El Congreso aprueba por amplia mayoría la prórroga del estado de alarma de 6 meses hasta el 9 de mayo de 2021

El Congreso de los Diputados ha dado luz verde este jueves a la prórroga -revisable- del estado de alarma por seis meses, hasta el 9 de mayo, entre críticas generalizadas al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por no ser él quien haya defendido la alarma sino el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y varias formaciones han cargado también contra la duración del decreto y la posible ausencia de control parlamentario a esta herramienta.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.EUROPA PRESS/E. Parra. POOL
  • Durante el pleno, Illa ha defendido un estado de alarma de hasta un máximo de seis meses ante una situación «de emergencia» en la que “casi todo el territorio español” está en niveles de “riesgo alto o muy alto”.

 

El Congreso de los Diputados ha dado luz verde este jueves a la prórroga -revisable- del estado de alarma por seis meses, hasta el 9 de mayo, entre críticas generalizadas al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por no ser él quien haya defendido la alarma sino el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y varias formaciones han cargado también contra la duración del decreto y la posible ausencia de control parlamentario a esta herramienta.

El estado de alarma ha salido adelante con el apoyo de la mayoría de la Cámara (194 votos), incluido Ciudadanos y los cuatro diputados del PDeCat, la abstención (103 votos) del PP, JxCat y EH-Bildu y los 53 ‘noes’ de Vox y Foro Asturias. La votación se ha producido después de que el Congreso haya acordado modificar el decreto del estado de alarma para establecer que Sánchez rinda cuentas del mismo cada dos meses y que el estado de alarma se pueda revisar y levantar el 9 de marzo si la situación epidemiológica mejora. Son dos condiciones que Sánchez aceptó el miércoles tras las críticas de varios partidos.

Durante el pleno, Illa ha defendido un estado de alarma de hasta un máximo de seis meses ante una situación «de emergencia» en la que “casi todo el territorio español” está en niveles de “riesgo alto o muy alto”. Ha recordado que “varios territorios están por encima del 35% de la ocupación en las UCI” por coronavirus y ha dicho que viene un “invierno largo” en el que aumentan las enfermedades respiratorias y muchas personas requerirán por ello atención hospitalaria en un sistema que ya está “tensionado” por el coronavirus.

A continuación, ha apelado directamente al PP, a apoyar el decreto y demostrar así que es “un partido de estado” que no se sitúa “con la ultraderecha”. Cuando ha terminado Illa su intervención inicial, Sánchez ha abandonado el pleno, lo que ha avivado las críticas de la oposición.

El tono ha ido subiendo en las sucesivas réplicas entre él y el líder ‘popular’, Pablo Casado, quien ha confirmado la abstención de su partido ante un «atropello legal». Para Illa, el único motivo para la abstención es «ausencia de sentido de estado» de Casado ante la «mayor calamidad» en 100 años. Illa ha reprochado al líder del PP de no tener «argumentos sanitarios» para su abstención a la prórroga, así como de «retroceder» respecto a su discurso contra Vox en la moción de censura de una semana.

Casado se abstiene ante un «atropello legal»

Pablo Casado, por su parte, ha intervenido personalmente y por sorpresa en el pleno -estaba previsto que lo hiciera la portavoz, Cuca Gamarra-. «Sánchez le ha dejado un papelón hoy señor Illa, un número de ventrílocuo», le ha espetado al ministro después de las críticas que Illa ha vertido sobre él: «A usted le han pasado un papel para intentar hacer de tertuliano, achacando al PP que no tenemos argumentos científicos y es algo bastante lamentable».

El líder ‘popular’ ha defendido la “abstención crítica” de su partido para dar cobertura a las autonomías. Pero ha reivindicado su «patriotismo» para no avalar una prórroga que “hurta” al Congreso la posibilidad de levantar el estado de alarma y con la que el Ejecutivo se “parapeta” en las comunidades autónomas. En este sentido, ha incidido en que acudirá a la Comisión de Venecia para defender la separación de poderes; y una vez más, ha criticado que el Gobierno no ha “negociado nada” ni ha reformado la ley de salud pública, como llevaba meses pidiendo el PP.

En su intervención, Casado ha reprochado a Sánchez que pida un estado de alarma de seis meses porque le gusta «gobernar a golpe de decreto», «sin contrapeso legislativo» y «sin control judicial» para «gobernar como quieren porque gobiernan muy mal».

