Un vehículo se estrella contra una farola en un aparatoso accidente en la calle Isabel de Guzmán

En esa misma rotonda hace dos años falleció una mujer atropellada a un metro escaso de donde se ha producido hoy dicho accidente. Los vecinos están indignados porque creen que las autoridades competentes no ponen remedio a esta situación ya que no hay instalados badenes o resaltes para que actúen como reductores de velocidad.

  • Alrededor de las doce horas de este miércoles tenía lugar un espectacular accidente en la calle Isabel de Guzmán en el Ensanche al chocar un vehículo contra una farola.

 

Según relatan testigos  presenciales a ALCALÁ HOY, “el coche venía derrapando, no ha contralado la trayectoria y, tras impactar con la mediana, se ha ido contra la farola del paso de peatones”.

  • Fotos remitidas por un vecino

Afortunadamente no se han tenido que lamentar víctimas mortales y los dos ocupantes han abandonado el vehículo siniestrado por su propio pié aunque algo aturdidos por el impacto. Al parecer y según testigos presenciales el vehículo entró a gran velocidad incluso derrapando.

Hasta allí se ha desplazado una dotación de la Policía Local, acompañada de la furgoneta de atestados. Además de los ocupantes del vehículo, los agentes han tomado los datos a varios testigos presenciales para esclarecer las causas del accidente.

En esa misma rotonda hace dos años falleció una mujer atropellada a un metro escaso de donde se ha producido hoy dicho accidente. Los vecinos están indignados porque creen que las autoridades competentes no ponen remedio a esta situación ya que no hay instalados badenes o resaltes para que actúen como reductores de velocidad y temen que este no sea el último accidente ya que el cruce no está adecuado para la circulación.

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook

3 Comentarios

  1. Lo curioso es que la avenida de la Alcarria y la de Miguel de Unamuno están plagadas de badenes que más parecen trincheras antitanque, de modo que si pasas con el coche a la velocidad permitida -30 km. por hora- te pega un bote y con un poco de suerte te raspará en los bajos.
    Vivo en la zona y paso frecuentemente por el lugar del accidente. Para empezar el diseño de la rotonda fue una chapuza, porque la salida al paso subterráneo quedó excéntrica de manera que en el sentido de entrada al túnel apenas hay curva, mientras que en el de salida la hay muy cerrada al no ser equivalentes las dos semicircunferencias.
    Esto hace que los cafres -por llamarles algo suave- tengan bastante fácil la tentación de coger recta la rotonda tal como ven hacer en las películas de persecuciones y mamporros tan populares hoy en día. A ello hay que sumar que la embocadura del túnel no está a 180 grados del eje de la avenida de la Alcarria sino que forma ángulo, por lo que este mal diseño facilita que si alguien coge la rotonda a toda velocidad se estampe contra el paso de peatones.
    Hace dos años murió una persona por culpa de un imprudente, y varias resultaron heridas. El Ayuntamiento hace poco colocó una valla que de poco ha servido, puesto que no puede tapar el paso de peatones y es justo allí el punto donde se estampan. Algo habrá que hacer para evitar que cojan la rotonda a toda velocidad, y supongo que los técnicos municipales tendrán suficientes conocimientos para hacerlo; pero así no se puede seguir.

  2. Si todos circulamos a la velocidad que hay que ir no pasarían estos accidentes, también si es verdad que esa rotonda está mal hecha pero no por ello se deberían de producir ese tipo de accidentes por que para ello ha tenido que ir como un loco. La irresponsabilidad de muchos al volantes provocan estos accidentes, los que no respetan las velocidades y los que van pegados sin dejar distancia de seguridad y sin olvidarnos como no! A los que toman las rotondas que se piensan que son Fernando Alonso. Bueno la buena noticia es que no ha habido ninguna desgracia.
    Ah! Y recordar que para salir de los rotondas se sale por el carril de la derecha y no desde el izquierdo al próximo le arrimo con el camión. 😉

  3. Tiene usted toda la razón, pero aunque de cada cien conductores haya nuventa y nueve sensatos, que los hay, basta con que el centésimo sea un salvaje para que la tengamos liada. Van ya dos accidentes en ese punto en menos de dos años, uno de ellos mortal, y aunque la culpa de ellos sea claramente de ambos conductores, a los que espero que les haya caído encima todo el peso de la ley puesto que se trató en ambos casos de conducción imprudente, por no decir algo peor, el problema está ahí y algo habrá que hacer para prevenir que no vuelva a repetirse en el futuro, porque por desgracia seguirá habiendo candidatos a conducir en plan salvaje.
    Por desgracia, como ya comenté en mi intervención anterior, el diseño de la rotonda fue un desastre, pero eso me temo que tiene difícil solución porque lo que está desplazado es el túnel. Así que, aunque me resultan terriblemente antipáticos, no veo más solución que poner un badén a la entrada de la rotonda, justo donde ahora está el paso de peatones. La verdad es que no entiendo que los pusieran en otros lugares de la avenida de la Alcarria y de la de Miguel de Unamuno aparentemente menos necesarios, y con una frecuencia exagerada, y no lo hayan hecho aquí; pero visto que con la valla no es suficiente, no sé por qué el Ayuntamiento no toma cartas en el asunto sin esperar a que ocurra otra desgracia.

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.