Sobre la movilidad en bici: sinsentido común

"Tengo casi setenta años, vivo cerca del sanatorio Vallés y en ciudad utilizo una bicicleta plegable de ruedas de 20 pulgadas (como un juguete, pero muy útil). También tengo coche y moto, que todavía procuro no usar en ciudad. Y también tengo artrosis (que me dificulta andar)".

Foto de Pedro Enrique Andarelli
  • Remitido por Ciclista Urbano
Foto de Pedro Enrique Andarelli

El otro día volvía a casa en bicicleta desde los Cuatro Caños. Lo normal, con ese mínimo y sostenible vehículo, habría sido bajar por Libreros, Mayor e Imagen o por Libreros, Tinte y Santiago.

Pero no, ahora eso está prohibido y en su mayor parte alquilado para taberna.

Foto de Pedro Enrique Andarelli

Tuve que tomar la rotonda de San Isidro y bajar por Vía Complutense entre un nutrido tráfico de autobuses, camiones y demás vehículos que para nada respetan la LIMITACIÓN DE VELOCIDAD que allí rige. Bueno, allí señalizada aunque no rige ni se hace regir.

Tuve que bajar hasta la rotonda del parque O’Donnell para cambiar de sentido y entrar por Diego de Torres. Casi no lo cuento.

Como de costumbre, los coches que van hacia Madrid dan por supuesto que “todos vamos hacia Madrid” y muchos abandonan la rotonda “desde el carril interior” de la misma circulando en paralelo con el que llevan a la derecha como si no se tratara de una rotonda sino de una vía rectilínea con “un extraño arco” a recorrer hasta recuperar la recta. Y ESTO NO SE MULTA (que yo haya visto o me hayan contado).

Yo iba por el carril derecho en la bici, pero “no iba hacia Madrid”, sino hacia Diego de Torres, y me mantuve en el carril derecho (no tengo obligación de hacer otra cosa).
Pues bien, casi me atropella un iluminado “recortador” que se me cruzó desde el carril interior para abandonar la rotonda “hacia Madrid”. Y encima me dio un concierto de bocina.
Es decir, ni sabía que el infractor era él. Sólo vio una p. bici molestando.

Está claro que la próxima vez bajaré a casa por donde me dicta el sentido común en tanto no se controle la limitación de velocidad en Vía Complutense ni se corrija el uso antirreglamentario de las rotondas (abandonarlas desde el carril central, repito).

Tendré que bajar por la calle Santiago a contramano, cosa que debería permitirse a los ciclos como se hace en otras ciudades (ver señal) y TENDRÉ QUE INVADIR LA ACERA ocasionalmente cuando me vengan coches de frente. Será un mal menor comparado con resultar atropellado en Vía Complutense en las condiciones expuestas.

Es muy bonito llenar todo de rotondas y NO GOBERNAR LUEGO SU USO. Se convierte en un verdadero peligro. Para eso es preferible la exactitud y seguridad de los semáforos.

Mientras tanto, y hasta que “los que mandan” se vean capaces de controlar el uso de las rotondas, les SUGIERO que las dejen todas DE UN SOLO CARRIL cancelando el espacio sobrante con bandas blancas (creando zonas excluidas de tráfico).

Es un disparate no permitir el uso urbano regulado de la bici por todas las calles.
Y crea un verdadero peligro en las relatadas condiciones de tráfico que tenemos en Alcalá de Henares.

Imagínense esto mismo que me pasó, pero yendo en bici una familia para llevar los niños al colegio. Ya va siendo insoportable el disparate de no poder ir en bici por cualquier calle. Lo que tienen peatonalizado debería estar ciclopeatonalizado. Esto no se tiene.

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook

9 Comentarios

    • Santiago, acuso recibo de su despectiva burla (valga el pleonasmo).
      Me manda usted ir andando. Parece portavoz del gobierno local.

      Como dije al principio, tengo casi setenta años y artrosis. Lo que no sé es de cuál de las dos condiciones se burla usted más, o si de las dos por igual.
      Pese a todo, le deseo larga vida para alcanzar ambas en grado incluso superior al mío.

      Ciertamente “Alcalá es una ciudad preciosa” pero cuando tengo que desplazarme por su centro para resolver las cosas cotidianas (no soy turista, por “actual” desgracia soy residente), me importa poco la preciosidad de Alcalá, sino poder llegar al mercado, a Correos, al ambulatorio, al registro de Ayuntamiento, etc., sin que el dolor de cadera me haga parar cada cincuenta metros amén de asegurarme un empeoramiento puntual de la artrosis para los tres días siguientes (¡ya verá, ya!).

      Lo de Vía Complutense con su incontrolada velocidad en el carril derecho y lo de las rotondas, con ser un algo a mejorar (yo mismo sugerí dejar las rotondas en un solo carril), no deberían ni afectarme para resolver las cosas cotidianas citadas.
      Debería poder ir legalmente en bici por la CALZADA de cualquier calle, ya sea Mayor, Libreros, San Juan, Imagen, Carmen Calzado, Cervantes, Ramón y Cajal o la que fuese, con un carril bici o con unas simples normas de velocidad limitada y de distancia mínima al peatón.

