Acuerdos que hielan la sangre | Por Carlos Cotón

Todos los demócratas hemos tenido que ver como el Gobierno llegaba a acuerdos con EH Bildu, Un partido político, que todavía hoy no ha condenado la historia criminal de la banda terrorista ETA, y que incluso, se jacta de esa trayectoria sanguinaria basada en el odio y en la persecución al que piensa diferente. Y a todos los demócratas se nos heló la sangre cuando vimos en un mismo documento las siglas del PSOE y Podemos junto a las de Bildu.

Arnaldo Otegi. Foto de Juan Herrera | EFE).
  • “Quienes le mataron le han hecho más grande, nos han ayudado a mostrar lo que era” decía recientemente María Caballero, hija de Tomás Caballero.

 

  • Analista político  colaborador de ALCALÁ HOY

 

Foto PSOE y Bildu Congreso de los Diputados / EFE

Su padre, concejal de UPN en Pamplona, fue asesinado por ETA el 6 de mayo de 1998. Hoy, en tiempos de pandemia e incumpliendo todas las medidas de seguridad, se permiten manifestaciones homenajeando al asesino de su padre con el permiso de la Delegación del Gobierno en Navarra.

Cada entrevista que se le realiza a una víctima del terrorismo supone experimentar una mezcla de sensaciones. Miedo, rabia, impotencia y dolor suelen ser las más recurrentes. Más allá de que cada uno de nosotros, por fortuna, no hayamos tenido que vivir las balas y el plomo en nuestra propia piel.

Foto portavoces Congreso de los Diputados / EFE.

María, el resto de víctimas de ETA y todos los demócratas hemos tenido que ver como el Gobierno llegaba a acuerdos con EH Bildu. Un partido político, Bildu, que todavía hoy no ha condenado la historia criminal de la banda terrorista ETA. Que, incluso, se jacta de esa trayectoria sanguinaria basada en el odio y en la persecución al que piensa diferente. Un partido que justifica la violencia como medio para la consecución de objetivos políticos. Y a todos los demócratas se nos heló la sangre cuando vimos en un mismo documento las siglas del PSOE y Podemos junto a las de Bildu.

Siéndoles sincero, no me sorprende que Podemos supere esa línea moral y ética que supone acordar con un partido como Bildu. Al fin y al cabo, los de Pablo Iglesias siempre han hecho públicos sus apoyos a los presos etarras. Se manifiestan junto a ellos pidiendo privilegios para los asesinos sin tener en cuenta que ya hay una Ley General Penitenciaria que regula los beneficios penitenciarios. Para ellos, lo de ETA es algo más. Quién no recuerda aquellas palabras de Iglesias diciendo que “la violencia de ETA tiene explicaciones políticas”. Como si hubiera algún motivo que justificara la violencia, el asesinato y la tortura por cuestiones políticas o ideológicas. Es evidente que Podemos ha asumido como propio el discurso distorsionado y alejado de la realidad de Bildu. Lo preocupante es que hoy, un partido así y un político que dijo lo que dijo Pablo Iglesias, forman parte del Gobierno de España.

Lo que sí me sorprende y lo que me ha producido un sentimiento de desolación difícil de explicar es ver al PSOE pactando algo, me da igual el qué, con Bildu. Un partido que se dejó la vida, literalmente, por traer la democracia a España. Un partido que sufrió las balas de ETA en sus propias filas. No hay ninguna explicación que valga para justificar ese acuerdo. No hay arrepentimiento posible porque no hay arrepentimiento creíble.

Y no es creíble porque las razones que desde el PSOE han esgrimido para justificar su acuerdo con Bildu son un insulto a la inteligencia. Primero dijeron que tuvieron que pactar con Bildu por culpa del PP. Después, que tuvieron que pactar con Bildu porque no tenían garantizada la mayoría para sacar adelante una nueva prórroga del estado de alarma. Mienten y nos toman por estúpidos.

