanía pueda valorar y trasladar propuestas, a pesar de que el proyecto fue aprobado en 2016; y en fondo porque lo que se ha dado a conocer del proyecto es una parte del mismo quedando el grueso del documento sin ser accesible, teniendo la ciudadanía que trabajar sobre un documento que se parece más a un folleto publicitario que a un proyecto elaborado por una administración.

Otra de las actuaciones ausentes son las relacionadas con la recuperación del patrimonio histórico asociado al río que el ayuntamiento lleva décadas relegando al olvido y entre los cuales destaca el Molino de Borgoñón (isla del Colegio) y el Molino de los García (isla de los García), y todo ello a pesar de que en declaraciones realizadas por el concejal de medio ambiente a medios en el mes de julio sí que las incluía.

Como contrapunto, apoyamos inicialmente la decisión de ampliar forestalmente algunas áreas como son el bosque comestible si bien desconocemos con qué especies se va a actuar y en qué consiste exactamente dicha actuación.

Ante el riesgo que suponen las actuaciones anunciadas para la conservación del río Henares, Ecologistas en Acción ha tramitado una solicitud de información, para:

  • Acceder al proyecto detallado (memoria, análisis ambiental, planos, plazos, presupuesto…);
  • Conocer si ha sido sometido a una valoración por parte del órgano ambiental de la Comunidad de Madrid, y por la CHT; y así poder conocer las afecciones previstas sobre los valores naturales del ZEC ES3110001 de las Cuencas del río Henares y Jarama;
  • Conocer el encaje de las actuaciones previstas con los objetivos del proyecto presentado a la UE que fue merecedor de una subvención de los fondos FEDER de 13 millones de euros;
  • Saber el motivo por el que se actúa sobre el río Henares estando fuera del ámbito subvencionado del Distrito II, situado entre Nuevo Alcalá y el límite con Torrejón de Ardoz.

Concluimos que conocer para conservar la naturaleza sigue siendo una asignatura pendiente para las administraciones públicas en general y el ayuntamiento de Alcalá de Henares en particular.

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.