Ayuso retrocede con el toque de queda y lo reconvierte en un «cierre de actividades nocturnas»

La presidenta ha comparecido junto al vicepresidente Aguado tras el Consejo de Gobierno, en una fórmula inédita, pero no ha aclarado si pedirá formalmente al Gobierno central el toque de queda. Asegura que la prioridad de su Gobierno es la economía: "Lo más importante es que no sufra más".

Foto de Pedro Enruque Andarelli
  • «Para nosotros lo más importante es que la economía no sufra más», ha declarado.

 

En una comparecencia conjunta, hecho que nunca había ocurrido en las ruedas de prensa semanales del Consejo de Gobierno regional, la presidenta Ayuso y el vicepresidente Aguado no han aclarado si pedirán al Ejecutivo de Sánchez que decrete un toque de queda.

Ayuso ha afirmado que publicarán una nueva orden el viernes y que esta entrará en vigor el mismo sábado, también ha sugerido lo que llama una «restricción de actividad por horas»; pero se ha resistido a confirmar que vaya a ser así y a ha evitado en todo momento la expresión «toque de queda». La prioridad del Gobierno madrileño es la economía, dice la presidenta.

«Cerrar es muy fácil, pero luego abrir es muy difícil», ha señalado la presidenta de la Comunidad en una intervención en la que ha insistido en varias ocasiones en la necesidad de que las medidas contra el coronavirus deben encajar con la variable económica. Se ha referido a medidas «más sensatas, equilibradas y liberales», que «no restrinjan las libertades», ha indicado.

Según la presidenta es preciso «ir al foco de los contagios, a las actividades donde se están produciendo, que suelen ser lugares donde no se genera ningún valor económico» y ha citado varias veces las fiestas privadas. De hecho, ha apuntado, «un exceso en el cierre de la hostelería llevaría el consumo a los domicilios» y podría provocar el efecto contrario al buscado.

En la mañana de este miércoles, el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, se refería a que la orden que dictará la comunidad tratará de recuperar la idea de las zonas básicas de salud. Esa defensa de las zonas básicas de salud es un punto coincidente entre ambos, pero Ayuso se desmarca de los términos de «toque de queda» y recalca en su lugar que el sector público no debe «arremeter» más contra el privado.

«Nos gustaría que estas decisiones se tomaran dialogando con el Ministerio de Sanidad», ha señalado, aunque no ha concretado nada al respecto. «Ahora mismo la situación en Madrid está contenida, ha dicho.

El vicepresidente Aguado también ha señalado a los jóvenes como el grupo poblacional con alto índice de contagios en la segunda ola de la epidemia y ha advertido de los peligros de la proliferación de fiestas privadas. Sin embargo, su principal mensaje se ha dirigido al Gobierno central, al que pide certidumbre. «No son las comunidades autónomas las que tienen que proponer, tiene que ser el Gobierno de España el que nos diga cómo proceder». Cree Aguado que sin un marco estipulado por el Ejecutivo de Sánchez no es posible poner en marcha medidas concretas en cada comunidad. «Debe ser el Gobierno de España el que marque una estrategia nacional sobre cómo combatir esta pandemia», ha afirmado.

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.