Calienta tu casa de forma económica

Hoy queremos traerte una serie de consejos que, junto a algunos artículos que vamos a indicarte, te ayudarán a mantener el calor de tu hogar. Además, podrás reducir la factura eléctrica a final de mes, que cada año es un repunte importante durante los meses de invierno.

  • El aislamiento de una casa es el punto de partida clave para cualquier invierno, y más en zonas de interior.

Así, conseguiremos que el calor no se escape y usar menos los calefactores para ahorrar, además de reducir nuestra contaminación. Usar, por ejemplo, diferentes elementos textiles (cojines, alfombras, mantas…) en varios lugares de la casa harán un ambiente más cálido y acogedor.

Ahora te daremos algunas ideas para llevar a tu hogar. Recuerda que, según el tipo de vivienda, algunos de estos materiales funcionarán mejor que otros. Las dimensiones también importan, ya que repercutirá en los costes, y aunque no siempre nuevo significa mejor, recomendamos acceder a financiación si es necesario, pero siempre comprar materiales nuevos y de la mayor calidad posible.

Aislantes

  • Aislante para vidrios

Gran parte de las viviendas actuales cuentan con dobles ventanas o cristales dobles que previenen del frío y del ruido, pero otra parte del parque inmobiliario más antiguo se encuentra desprotegido. Si es el caso de tu casa, existen unas películas aislantes que se fijan en todo el cristal, cubriéndolo por completo, pero sin perder luminosidad.

  • Caucho para ventanas

Las juntas y bordes de nuestras ventanas deben ser las primeras cosas que revisemos para tener una vivienda bien aislada. Por esos huecos puede entrar mucho frío y utilizar un buen material es el mejor remedio. Cubrimos bien todo el exterior de nuestra ventana con estas juntas y tendremos unas ventanas reforzadas durante varios años.

  • Burletes

Según cómo sea la puerta de tu casa, por debajo también puede colarse algo de frío. Para estos casos, un burlete será tu mejor aliado, ya que reducen el gran medida el paso del aire. Los hay fijos a la puerta, sueltos, de poliéster, de goma, de un color o de otro… Las opciones son casi infinitas, y te ayudarán a mantener la habitación caliente.

  • Panel reflector para radiadores

Puede parecer un truco sencillo, pero te ayudará a ser mucho más eficiente a la hora de encender tu radiador de pared. Muchas veces el calor de estos aparatos, al estar pegados a la pared, se desperdicia por uno de sus lados. Existen estos paneles que reflejan el calor hacia el lado que nos interesa, disminuyendo así el tiempo que tiene que estar encendido. Suelen estar compuestos por capas de aluminio y polietileno, son ignífugos y se ocultan bien tras el radiador.

Textiles

  • Cortinas y estores

Uno de los trucos más obvios es mantener las cortinas y estores abiertos durante el día, especialmente cuando pega el sol de lleno en nuestra casa. Lo que es aún más importante es que, al caer la tarde, hay que cerrarlos para conservar esos grados de más. Si nuestras cortinas son de telas gruesas y colores cálidos, todavía nos darán un extra de aislante y sensación de calidez.

  • Cortinas térmicas

No son como las cortinas habituales, sino que las debemos utilizar en las habitaciones que no reciben luz directa. Son muy efectivas y conservan bien el calor que haya en el interior, además también son útiles para el ruido. Son de poliéster y se lavan perfectamente a máquina.

  • Alfombra de tuft de lana

Especialmente si vives en un bajo, el suelo es uno de los escapes principales de calor. Para prevenir esta humedad constante, es importante colocar alfombras de materiales gruesos como la lana. Cuando la calefacción esté apagada, será tu mejor aliado para combatir el frío.

  • Edredón nórdico

A la hora de dormir es imprescindible mantener una buena temperatura, ya que no descansaremos bien si pasamos frío. Por ello te recomendamos que utilices un edredón nórdico de unos 500 gramos por metro cuadrado, con el que pasarás noches más cálidas. Si a esto le sumas unas sábanas de coralina o franela, tendrás unos magníficos sueños.

  • Mantas de microfibra

Otra de las opciones que te proponemos es poner mantas tanto en sofás como en las camas, que te harán olvidarte del frío sin necesidad de usar la calefacción. La microfibra no solo es cálida, también es muy suave y agradable; aunque también puedes escoger la opción de lana.

Esperamos que todas estas recomendaciones te ayuden a utilizar menos el calefactor y puedas ahorrar tanto en la factura como en tu contribución al carbono a la atm

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.