Illa avisa a Ayuso que “con la salud pública no se juega” e insiste en el estado de alarma en Madrid

La tensión entre el Gobierno central y la Comunidad de Madrid ha transformado la forma en la que el Ministerio de Sanidad informa sobre la pandemia del coronavirus. Las habituales comparecencias en las que el director de emergencias, Fernando Simón, repasaba los últimos datos con su discurso pausado y divulgativo se han convertido ahora en una jugada más de la partida —o guerra— abierta entre ambas Administraciones.

12 de Octubre en Alcalá de Henares. Foto de Pedro Enrique Andarelli
  • El Gobierno central se ha comprometido con Madrid a no prorrogar el estado de alarma, mientras la Comunidad redactará una orden sanitaria que sustituya a la de Sanidad.

 

El ministro Salvador Illa (PSOE) ha aprovechado la de este martes —que ha sustituido a la que debía haberse hecho ayer lunes, festivo en toda España— para contestar a la rueda de prensa que acababan de celebrar la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, y el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida.

“Con la salud pública no se juega. No queremos a personas en la UCI”, ha resumido Illa frente a las acusaciones de los dirigentes populares, que han acusado al Gobierno central de castigar por motivos políticos a la capital de España y han solicitado el levantamiento del estado de alarma al considerar que los indicadores de la Comunidad, que hoy han bajado de 500 casos por 100.000 habitantes, ya no cumplen los criterios fijados la semana pasada por Sanidad.

“Hay que actuar en clave sanitaria”, ha insistido el ministro, que ha dejado claro que en su opinión —y en contra de la de los responsables de Madrid— bajar de 500 casos por 100.000 habitantes no es ni mucho menos una buena situación. “Hay que tomar medidas a partir de 60 casos”, ha querido ilustrar Illa, que además ha dejado claro que por encima de 250 casos la situación es muy delicada.

El borrador del acuerdo presentado por Sanidad en el fallido Consejo Interterritorial de la pasada semana apuntaba sobre estas cifras: “Una tasa de incidencia por encima de los 250 casos por 100.000 habitantes puede considerarse un indicador de alto riesgo de transmisión descontrolada en el territorio afectado”.

Fernando Simón, por su parte, ha recordado que los valores con los que la semana pasada se trató de alcanzar un acuerdo con todas las comunidades para fijar restricciones más severas —incidencia superior a 500 casos, positividad del 10% y un 35% de las camas de UCI ocupadas por pacientes covid— fueron fijados “ante una situación excepcional” y que en realidad los deseables y “habituales están muy por debajo”.

Illa ha lanzado además una velada acusación contra la Comunidad de Madrid a cuenta de las PCR realizadas en esta región al destacar que han descendido un 40%. “Esto me preocupa”, ha dicho el ministro, tras dar a entender que la introducción de las pruebas de antígenos —que también diagnostican casos positivos— podría no justificar todo este descenso. El resultado de realizar menos pruebas PCR es diagnosticar menos casos y, por tanto, un descenso en la incidencia.

El ministro también ha puesto sobre la mesa los datos de movilidad logrados este puente con el estado de alarma. De la Comunidad de Madrid han salido 269.000 vehículos, un 46% menos que hace un año. Por tren, la caída ha sido del 78% —de 102.000 a 24.700 viajeros— y por avión, del 83% —de 177.000 a 29.000—.

Por lo demás, los datos hechos públicos este martes por el Ministerio de Sanidad tampoco aportan muchas claves para valorar la evolución de la pandemia, más allá de cierta estabilización en muchos indicadores que probablemente se deba a los festivos del puente.

Los nuevos diagnósticos notificados en las últimas 24 horas ascienden a 7.118 y los fallecidos a 80, cifras sensiblemente menores a las de los últimos días. La incidencia acumulada en los últimos 14 días asciende a 263 casos por 100.000 habitantes, los ingresos en la UCI en la última semana han sido 164 y los fallecidos en ese mismo plazo de tiempo 406. Los tres indicadores no presentan grandes cambios respecto a los últimos días.

