Desahucio en Alcalá: Araceli se queda tras un segundo intento este lunes 24 de agosto

El Ivima volvió  a intentar desahuciar de urgencia a Araceli este lunes de su vivienda en el número 86 de la calle Nuñez de Guzmán en el Polígono Puerta de Madrid, donde convive con dos de sus sus hijos y una nieta de 12 años desde hace más de 40 años, a pesar de que el pasado 30 de julio, en un primer intento de ejecución del desahucio se consiguió un aplazamiento hasta el 7 septiembre.

Foto de Pedro Enrique Andarelli
  • Araceli López lleva viviendo en su casa 42 años, hace 13 años falleció su marido a cuyo nombre figuraba la vivienda.
  • Crónica gráfica de Pedro Enrique Andarelli

Hacia las 7 de la mañana La incertidumbre se palpaba en el ambiente y Araceli y su familia, no podían contener las lagrimas al pensar que podían quedarse en la calle.  Junto a ellos varios activistas de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, entre ellos la coordinadora local Nani Martínez aguardaban la llegado de los inspectores del Ivima, que no tardaron en presentarse  acompañados por un  fuerte dispostivo policial, hasta 14 agentes de la Policía Nacional, que rápidamente procedieron a situarse en el portal de la vivienda, desalojando a la decena de congregados como muestra  el video directo de nuestro colega periodista Gillermo Martínez.

Mientras tanto, en la vivienda del cuarto piso permanecían  los hijos de Araceli,  Paco e Isabel, enferma esta terminal que se ve obligada al uso de un respirador. Poco después,  en las cercanías enfrente del bloque el abogado de la familia Óscar Tejada, a quien en todo momento acompañaba el concejal de Unidas Podemos IU Davi Cobo, negociaba con los inspectores del Ivima un nuevo aplazamiento, al tiempo que la indignación vecinal y de los activistas iba en aumento a la par que la incertidumbre según iban pasando las horas. Pasadas las 9 de la mañana la Policía Local hacía acto de presencia al tiempo que los cerrajeros acudían hasta la vivienda avisados por si eran necesarios sus servicios.

En el entorno los inspectores del Ivima no paraban de evacuar consultas por teléfono con su dirección mientras el abogado presionaba con advertencias de ilegalidad. Para el Ivima Araceli es una ‘okupa’ a pesar de ser su vivienda de desde hace 42 años.

Araceli no sabe leer ni escribir por lo que intentó en varias ocasiones ponerse en contacto con IVIMA según afirma «yo quiero pagar el alquiler pero no he recibido ningún tipo de documento de impago y al intentar ponerme en contacto con el IVIMA, no me han hecho caso. Llevo 42 años aquí y quiero quedarme en mi casa».

El abogado de Araceli, Óscar Tejeda declaraba «lo que se ha hecho ha sido presentar una solicitud de regularidad para poder poner el piso a nombre de Araceli».

 

Finalmente, hacia las 10.45 horas este segundo intento de desahucio sería paralizado. Al recibir la noticia, todos los presentes lo volvieron a celebrar coreando el  «Sí se puede» , mientras se emplazaban a una nueva cita el próximo 7 de septiembre, esta vez con más tiempo para prepararla.

 

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.