Se aplaza la decisión de implantar el toque de queda por falta de consenso

Madrid se niega a ser ella la que solicite un estado de alarma que tanto ha denostado y que desde que se decretó ha pedido levantar día a día. Además, se niega a que esa prohibición de circular por la noche comience a las 22 o 23 horas. Su apuesta es que sea a medianoche con el fin de no dañar más a la hostelería.

DESDE MONCLOA. La ministra de Política Territorial Carolina Darias, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, centro, y el doctor Fernando Simón, ayer en la rueda de prensa. Foto: Enrique Naranjo
  • Pese a la posición favorable de varias comunidades, la medida queda pendiente de un informe jurídico.

El plan de alertas presentado por el Ministerio de Sanidad a las comunidades con las medidas a adoptar en función del nivel de riesgo de cada territorio cuenta con el apoyo de la mayoría de las comunidades. Todos votaron ayer a favor, excepto Madrid y País Vasco, que se han abstenido. Pero no así el toque de queda (restricción de la movilidad durante la noche), pese a que una buena parte de las autonomías están de acuerdo. Madrid, País Vasco y Catalunya se muestran reticentes a esta figura porque implica la necesidad de tener que pedir al Gobierno de Sánchez el estado de alarma. Y ninguna de estas tres comunidades quiere hacerlo.

Reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), en Madrid.
MINISTERIO DE SANIDAD

Madrid se niega a ser ella la que solicite un estado de alarma que tanto ha denostado y que desde que se decretó ha pedido levantar día a día. Además, se niega a que esa prohibición de circular por la noche comience a las 22 o 23 horas. Su apuesta es que sea a medianoche con el fin de no dañar más a la hostelería. Catalunya y Euskadi se muestran contrarios al toque de queda como concepto y, menos aún, que deban ser ellas las que lo pidan al Gobierno. Defienden poder hacerlo cómo y cuándo quieran sin tener que acudir al Ejecutivo de Sánchez.

Ante estas diferencias, el Gobierno ha decidido aplazar a una próxima reunión la decisión sobre el toque de queda, mientras que el plan sigue adelante tras su aprobación ayer. Sanidad aplaza la adopción del toque de queda nocturno, a la espera de que los servicios jurídicos expliquen qué fórmula se puede adoptar que eluda ese estado de alarma. Castilla y León ya ha solicitado por escrito el toque de queda. Illa no aclaró si se decre­tará el estado de alarma de manera inmediata.

Pero la realidad tal y como explicaron en rueda de prensa el ministro Illa y el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias, Fernando Simón, la evolución de la pandemia es “muy preocupante”. Hay transmisión comunitaria en muchas comunidades y los contagios y muertes no cesan de crecer. Ayer, 20.986 nuevos casos y 155 fallecidos.

Cuatro niveles de riesgo

El plan presentado por los ministros Salvador Illa y Carolina Darias (Política Territorial y Función Pública) contempla cuatro niveles de riesgo, siendo el 4 el extremo, que incluye, además de todas las restricciones recogidas en los niveles anteriores, las medidas excepcionales que apuntan a limitación de movilidad y, si es necesario, el estado de alarma. Simón aclaró que el plan es de aplicación tanto en territorios determinados (incluidas las zonas básicas tal y como exige Madrid y que posiblemente aplique hoy) o en toda la comunidad.

Se considera situación extrema cuando se superan dos de los seis indicadores relativos a la situación epidemiológica: incidencia acumulada en 14 días de 250 casos por 100.000 habitantes (150 en el caso de los mayores de 65 años) e incidencia acumulada de casos diagnosticados en 7 días de 125 (75 en población mayor de 65). También cuando la positividad de las pruebas supere el 15% y la trazabilidad de los casos sea igual o superior al 15%. A estos indicadores se suman dos relativos a los servicios sanitarios: si se supera la ocupación de camas en la uci para la Covid del 25% y de las de planta, un 15%.

No es preciso tener todos estos indicadores. Se alcanza el nivel extremo, por ejemplo, cuando dos indicadores correspondientes a la situación epidemiológica y uno de la asistencial están en nivel extremo y el resto de indicadores en un nivel inferior.

Las comunidades autónomas, en coordinación con el Ministerio, revisarán de manera periódica la evolución de los indicadores para valorar si mantienen o modifican el nivel de alerta. De forma general, se recomendará incrementar el nivel de alerta cuando tras considerar que la información está suficientemente consolidada se cumplan las condiciones definidas. Para considerar la reducción del nivel de alerta será necesario que los indicadores permanezcan en un nivel de riesgo inferior durante un tiempo mínimo de 14 días

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook

1 Comentario

  1. Seguimos jugando hoy si mañana no que si la comunidad,que si el gobierno nacional tenéis loca a la población y sigen muriendo gente,falta de sanitarios,falta de tes no tenéis vergüenza entre la comunidad y el gobierno nacional se estáis riendo

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.