      Y para llevar los niños al colegio (o a donde fuera), lo mismo. Ya digo, aunque los munícipes “se hicieran cargo” de gobernar la Vía Complutense de marras, debería ser irrelevante para solucionar las cosas que le digo, aunque sería una buena ayuda para otros trayectos.

      Le cuento: hoy me quiero hacer un pescado al horno. Si pudiera ir en bici al mercado municipal, esa seria la mejor opción. Pero no. Tendré que sacar el coche y hacer la compra en un hiper.

      Le cuento más: Antes recibía los paquetes de “A…” en una librería que hay cerca de la Magistral, al principio de Empecinado.
      Iba en bici por la calle San Juan. Ahora la han prohibido y ya no puedo ir, para mi incomodidad amén de la perdida de comisiones para la propietaria de dicha librería.

      Le sigo contando: Hace unos meses me hicieron una intervención maxilofacial en una clínica (con inicial V) cercana a los Cuatro Caños. Para volver pronto a casa, me llevé la bici. Inicié el regreso por Libreros (ya peatonalizada), y un agente de la Policía Local, muy amablemente, me hizo bajar de la bicicleta y continuar andando. Ni me molesté en explicarle el caso (entre otras cosas, porque con la anestesia aún no podía ni hablar).
      Pero, eso si, disfruté un montón de la belleza del suelo de la calle Libreros (con las tachuelas recién puestas -como mi mandíbula-) pues casi no podía ni levantar la vista con el dolor (dos implantes recién puestos).

      Me sentí rigurosamente decepcionado por el gobierno local (por evitar expresiones soeces). Entendí que no tienen autoridad moral para hacernos esto.

      Hasta pensé en el “papelón” que le toca hacer a un guardia que, aunque ve lo que ve, te tiene que hacer bajar de la bici posiblemente en contra de sus deseos personales.

      No me extraña que, así las leyes locales, tengan que hacer la vista gorda cuando ven a un trabajador repartiendo comida en bici con una gran mochila amarilla, ni que sea corriente ver a estas personas circular en bici por todo lo peatonalizado, ¿les van a hacer ir andando? Pues claro que no. Mi apoyo a los guardias.

      Lo malo de estas leyes excesivas es que crean inseguridad jurídica porque acaban dejando la exigencia del cumplimiento de las mismas “en manos del guardia”, que, además de crearle un conflicto moral, crean una duda al usuario al no saber si le van a amonestar un jueves por lo mismo que hizo el miércoles sin que le amonestaran. O viceversa. Se opone al Estado de Derecho.

      Y no me extiendo más, que tengo que sacar el coche e ir a comprar el pescado al hiper.

      Si quieren seguir leyendo un poco más sobre esto, pueden entrar en…
      https://www.alcalahoy.es/2020/09/04/alcala-de-henares-ya-tiene-un-servicio-de-alquiler-de-bicis-y-patinetes-electricos/?unapproved=8639&moderation-hash=e9f0440de05e49be7517edebc4304527#comment-8639

      Saludos y gracias por los apoyos de los demás comentarios.
      ¡Larga vida a Santiago! y gracias por “el pie” que me ha dado, aunque no debo ir andando.

      Me gustaría ver la “COEXISTENCIA CICLOPEATONAL para el centro de Alcalá de Henares” ofertada en el PROGRAMA ELECTORAL de algún partido local.

  1. Como ya expliqué, los malos usuarios de la bicicleta comprometen al resto de los ciclistas. Sin embargo el aprendizaje de las normas que competen a los ciclistas es la gran asignatura pendiente de los conductores. Un ciclista puede y debe circular en paralelo por su vía; no sólo le asiste la norma sino que es pura autodefensa. Y debe ir en ciudad por el centro del carril.
    Yo distingo entre las personas que se desplazan en bici por la ciudad para hacer compras o pequeños desplazamientos y que usan el carril bici y los ciclistas que pueden desarrollar la misma velocidad máxima que impera para todos los vehículos en la ciudad. Para estos últimos usar los carriles bici es opositar al accidente, porque muchos de ellos acaban en un salto perpendicular a la calzada o bien en determinadas épocas son una auténtica pista de patinaje; sin contar conque no toda la ciudad esta interconectada con carril bici. En todo caso, aunque yo no lo haría, no veo problema en atravesar un parque con la bici a una velocidad inferior a 10 km/h. El problema no es atravesar el parque, el problema es de educación y respeto.

  2. Han puesto bicis de alquiler que espero que triunfe y pareceremos mas una ciudad patrimonio. Si las condenan a tener que ir por via complutense por mucho ciclista pintarrajeado en el suelo con una señal de treinta que pongan me parece a mi que poco vuelo van a tener.

    Eso si, consuelo es, como en madrid, un accidente entre coche y bici en esos carriles la culpa pudiera ser del coche y no siempre la bici era la paganini de los daños como denunciaba perico delgado. Es mas barato que hacer carriles bici de verdad a lo copenhaguen. O bien jugarsela a que no aparezca el guardia y te denuncien en libreros (eso si, desde su coche patrulla).

    A mi me parece que circular por ciertas calles peatonales a marcha peatón no deberia ser punible tal como ocurre en ciudades con centros peatonales.

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.