Motivos para estudiar un Executive MBA presencial

¿La situación actual puede presentar una oportunidad para aprender y transformar nuestra actividad profesional? La respuesta a esta pregunta es afirmativa si tenemos en cuenta que a lo largo de la historia los períodos de incertidumbre crean una atmósfera que impulsan hacia la creatividad y búsqueda de nuevas formas de hacer las cosas.

  • Este es un mantra muy repetido en las escuelas de negocios y, especialmente, entre los graduados y estudiantes de un programa Executive MBA.

Teniendo en cuenta que la educación universitaria ya no es un factor que marque la diferencia en un curriculum vitae, la gente con inquietud de mejora sabe que para adaptarse con éxito a las nuevas circunstancias, el secreto está en la formación especializada. Esta comprensión hace que las aulas de los programas Executive MBA estén repletas de personas que quieren aprovechar las circunstancias adversas a nivel social, político y/o económico, para enfrentarse sin resistencia a los escenarios que surjan, tomar medidas exitosas y aprender durante un período de tiempo nuevas prácticas en áreas de su interés.

Formarse a través de un master se hace esencial en los tiempos que corren. Aunque las cifras de paro del pasado mes de julio no fueron del todo negativas, lo cierto es que en nuestro país sigue habiendo un elevadísimo número de parados. Es por ello que, conviene disponer de un CV y perfil académico idóneos para destacar entre el resto de candidatos a un puesto de trabajo determinado. Pero, también es fundamental, si eres empresario o directivo, disponer de nuevos enfoques que pueden marcar la diferencia entre sobrevivir o morir a nivel empresarial de cara a la próxima crisis económica.

En este proceso de búsqueda de mejora, además de la cualificación académica, es necesario adoptar un espíritu que impulse hacia el crecimiento profesional adquiriendo nuevas competencias de tipo directivas. Esto implica asumir nuevos retos hoy para superar los desafíos del mañana. Muchos de los profesionales trinunfadores hoy, son los que optaron por estudiar un MBA Executive presencial en Madrid en algún momento del pasado. Esta decisión, no sólo mejora notablemente el Currículum Vitae, sino que permite disfrutar de un futuro profesional pleno, con capacidad para adaptarse a los cambios y minimizar los aspectos negativos. Esto es aplicable tanto para aquellos que desean impulsar sus carreras profesionales como para los emprendedores o Directivos que aspiran conseguir el triunfo en la gestión eficaz de sus negocios.

A todo lo anteriormente señalado, hay que sumar una serie de aspectos muy positivos que obtienen los alumnos que deciden estudiar un Executive Master en Administración de Empresas. Veamos, a continución y de forma detallada algunos aspectos clave que adquieren una mayor relevancia en la actualidad.

Experiencias de lo más enriquecedoras

Si bien es cierto que actualmete estudiar un MBA a distancia es una opción a tener en cuenta por la pandemia, la formación presencial en este tipo de programas aumenta exponencialmente los resultados de aprendizaje y desarrollo profesional. Los centros educativos de formación executive han realizado un gran trabajo en cuanto a la toma de medidas para garantizar la seguridad sanitaria, estableciendo protocolos académicos, nuevas metodologías y recursos tecnológicos para que la educación presencial no suponga riesgos para los asistentes.

Estos apectos son cruciales para ofrecer a los alumnos una experiencia de aprendizaje excelente y garantizar la actividad académica a lo largo del año lectivo. Apostar por la formación presencial supone tener una experiencia de aprendizaje que suele cambiar la vida. Compartir conocimientos, prácticas y vivencias con compañeros al igual que con el profesorado, es altamente gratificante en todos los sentidos.

Profesorado

Basta con echarle un ojo a portales especializados como es el caso del Club MBA para darse cuenta de la destacada calidad del equipo docente que atesoran los mejores Masters en Administración de Empresas que se imparten año tras año en Madrid.

En el caso del Executive MBA que ofrece la Cámara de Comercio de la capital española, el elenco académico y empresarial es insuperable. La primera eminencia que destaca es José María Gay de Liébana. Con una visión habitualmente crítica de la economía suele ser conocido en medios televisivos bajo el apodo de economista indignado.

Ha asesorado a ingentes cantidades de instituciones, incluyendo su querido club de fútbol RCD Espanyol. Además, acostumbra a salir en TV para explicar bajo su punto de vista qué deberían hacer los países con tal de solucionar las adversidades monetarias.

