El Tribunal Supremo condena al Ayuntamiento de Alcalá de Henares por utilizar parados como mano de obra barata

En una reciente sentencia la Sala de lo Social de nuestro más alto tribunal, el Tribunal Supremo ha condenado al Ayuntamiento de Alcalá de Henares a pagar los trabajadores desempleados de larga duración contratado en el marco del Programa de Inserción Laboral del año 2015 para el salario de los peones del Ayuntamiento, por lo que deberá abonar en los próximos meses a cada trabajador 4.932 euros más los intereses correspondientes.

Foto remitida por el ayuntamiento / Archivo de AH
  • El abogado laboralista  Luis Suárez Machota, que ha defendido a los trabajadores, ha declarado  que es una gran victoria legal y una reprobación en toda regla al Ayuntamiento. 
Luis Suárez Machota.

El Ayuntamiento lo hizo bajo la cobertura de la Orden 7210/2013 de la Consejería de Empleo de la Comunidad de Madrid, que establecía subvenciones del Programa de Inserción Laboral para desempleados de larga duración que hubieran agotados la prestación por desempleo. A esas subvenciones se acogió el Ayuntamiento de Alcalá de Henares.

A los trabajadores el Ayuntamiento, por contrato, se les daba formación en oficio de limpieza urbana o jardinería según los casos, en la que se empleaba 25% de la jornada de cuarenta horas semanales y 75% de la jornada debían trabajar en tareas de limpieza urbana o jardinería. Unos trabajaron en la limpieza viaria, otros en parques y jardines. El Ayuntamiento les pago por ese 75% de la jornada por tiempo trabajo efectivo el 75% Salario Mínimo Interprofesional de entonces (930 euros brutos en el que iban incluidas la prorrata de dos pagas extras que comprende el salario mínimo interprofesional de 2015).

La contratación duraba 9 meses de trabajo y el objetivo era dar una formación profesional elemental que permita a estos parados de larga duración su reinserción laboral.

Pues bien, los trabajadores, al acabar su contrato, entendiendo que se les había pagado lo debido legalmente, bajo la dirección del abogado Luis Suárez Machota reclamaron ante el Juzgado de lo Social que se le pagara el salario del peón ordinario de limpieza y jardinería del Convenio Colectivo del Ayuntamiento, con el que había una diferencia mensual 548 euros mensuales, por el 75% de la jornada diaria.

El Juzgado de lo Social nº 27 de Madrid dictó sentencia denegándoselo a los trabajadores pues consideró que el pago del Ayuntamiento fue correcto, pues pagaba la parte del salario mínimo que recibía de la subvención de la Comunidad de Madrid.

Sin embargo, los trabajadores recurrieron al  Tribunal Superior de Justicia de Madrid y este en sentencia de 7-7-2017 dio la razón a los trabajadores y resolvió que había que pagarles el salario de un peón establecido en Convenio Colectivo.

El Ayuntamiento, recurrió en 2018 al Tribunal Supremo, amparándose en que otras sentencias del mismo Tribunal Superior de Justicia de Madrid que le habían dado la razón a su postura de pagar solo el salario mínimo interprofesional. Pues bien, el Tribunal Supremo en sentencia de 1-7-2020, notificada recientemente, establece la doctrina correcta: Se les debe abonar el Convenio Colectivo del Ayuntamiento y, por tanto, se les debe pagar el salario del peón ordinario del ayuntamiento establecido en Convenio.

En realidad, el debate jurídico trascendental que subyace es: ¿Un trabajador en formación o aprendizaje debe cobrar el salario de su categoría pactado o en convenio, o debido a ser contratos subvencionados para quien han agotado el desempleo (parados de larga duración en el marco de programas de empleo de las Comunidades Autónomas, con contratos pagados temporales subvencionados) basta pagarles el Salario Mínimo Interprofesional o hay que pagar según convenio?

El Tribunal Supremo dice que los demandantes prestaron servicios como operarios de limpieza, por lo que tienen derecho a la retribución correspondiente a la categoría profesional de peón en proporción al tiempo trabajado, aunque el Acuerdo sobre Condiciones de Trabajo del personal laboral del Ayuntamiento de Alcalá de Henares (2008-2011), que regula las condiciones laborales de los empleados de dicha corporación local, no prevé la retribución de los contratos de trabajo para la formación y el aprendizaje”

Ello significa que el Ayuntamiento de Alcalá deberá abonar en los próximos meses a cada trabajador 4.932 euros más los intereses correspondientes.

Al abogado laboralista que les ha defendido a los trabajadores, Luis Suárez Machota, que es una gran victoria legal y una reprobación en toda regla a los Ayuntamientos por la utilización de los parados como mano de obra barata y aclara que existen otros dos juicios pendientes contra el Ayuntamiento de Alcalá de Henares, que afectan a unos 30 trabajadores de los mismos programas de empleo, uno de 2015 y otro de 2018, en los que deberá aplicarse esta decisión del Tribunal Supremo lo que supondrá una victoria final de todos ellos tras una larga espera de más de 4 años.

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook