Carta abierta al alcalde de Alcalá tras sus declaraciones por el premio Atila 2020

Hemos conocido por diversos medios su reacción al saberse agraciado con el Premio Atila a la Peor Conducta Ambiental, que nuestra organización, Ecologistas en Acción, estrena en Alcalá en su persona. Y queremos comentar algunas cosas al respecto... "Los olores se siguen produciendo incluso años después de clausurado el vertedero. Seguro que a los vecinos de barrios como Nueva Alcalá le hacen mucha gracia sus bromas".

Pago de los Catalanes en la presa de Cayo
Pago de los Catalanes en la presa de Cayo / Foto de Ricardo Espinosa Ibeas
  • Remitida por Ecologistas en Acción.

Querido Alcalde:

Por una parte, en un alarde de modestia, usted considera injusto haber logrado este galardón, pero queremos tranquilizarle: sí, se lo merece, y vamos a recordarle algunos de sus méritos.

El alcalde de Alcalá, Javier Rodríguez Palacios, preside la Mancomunidad de Este con sede en Alcalá de Henares.

Residuos. Por promover, como alcalde y como presidente de la Mancomunidad del Este, una política continuista de la pésima gestión de los residuos, uno de los grandes problemas ambientales y de salud pública actuales

Urbanismo: Por su obstinación y responsabilidad en la aprobación de un nuevo Plan General de Ordenación Urbana por el que la ciudad crecerá físicamente a costa de la destrucción de una parte de la Zona de Especial Protección para las Aves, situada en el norte de la ciudad

Cambio climático. Por su falta de compromiso con el que probablemente es, junto a la pérdida de biodiversidad, el mayor desafío de la humanidad, que puntualmente se intenta salvar con iniciativas “verdes” vacías de efectividad y resultados objetivos.

Vigilancia ambiental. Por la reducción de plantilla que sufre la patrulla de medio ambiente de la policía local, imprescindible para la vigilancia y protección tanto de la naturaleza como de la creciente población que hace uso de los espacios naturales que rodean la ciudad.

Arbolado urbano: Por mantener prácticas prohibidas como las podas drásticas, o las talas, muchas de ellas injustificadas; así como el incumplimiento sistemático de la Ley de Protección del Arbolado Urbano

Caminos públicos. Por no contar con un inventario de los caminos públicos para garantizar su existencia presente y futura.

Vías pecuarias: Por la falta de atención y valoración hacia un patrimonio natural, histórico y cultural único en el mundo.

Parque de los cerros. Por poner en riesgo este valioso espacio natural por su promoción como escenario deportivo e ignorando el creciente uso público sin desarrollar una normativa de regulación ni una vigilancia suficiente para garantizar su protección.

Paisaje. Por no disponer de una ordenanza que proteja el paisaje más identitario de Alcalá de Henares, formado por el río Henares y el telón de fondo de sus cerros, permitiendo su destrucción al autorizar construcciones como la del almacén automatizado de LIDL, en las faldas del cerro del Viso.

Campo de golf. Por permitir que siga en funcionamiento el campo de golf situado en la finca de investigación agraria de El Encín, declarado ilegal por sentencia firme, al no anular las licencias municipales que hacen posible su continuidad.

Parques y zonas verdes. Por el estado de abandono y suciedad en el que se encuentran la mayoría de los parques y zonas verdes, que además sufren un creciente proceso de pavimentación y artificialización en un momento en el que debería de ser todo lo contrario.

Biodiversidad. Por olvidar el conocimiento y cuidado de la biodiversidad entre las prioridades municipales; por no cuidar y conservar la colonia de cernícalos primilla en la ciudad, una especie catalogada en peligro de extinción; por no apostar por la renaturalización de la ciudad.

Patrimonio Histórico. Por la pasividad política ante el abandono en el que permanece el patrimonio histórico vinculado al río Henares, especialmente los molinos.

Maquillaje verde. Por aprobar mociones y adhesiones a iniciativas que a menudo quedan en papel mojado, como la aprobada sobre biodiversidad en 2010.

