Vivir en una casa de madera, una opción cada vez más habitual

 Una casa prefabricada es una casa que en su construcción de fábrica aparte en una serie de piezas que luego se trasladan al terreno donde se va a edificar. En ocasiones, el de tipo modular, incluso  ya pueden ir ensamblados desde la fábrica a su terreno. Es como un gran puzle, haciendo así ahorrar tiempo, dinero, operarios...

Con este tipo de casas, el sistema de construcción permite que la obra esté terminada en uno o dos meses
  • Antes de nada hagamos un breve resumen sobre qué queremos decir cuando hablamos de este tipo de viviendas.

La demanda de viviendas industrializadas se ha triplicado en los últimos años en nuestro país. Las casas prefabricadas son como las viviendas tradicionales. La temática de la arquitectura prefabricada y en concreto, las casas prefabricadas, están en constante actualización, diseño e incorporación de nuevas capacidades ante novedades tecnológicas.

Una casa prefabricada es una casa que en su construcción de fábrica aparte en una serie de piezas que luego se trasladan al terreno donde se va a edificar. En ocasiones, el de tipo modular, incluso  ya pueden ir ensamblados desde la fábrica a su terreno. Es como un gran puzle, haciendo así ahorrar tiempo, dinero, operarios…

Estamos ante una respuesta constructiva por la demanda del mercado ante el nuevo concepto de arquitectura que exige viviendas con precios más bajos o competitivos, mejores acabados y diseño, calidad constructiva, plazos de ejecución reducido, edificaciones más eficientes con factores de ahorro energético altos, seguridad y, sobre todo, impacto ambiental de las construcciones y sostenibilidad.

La casa prefabricada moderna puede ser la opción acertada en muchos casos. Hay que destacar en que los tipos de casas prefabricadas que podemos encontrar en el mercado han tenido un exhaustivo en su comportamiento energético y bioclimático. Una ventaja que posibilita un ahorro en el gasto de energía importante.

Tras la crisis del COVID-19, la industrialización y las viviendas prefabricadas son cada vez una opción más demandada por sus prestaciones y por su precio. ¿Se puede instalar en cualquier parcela?, ¿es necesaria una licencia para vivir en ella? O ¿dónde se debe acudir para gestionar los permisos? Son las preguntas más frecuentes antes de realizar esta inversión.

En el año 2017, en España no existía una regulación específica sobre las obligaciones, permisos o tributos de casas prefabricadas en general. Ahora, la situación legal ha cambiado y es raro encontrar algún municipio que no cuente con una regulación específica en este sentido. Por este motivo es importante consultar la regulación de cada localidad antes de comprar este tipo de vivienda.

En este caso, las casas prefabricadas de madera son una de las mejores opciones a la hora de invertir ya que están pensadas para facilitar un montaje sencillo y son la opción ideal si lo que estás buscando es una solución habitacional rápida y funcional, tanto si está destinada a ser tu vivienda principal como si te propones crear un nuevo espacio de vivienda alternativo. Además, la fabricación en serie de los componentes hace que las casas prefabricadas sean más asequibles y también las más sencillas de construir.

Son ahora las casas prefabricadas de madera las que están ganando terreno en un mercado que demanda nuevos tipos de vivienda sostenibles y eficientes, pero a la vez con precios más asequibles y adaptados a cualquier bolsillo. Las casas prefabricadas de madera podrían ser catalogadas de ‘reinas de las casas prefabricadas’. Y esto es debido a dos sencillas y poderosas razones: su facilidad constructiva, que las hacen baratas y asequibles, y a su auge debido a la unión con la naturaleza y posibilidades ecológicas.

Una casa prefabricada de madera parte de que su material constructivo (o gran parte del mismo) sería madera. No nos referimos exclusivamente a las posibilidades de diseño, decoración, tipos de madera o equipamiento, que ya de por sí posee cualquier casa prefabricada de madera, sino también a que podemos elegir una casa de tipo modular e incluso móvil. Es decir: una casa prefabricada de madera no es estática en un terreno sino que puede ser desplazada a nuestra conveniencia.

Su velocidad de edificación posibilita un número de días constructivos mínimos, que se traduce en menos obreros, menos uso de energía o combustible y menos agresividad al terreno.

Este tipo de vivienda son ecológicamente responsables. No solo es un material natural que casa al cien por cien en cualquier enclave sino que gracias a sus añadidos (placas solares, energía limpia, aislamientos térmicos y acústicos que te harán ahorrar climatización), es mínimamente agresivo con la naturaleza.

Si además añades electrodomésticos de eficiencia energética, eso se traduce de nuevo en ahorro y cuidado del medioambiente. La flexibilidad que poseen este tipo de vivienda de madera posibilita su rápida ampliación, por lo que en cualquier momento, tanto si se ha quedado desfasada, estropeada o necesitas más espacio porque tus condiciones de vida han cambiado, gracias a la ligereza del material y las posibilidades de este sistema constructivo, podrás hacerlo sin problemas.

De igual manera, ha quedado explicado por algunos especialistas que, tomado a tiempo, y a diferencia del hormigón, que puede llegar a quebrarse por altísimas temperaturas, este tipo de viviendas son seguras, en muchos casos hasta más que las tradicionales. El uso de nuevas tecnologías de energía limpia que hacen que la instalación eléctrica o el uso de combustibles/calefacciones sea menos intenso asegura, además, menos posibilidad de accidentes.

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.