Al bochorno de tener que ver a la vicepresidenta Nadia Calviño asegurando que la reforma laboral de 2012 no se va a derogar íntegramente (básicamente porque no se puede) y menos ahora, en plena pandemia, y como Pablo Iglesias la contradice afirmando que lo pactado es lo pactado y eso es lo que se llevará a cabo, se une la última rueda de prensa celebrada por el Presidente del Gobierno.

Foto de Borja Puig | Pool Moncloa

Con ese infantilismo al que nos tiene acostumbrados y con el que se dirige a los ciudadanos, Pedro Sánchez se negó a responder cualquier pregunta de los periodistas que tuviera que ver con el acuerdo suscrito con Bildu. Calló una y otra vez. Su silencio fue tan indecente, como indecente es pactar cualquier cosa, por irrelevante que sea, con Bildu. Fue un insulto a la inteligencia de los españoles y una falta de respeto al trabajo de los periodistas. Habría que tener escrúpulos para dejar a un lado esa escenografía tan cuidada de cada sábado, mirar a cámara y explicar a la sociedad por qué el Gobierno alcanza acuerdos con Bildu.

Y mientras el PSOE pacta con el brazo político de ETA y hace malabares para intentar justificar lo que no tiene justificación, la portavoz de Bildu en el Congreso de los Diputados defiende y legitima la agresión que sufrió la líder de los socialistas vascos, Idoia Mendia, en su propia casa. Si a los acuerdos suscritos con Bildu le sumamos las continuas humillaciones y desprecios que Bildu tiene para con el PSOE, la sensación de desolación es doble.

Me temo que nadie podrá olvidar esto. Me temo que será muy difícil, por no decir casi imposible, volver a confiar en la palabra de los actuales dirigentes del PSOE con respecto a sus intenciones de no pactar con una formación política como Bildu. Más que nada porque ya lo han hecho. Y no es la primera vez. Ahí está Navarra y como el PSOE gobierna allí, tras despreciar cualquier intento de acuerdo con el constitucionalismo de Navarra Suma, con el aliento de Bildu resoplándole en la nuca.

Pilar Ruiz, madre del socialista asesinado por ETA, Joxeba Pagazaurtundúa, le dijo una vez en una carta a Patxi López, y probablemente dirigida también a todo el socialismo orgánico, que harían y dirían cosas que nos helarían la sangre. Efectivamente, tenía razón.

 

 

 

.

 

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook

2 Comentarios

  1. A casi nadie nos gusta Bildu, pero ahí están constitucionalmente. Quizá ése sea el problema, que la Constitución lo permita. O que la ley electoral no propicie la formación de gobiernos con más estabilidad, con sistema de doble vuelta o lo que fuese menester, dando lugar a la formación de gobiernos como el actual, hecho de cuarenta retazos pequeñitos y uno mediano en cabeza.
    Así las cosas, y «no dando los números» para aprobar la prórroga del estado de alarma que el gobierno entiende necesaria para evitar más muertes que sin ella (no entro en si acierta o no), tendrá que sacar los números de donde legalmente pueda, como si el mismo diablo tuviera representación parlamentaria. Con él tendría que pactar.
    El problema es que otros supuestamente menos luciferinos le hayan fallado en esto, pese a lo que dijeron y ofrecieron al principio.
    Agradezco a Arrimadas su buen juicio y generosidad. Valiosa y prudente señora, no como Rivera, que nos ha metido en este gobierno frankenstein de puro prepotente e individualista por no emplear expresiones groseras aunque más exactas.

  2. Hombre, este mal lugar del planeta, según la historia, siempre hubo, muchos cobardes, traidores,chivatos e hijos de p.
    Pero lo más malo , ruin, cobarde, mi será le, traidor ECT ECT etc etc etc…… Sin los ciudadanos que los sustenta en las instituciones .. Como es posible??
    Creo que el conjunto de estos ciudadanos tienen ,por fin, lo que han votado. Así, que le aproveche, y no cuenten con los cuatro que quedamos, para solucionar sus problemas. Esto debería ser selectivo. A cada cobardía sin perdón y tenga lo que se merezca co, co , co co co co..

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.