IU apoya a los activistas imputados por protestar contra la LGTBfobia en Alcalá

Esta semana hemos recibido la noticia de que la organización de extrema derecha Abogados Cristianos ha interpuesto una querella contra siete de los activistas que protestaron en abril de 2019 contra la impartición de terapias para “curar la homosexualidad” organizadas desde el Obispado de Alcalá de Henares.

Foto de cantineoqueteveonews.es
  • Comunicado de Izquierda Unida en apoyo a los imputados por las protestas en Alcalá de Henares contra la LGTBfobia.
Foto remitida

Esta semana hemos recibido la noticia de que la organización de extrema derecha Abogados Cristianos ha interpuesto una querella contra siete de los activistas que protestaron en abril de 2019 contra la impartición de terapias para “curar la homosexualidad” organizadas desde el Obispado de Alcalá de Henares. Estas terapias son ilegales no solo por su evidente inconstitucionalidad, sino también por la propia legislación de la Comunidad de Madrid que prohíbe expresamente su realización.

Manifestantes acceden el interior de la catedral de Alcalá MARIO ESCRIBANO

Lejos de iniciarse una investigación contra la institución católica por delitos de odio y contra los derechos fundamentales del colectivo LGTB – que sufre en estas “terapias” irreparables daños psicológicos -, los activistas se enfrentan a delitos contra la libertad de conciencia y los sentimientos religiosos, así como a un delito de incitación al odio. Los compañeros se enfrentan a penas de prisión de 1 a 4 años.

Se trata de una acusación del todo indignante:

En primer lugar, porque criminaliza la protesta, un derecho fundamental, motor mismo de cualquier avance de derechos y libertades democráticas.

En segundo lugar, el delito de “ofensa a los sentimientos religiosos” es un tipo delictivo obsoleto (una sola condena en 25 años de vigencia) y que choca frontalmente contra derechos fundamentales básicos. Ejemplos recientes como los del actor Willy Toledo imputado por “cagarse en Dios” o los de la Procesión del Coño Insumiso, evidencian que estos procesos penales (que finalizaron con la absolución) se orquestan por determinadas organizaciones reaccionarias con el objetivo de vulnerar la libertad de expresión.

En tercer lugar, estas organizaciones de extrema derecha están haciendo un uso torticero del delito de odio; este tipo delictivo se creó para proteger a determinados colectivos desfavorecidos o con riesgos de discriminación social. El afirmar que el Obispo Reig Plá o la propia Iglesia Católica es un colectivo desfavorable al que proteger es un insulto a la inteligencia colectiva.

Estos activistas ejercieron su legítimo derecho a la protesta y a la libertad de expresión ante el constante ataque de estas organizaciones e instituciones reaccionarias que utilizan la religión como excusa para difundir discursos de odio. Defendieron el derecho a la libertad afectivo-sexual del conjunto del colectivo LGTB; libertad que se ve cuestionada de forma constante tanto por asociaciones de extrema derecha como Abogados Cristianos o Hazte Oír, como por el Obispado de nuestra ciudad (recordemos que Reig Plá es famoso, entre otras cosas, por celebrar misas con la bandera franquista presidiendo el púlpito).

Desde Izquierda Unida Alcalá de Henares pondremos todos nuestros esfuerzos para acompañar la lucha de todas las afectadas por la represión contra la protesta social. Desde las imputadas en el caso del Centro Social 13 Rosas, pasando por Nani de la Plataforma de Afectadas por la Hipoteca y ahora también estas activistas contra la LGTBfobia y el fascismo; podrán contar con nuestro trabajo y militancia.

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.