Reloj y retablo de El Encín: siglos de vida

El reloj de El Encín está incluido en el inventario de la casa relojera Canseco, comprado en 1892. Abandonado a su suerte durante años, sin uso, ha sido restaurado recientemente. Feliz noticia, albricias. Esperamos verlo de nuevo pronto en su lugar original, para regocijo de propios y extraños. Que no pierda El Encín esa parte de su patrimonio e historia.

  • Carta remitida por el Grupo de Defensa del Patrimonio Complutense

Muchos conoceremos, aunque sea de oídas, El Encín. Una fantástica finca de investigación agraria a las afueras de Alcalá de Henares. Antaño de propiedad estatal y hoy perteneciente a la Comunidad de Madrid, es una de las sedes del IMIDRA (Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario).

Sin embargo, quizá no tantas personas sepan que, en la Edad Media, este lugar fue un paraje con su propia identidad. En el siglo XIX Federico Luque lo compra y convierte en finca puntera, aplicando en su explotación los métodos más novedosos de la época. Luego, pasaría por diferentes propietarios y avatares.

Pero no termina ahí el interés de este antiguo poblado: su patrimonio histórico también es importante y, por desgracia, bastante desconocido. Entre las mejoras que introdujo, Federico Luque compró un reloj a la muy afamada Casa Canseco, que sería colocado en la plaza frente a la casa-palacio de El Encín.

Pongámonos en antecedentes. El leonés Antonio Canseco fue el relojero por excelencia del siglo XIX y parte del XX. Patentó un novedoso sistema; sus relojes para iglesias y ayuntamientos tenían un enorme prestigio, porque no necesitaban reparaciones. Tan lejos llegó su fama, que viajó a la misma Jerusalén para instalar un reloj en la iglesia del Santo Sepulcro. Los reparadores ambulantes de relojes intentaron atacar su fábrica, porque se quedaban sin trabajo debido a la excelente calidad de sus trabajos.

El reloj de El Encín está incluido en el inventario de la casa relojera Canseco, comprado en 1892. Abandonado a su suerte durante años, sin uso, ha sido restaurado recientemente. Feliz noticia, albricias. Esperamos verlo de nuevo pronto en su lugar original, para regocijo de propios y extraños. Que no pierda El Encín esa parte de su patrimonio e historia.

Pero aún hay más. Había en la capilla-iglesia un retablo del siglo XVII (exactamente, datado en 1687) representando ―como no podía ser menos habida cuenta del lugar― a San Isidro Labrador, patrón de los agricultores. Sin embargo, todavía espera su necesaria restauración.

La iglesia, reconstruida como todo el conjunto en época de Franco (años 50), para dar servicio a la colonia agraria, se encontraba abandonada y en muy mal estado. Hoy, felizmente restaurada, desacralizada, seguramente será dedicada a actividades culturales. Lo que se desconoce es el destino del retablo, si volverá a su lugar de origen. Esperamos que así sea y que no se pierda más patrimonio histórico y artístico en un lugar tan especial.

Aún hoy, muchas familias de Alcalá que vivieron y/o trabajaron en El Encín, recordarán con cierta nostalgia las bodas, bautizos, fiestas, etc., que se celebraron allí.
Es muy positivo y de agradecer que se recupere la iglesia, como espacio cultural o para el uso apropiado que decidan darle. Pero nos preguntarnos con una cierta preocupación qué será del reloj y del retablo, qué destino tendrán. Si se quedarán o si sufrirán el exilio, provocando una pérdida más de nuestro patrimonio.

¿El reloj y el retablo seguirán siendo patrimonio de El Encín y por tanto de Alcalá?

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.