Por otra parte, nos asombra su sentido del humor. Qué ingenio demuestra cuando dice que Ecologistas en Acción pretende que cada cual fermente la basura en su casa. Sabe usted bien que lo que nosotros proponemos es el compostaje de la materia orgánica, un proceso que, realizado correctamente, no provoca olores. No como la fermentación, que es lo que sucede en los vertederos al mezclar la materia orgánica con el resto de residuos. Los olores se siguen produciendo incluso años después de clausurado el vertedero. Seguro que a los vecinos de barrios como Nueva Alcalá le hacen mucha gracia sus bromas. La misma gracia que a la gente que vive cerca del vertedero de Valdemingómez y que van a disfrutar de todas las ventajas de recibir nuestra basura porque usted no ha querido desarrollar una estrategia de reducción de residuos y de gestión separada de la materia orgánica, base del modelo Residuo 0 que Ecologistas propone.

También es gracioso que venda como un gran avance el Plan General de urbanismo que quiere aprobar, solo o en compañía de otros. Este plan supone eliminar 2 millones de metros cuadrados de espacios naturales protegidos por la Unión Europea, la ZEPA, para crear a cambio, supuestamente, unos cientos de puestos de trabajo. Sigue usted apostando por el modelo de naves logísticas, que consumen mucho terreno y generan pocos empleos por m2 y de baja capacitación, e implican un trasiego incesante de camiones, con la bonita contaminación resultante. Cabe recordar que Alcalá ya se encuentra entre las ciudades españolas con peor calidad de aire debido al tráfico rodado.

En un momento en el que el debate es cómo lograr la relocalización económica para disminuir la necesidad de transporte y para disponer de recursos esenciales propios, empezando por la alimentación, en el que urge ir hacia una economía que no destruya el planeta y en el que tenemos el desafío de adaptar las ciudades al cambio climático, sin duda es un chiste que su proyecto de futuro para Alcalá sea destruir los espacios naturales más valiosos a cambio de naves y contaminación. Y que presuma de ello.

Eso sí, la mayor carcajada la provoca su afirmación de que el Ayuntamiento que preside ha dado importantes pasos hacia la sostenibilidad. Sabe usted bien, pues es un hombre bien formado e informado, que los científicos llevan años advirtiendo de que, debido a los gravísimos problemas ambientales como el cambio climático, la pérdida masiva de biodiversidad, el agotamiento de recursos energéticos y materiales, la destrucción de los ecosistemas, etc., es urgente un cambio profundo en nuestro sistema socioeconómico. Las ciudades tienen que disminuir su impacto en el medio ambiente y adoptar toda una serie de medidas drásticas si quieren afrontar con alguna garantía el cada vez más incierto futuro. Por tanto, presumir en el terreno medioambiental como hace usted es sin duda una provocación para hacernos reír, no puede decirlo en serio. Más aún cuando la pandemia que sufrimos nos está ilustrando de las gravísimas consecuencias de no actuar a tiempo.

Por último, tenemos que corregirle. No es cierto que Ecologistas en Acción actúe por motivos partidistas. La misma actitud crítica hacia las políticas municipales la hemos tenido con concejales y alcaldes que le han precedido, y la tendremos con los que le sucederán. No actuamos en función del color político del responsable de turno, tenemos la misma actitud de propuestas y de crítica hacia todos y todas. Esperamos que no se ponga celoso por ello. Al fin y al cabo, siempre será el I Premio Atila a la Peor Conducta Ambiental de Alcalá.

 

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook

2 Comentarios

  1. Lo que también hay que decir a Don Javier Rodríguez Palacios y “sus defensores”, que si alguna vez ha olido un contenedor de basura por dentro.

    En Espartales Sur, las vecinas y vecinos del referido barrio, tenemos pánico el tener que depositar la basura en los contenedores ya que sale un olor pestilente que dan ganas de vomitar.

    Claro todo esto es por no lavar y desinfectar por dentro los contenedores, pues de ahí dimanan muchos virus enfermizos y así se cogen enfermedades.

    Señor Alcalde, estamos en una pandémia, así que le pedimos por favor, que urgentemente mande lavar y desinfectar por dentro tos los contenedores donde se depositan basuras.

    Esperamos muy pronto ver a los camiones lavando y desinfectando por dentro los contenedores.

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.