La educación en Madrid, en huelga por los «incumplimientos» en seguridad sanitaria

 La presidenta de la región, Isabel Díaz Ayuso, había pedido que se desconvocara al presentar un plan que contenía muchas de las reivindicaciones del profesorado para una vuelta segura a las aulas. Sin embargo, los sindicatos consideran que las medidas llegan “tarde” y  “una gran parte” de las mismas no se han cumplido.

Foto cedida por CCOO
  • La huelga de los profesores en la Comunidad de Madrid convocada por CCOO, UGT, CGT y STEM continúa hacia delante y se realizará los días 22 y 23 de septiembre.
  • Fotos cedidas por CCOO

“Queremos que en Madrid se garantice la educación y unos centros seguros”, indica Isabel Galvín, secretaria de Enseñanza de CCOO Madrid. “Todos los esfuerzos de los centros están centrados en sobrevivir, en el sentido más literal. Estamos muy orgullosos de cómo lo están haciendo los centros. Hay muchas situaciones de desesperación y angustia. Es un Gobierno que nos tiene absolutamente abandonados”, subraya.

El plan de vuelta de la Comunidad de Madrid a las aulas no se conoció hasta el 25 de agosto, después de que los sindicatos ya hubieran convocado la protesta. “A fecha de hoy consideramos que una buena parte de las medidas que anunció Díaz Ayuso no se han cumplido. A pesar de los grandísimos esfuerzos que se han hecho por parte de los equipos docentes, directivos y las familias para adaptarse a los protocolos higiénico-sanitarios, se están cerrando aulas y centros”, explica Teresa Jusdado, secretaria de Enseñanza de UGT. El Gobierno de la región “ha demostrado que hay una gran falta de planificación porque empezaron a trabajar cuando nosotros convocamos la huelga”, señala la sindicalista.

En ese sentido, la huelga es considerada “un éxito” para los sindicatos porque ha hecho “reaccionar” al Gobierno de Díaz Ayuso. Sin embargo, el seguimiento de la convocatoria por parte de los docentes será complicado porque los servicios mínimos establecidos son del 100% para los maestros de infantil y del 90 y 95% para el resto de niveles educativos. La medida ha sido recurrida por los cuatro sindicatos por no haberse visto “jamás” desde que se estableció la democracia en España. “En mi centro se da la paradoja de que casi necesitaríamos una persona más para cubrir los servicios mínimos. Es muy difícil que la huelga tenga los efectos que podría y debería tener”, indica Enrique Díaz Tenorio, delegado de CGT y parte del comité de huelga.

La contratación de profesores

En su plan de vuelta a las aulas, Díaz Ayuso anunció la contratación de 10.600 profesores y la inversión de 370 millones de euros. Los docentes se han ido incorporando a las aulas, lo cual se considera positivo. “Actualmente faltan entre 1.400 y 1.500 profesores en los centros”, indica Jusdado. “Lo más preocupante es que los nombramientos se están llevando a cabo sin fecha de finalización. No les dicen hasta cuando les van a mantener el contrato y con esto estamos en absoluto desacuerdo”. Otro paso positivo sería la realización de PCR a los docentes, aunque cuando alguno da positivo en covid-19, la sustitución se realiza con lentitud, según indica la sindicalista.

Por otro lado, los centros no siempre tienen la capacidad de mantener la ratio 15 alumnos por aula, tal y como estableció Ayuso, y algunos están teniendo hasta “26 y 28 alumnos” porque alegan que tienen en cuenta la distancia de seguridad entre los mismos. Los espacios en los que se tienen que ubicar los alumnos no siempre son los más adecuados o no tienen ventilación, como es el caso de los gimnasios habilitados como aulas. “En la Comunidad de Madrid llueve sobre mojado. Las carencias estructurales ya existían. Las bibliotecas y laboratorios que han costado esfuerzo ahora mismo funcionan como aulas”, explica Díaz Tenorio.

Otros de los fallos que están detectando son la falta de personal de Enfermería que prometió Ayuso – apenas llegan al medio millar, cuando el número de centros en Madrid es muy superior-. Por otro lado, el dinero en muchos casos todavía no ha llegado a los colegios para poder hacer adquisición de Equipos de Protección Individual (EPI) y muchos no disponen de presupuesto para poder adelantarlo. También acusan la falta de comunicación entre los coordinadores de covid-19 en los centros y Salud Pública, que a veces tarda días en responder y obliga a los centros a tomar sus propias decisiones cuando detectan algún caso de covid-19 positivo.

“El caos en la Sanidad lógicamente se transmite a la Educación”, explica Galvín. “Es fundamental que haya rapidez en las decisiones, donde no llega Sanidad están tomando decisiones los centros educativos”, protesta la secretaria general de Enseñanza de CCOO.

Pese a las dificultades, la huelga seguirá adelante. A pesar de los altos servicios mínimos y una situación de pandemia que limita las grandes movilizaciones, los cuatro sindicatos esperan que se escuchen sus demandas. “Hay un sentir mayoritario de acuerdo con los objetivos y las reivindicaciones de la huelga. Es necesario que haya unas jornadas de lucha para que se ponga en conocimiento cómo estamos”, manifiesta.

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook

1 Comentario

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.