A este especialista se suma otro muy conocido como Pedro J. Ramírez. El logroñés lleva años acumulando una dilatada trayectoria. De hecho, recientemente ha recibido la buena noticia de la rentabilidad que supone el periódico que dirige, El Español. Así pues, aporta su visión de cómo lograr que un negocio remonte hasta tales niveles.

La lista no termina aquí. Expertos de la talla de Manuel Pimentel e Isabel Aguilera también forman parte del claustro de profesores. Además de estos nombres tan conocidos y mediáticos, no podemos pasar por alto otros nombres de profesionales en activo en importantes empresas nacionales y multinacionales.

Aprender de profesionales con experiencia, conectados con el mundo empresarial de alto nivel, supone un valor para los alumnos que los preparará con una base sólida para ejercer con éxito su actividad laboral unido a vivir una experiencia personal y profesional muy enriquecedora.
Por este motivo no es de extrañar que los MBA que tiene lugar en Madrid cuenten cada año con muchos aspirantes que recurren a iniciar el proceso de admisión con el ánimo de ser seleccionados para iniciar el proceso de progreso profesional y personal futuro.

Networking

Precisamente la existencia de un proceso de selección a través del cual se valora exhaustivamente el perfil de cada uno de los aspirantes, es posible demostrar el valor que aporta estudiar un MBA. Gracias a este proceso se determina qué aspirantes cumplen con los requisitos para dar el paso para iniciar el estudio del master y ser miembro activo de grupos de trabajo en los que destaquen por su motivación, mentalidad abierta y ágil, y deseos de sacar el mayor beneficio que les conduzca al éxito. Entre otros aspectos considerados como motivadores que facilitan la decisión de estudiar un MBA, están la calidad del alumnado y la excelencia profesional de los profesores, que se traduce en la oportunidad ideal para promover el networking cualificado y efetivo.

El primer detalle que hemos mencionado, la experiencia enriquecedora que supone estudiar un MBA, está directamente relacionado con este factor. Durante un período de tiempo significativo como es un año lectivo, alumnos y profesores interactúan entre sí, fomentando el trabajo grupal, compartiendo experiencias y trabajando de forma intensa dentro y fuera del aula. Como consecuencia, se tejen unos lazos entre los participantes que duran toda la vida y abren muchas puertas para conectar con otras personas al igual que con antiguos alumnos.

El networking hace referencia a la creación de una red de contactos de profesionales diversos y de distintos sectores e industrias. Esta red beneficia a los estudiantes de múltiples formas que se resumen en contar con un apoyo profesional en el presente y futuro para iniciar, transformar o mejorar la carrera profesional.

Comunicación y calidad de aprendizaje

Es innegable que en los tiempos que corren ha adquirido una trascendencia especial la formación online. Varias ventajas dan pie a que muchos alumnos se decanten por esta alternativa, aunque la modalidad presencial continúa siendo la principal elección de quienes demandan un aprendizaje de calidad superior.

Y es que la comunicación que tiene lugar en un entorno físico es óptima a todos los niveles. El claustro de profesores se encarga de poner fin a cualquier duda, transmitiendo los conocimientos de una forma más efectiva al poder trasladar cada concepto tanto teórico como práctico con una precisión máxima y con interacción más dinámica.

Conviene destacar el hecho de que el programa de cualquier MBA abarca conceptos que pueden resultar un tanto complejos y más si se pretenden abarcar a distancia. Un futuro gerente o alto cargo tiene que ser capaz de dirigir un negocio dominando la gestión de las áreas funcionales de la empresa. Además debe poseer un estilo de pensamiento crítico, capacidad de análisis y capacidad de decisión para incursionar en nuevas formar de hacer negocios. Por tanto, estos aspectos sólo lo proprociona una enseñanza basada en el contacto e interacción constante con otras personas donde la comunicación es vital para aprender de variedad de perspectivas.

Por tanto, todo cambia al inscribirse en un Master en Administración de Empresas que se imparte in situ. El profesorado se encarga de explicar incluso los contenidos más complejos sin que ninguna duda se apodere posteriormente de los alumnos. Y, por otro lado, se produce una inmersión que impacta en el alumno contribuyendo a la evolución y desarrollo de un estilo de liderazgo efectivo.

Los habitantes de Alcalá de Henares tienen la suerte de tener a escasa distancia Madrid, una de las ciudades donde se imparten los mejores Executive MBA a nivel mundial según diversos rankings y que acoge alumnos de varias nacionalidades. Es por ello que muchas personas no dudan en embarcarse en la aventura de estudiar un EMBA para aprender a gestionar cualquier empresa para mirar el futuro con confianza, seguridad e ilusión.

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.