“Siguen siendo unas incidencias muy elevadas”, ha destacado el director de emergencias de Sanidad, Fernando Simón, que ha añadido que, pese a ello, “hay una gran variabilidad entre comunidades”, en línea con lo que ha reiterado en sus últimas comparecencias.

La situación ha empeorado en algunas de las que mejores indicadores presentaban hasta ahora, como Asturias, mientras Madrid ya lleva una semana con descensos en los ingresos hospitalarios y la incidencia acumulada. Navarra es ahora la comunidad con una mayor incidencia (756 casos), mientras Canarias y la Comunidad Valenciana son las únicas que se mantienen por debajo de 100.

Los indicadores que sí presentan ligeros empeoramientos de la situación son el de la positividad, cuya media nacional ha subido en los siete días anteriores del 10% al 11%, y el del total de camas del Sistema Nacional de Salud ocupadas por enfermos de coronavirus, que ha saltado del 8,3% del total al 9,8% (algo más de 11.000 pacientes). Las plazas de la UCI ocupadas en el conjunto de España, 1.595 ingresados, también ha crecido en las últimas horas, aunque de forma más suave (del 18,2% al 18,8%).

Vuelta al sistema de zonas básicas

Tras la rueda de prensa de la presidenta de la Comunidad de Madrid y la posterior del ministro de Sanidad, ambas administraciones se vieron las caras en una reunión. Fuentes conocedoras del encuentro aseguran que el Gobierno central se ha comprometido a no solicitar la convalidación del estado de alarma y que por lo tanto decaerá en los 15 días desde su entrada en vigor. Por su parte el Gobierno de la Comunidad de Madrid se compromete a redactar una orden sanitaria que sustituya al estado de alarma, informa Manuel Viejo.

La Consejería de Sanidad asegura que han “vuelto a defender” el sistema de zonas básicas: “En 24 horas podemos sacar una orden para volver a ese sistema que funciona en lugar de confinar por municipios, que además aumenta la movilidad de esas zonas con más incidencia. El Ministerio mantiene el estado de alarma por motivos políticos”, apunta un portavoz de la consejería.

 

La norma aprobada por el Ministerio de Sanidad afectaba a 10 municipios de la Comunidad de Madrid con más de 100.000 habitantes y una incidencia acumulada de 500 casos. Los datos, según la Comunidad, indican que son ya nueve de los 10 municipios los que se sitúan por debajo de esta ratio, al disminuir la incidencia acumulada. Son Alcalá de Henares (312), Torrejón de Ardoz (362), Móstoles (379), Leganés (400), Alcobendas (402), Alcorcón (411), Fuenlabrada (457), Madrid (460), y Getafe (461), según el último boletín epidemiológico, publicado este martes.

“El único que se sitúa por encima de los 500 casos por 100.000 habitantes es Parla, con una incidencia acumulada de 657”, dice un portavoz de la Consejería. También afirman que siete municipios se sitúan por “debajo de 500 casos en los últimos 5 días: Alcalá de Henares, Alcobendas, Alcorcón, Leganés, Móstoles y Torrejón”. Y Madrid capital, añaden, “mañana será el quinto día consecutivo con una incidencia acumulada por debajo de 500 casos por 100.000 habitantes. De igual modo, se sitúan por debajo de este parámetro de los 500 casos 16 de los 21 distritos de Madrid Capital”.

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook

1 Comentario

  1. Señor Ministro Illa,por llamarle señor su presidente y compañeros Equipo de Gobierno ya ya jugo con la salud de los Españoles y mira la que ha armado cuando desde el Mes de Enero sabían lo que se avecinaba,que todo era poner el estado de alarma después de la manifestación 8 M que se las señoritas sabían como estaba la cosa ya iban con guantes de látex y preparadas y encima lo cogieron,no venga ahora con mentiras como su jefe.

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.