Vox carga contra Casado por «servil» y una alarma que traerá «más ruina»

Contra él ha cargado el líder de Vox, Santiago Abascal, quien le ha llamado “líder de la servil oposición”: «Señor ministro de la oposición, hay más oposición ahí fuera en las palabras del señor (Felipe) González, que ha dicho que este estado de alarma es una puñetera locura». Abascal ha confirmado que recurrirá este viernes ante el Tribunal Constitucional -prevé pedir la suspensión cautelar de la medida-.

También ha criticado a Sánchez, un “tirano en prácticas”, por no haber defendido personalmente la prórroga de un estado de alarma que es “una ilegalidad” y un estado de excepción encubierto. «Lo que nos proponen aquí es una dictadura delegada», ha añadido, un estado de alarma que traerá «más enfermedad y más ruina» y que «no salvará vidas sino que provocará más hambre». Abascal también ha cargado contra el director del Centro de Emergencias y Alertas Sanitarias (CAES), Fernando Simón: «Simón no está en la cárcel, pero lo que es peor aún, sigue en su puesto», ha censurado.

Illa, por su parte, ha salido en defensa de Simón, para quien ha pedido «un respeto» al igual que para «todos los profesionales de la sanidad pública»: «No le acepto ningún tono amenazante contra ningún servidor público. Me hacen rectificar los argumentos, no las amenazas».

ERC, Cs y PNV votan ‘sí’

El líder del grupo parlamentario de ERC, Gabriel Rufián, ha confirmado su ‘sí’ al estado de alarma pero ha criticado que «ya vale» de «compromisos incumplidos» por parte del Gobierno como el de reformar la legislación vigente para «no volver a usar un elemento tan reaccionario como el estado de alarma». La propuesta de su grupo en el Congreso fue la que Sánchez aceptó y por la que se ha comprometido a comparecer cada dos meses para dar cuentas del estado de alarma. En este sentido, Rufián ha considerado «absolutamente inadmisible» que el Gobierno pretendiera suspender derechos y libertades «sin pasar ni una sola vez en seis meses por sede parlamentaria».

Apelando a la “cordura” y a la “responsabilidad”, la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha confirmado el ‘sí’ de su formación a la prórroga de un estado de alarma necesario, aunque ha admitido que en las últimas horas barajaron la abstención. Arrimadas ha calificado de «vergüenza democrática» que Sánchez no haya defendido una alarma de seis meses y lo ha comparado a cuando Mariano Rajoy abandonó el pleno en la moción de censura en la que dejó de ser presidente: «Faltaba que la señora Calvo pusiera el bolso para recordarnos también otro momento de la historia lamentable de nuestro país, pero es exactamente lo mismo, pongamos que hay un bolso transparente ocupando el sitio del señor Sánchez».

Arrimadas ha acusado al Gobierno de “borrarse” de la gestión de la pandemia y limitarse a ser “un dispensador de estados de alarma”. «La segunda ola ha arrasado ya a España, no estamos en condición de contenerla o prevenirla sino de atajar sus efectos”, ha defendido. Ha criticado la opción que propone el PP ya que, a su juicio, con una legislación ordinaria Sánchez no tendría que acudir «ni una sola vez» al Congreso.

Aitor Esteban (PNV) ha defendido por su parte el ‘sí’ de su partido ante una prórroga necesaria, planteada por el Gobierno frente al «pimpampum» de la oposición. «Necesitamos un marco estable para tomar medidas y eso es lo que hace el estado de alarma», ha defendido, precisando después que no significa que la prórroga vaya a durar necesariamente seis meses, por lo que ha criticado el «sinsentido» de los argumentos de algunos partidos: «De España encarcelada, nada. Y menos si luego se loan medidas tomadas por otros países que han vuelto ya al confinamiento».

El resto de partidos minoritarios también ha defendido sus posturas respecto a la moción. Muy crítica también con la ausencia de Sánchez ha sido la portavoz de JxCat, Laura Borràs, para quien Illa ha sido este jueves el «sparring» de un presidente a quien le importa tanto el estado de alarma que «lo mira desde la barrera y se va».

A las críticas por la no comparecencia de Sánchez se han unido Íñigo Errejón (Más País) y Sergio Ayas (Navarra Suma), quien ha acusado al presidente de «cobardía». Isidro Martínez Oblanca (Foro Asturias) ha bromeado diciendo que Sánchez debe estar celebrando el 29 de octubre, festividad de San Narciso.

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.