Médicos especialistas en salud pública desaconsejan usar las mascarillas FFP2 en favor de las quirúrgicas

El motivo no está relacionado con la calidad de las mascarillas que repartirá la Comunidad, sino con el hecho de que la mayor protección de las mismas (frente a las quirúrgicas, más sencillas y habituales), puede provocar una falsa sensación de seguridad en el usuario final que provoque la relajación del restos de normas higiénicas y de distanciamiento, imprescindibles para una protección completa y eficaz.

Foto de la Comunidad de Madrid
  • Los responsables de preventiva de 15 hospitales madrileños afirman que “su uso continuado dificulta la respiración, es incómodo, y en determinadas personas, no tolerable.

Responsables de medicina preventiva de 15 hospitales madrileños, incluido el Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares, además de la Sociedad Madrileña de Medicina Preventiva y la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene, en el envío de una carta a la Comunidad de Madrid en la que piden que no se repartan las mascarillas FFP2 que comenzaron a recibir el pasado viernes y cuya distribución comenzará este lunes 11 de mayo.

En la carta los responsables de preventiva de 15 hospitales madrileños afirman que “su uso continuado dificulta la respiración, es incómodo, y en determinadas personas, no tolerable. Su utilización en población general favorecerá que las personas se toquen más frecuentemente la cara y se quiten la mascarilla al no poder respirar cómodamente favoreciendo el riesgo de contagio”.

Además, afirman que para usar correctamente este tipo de mascarillas reutilizables (permiten hasta 48 horas de uso por lo que pueden durar más de un día) la población debería recibir un adiestramiento previo para no tocar las partes expuestas y terminar infectándose con ellas. A cambio recomiendan el uso de las mascarillas quirúrgicas, de un solo uso.

Por otro lado, mantienen que el método más eficaz para evitar el contacto y la transmisión del virus es seguir a rajatabla las medidas de distanciamiento social, mantener una continua higiene de manos, no tocarse ojos, nariz y boca con las manos y limpiar las superficies cada vez que sea necesario.

Según estos profesionales, las mascarillas FFP2 puede suponer un mayor riesgo porque “su uso continuado dificulta la respiración, es incómodo, y en determinadas personas, no tolerable”. Mantienen que su utilización en la población general favorecerá que las personas se toquen más frecuentemente la cara y se quiten la mascarilla al no poder respirar cómodamente, lo que inevitablemente favorece el riesgo de contagio.

En la carta también opinan que se trataría de “una medida desproporcionada si no se asegura antes su disponibilidad en las situaciones en las que realmente están indicadas”, a pesar de que la Comunidad de Madrid ha asegurado que del cargamento recibido de 14 millones de mascarillas KN95 han reservado un número suficiente para que los profesionales sanitarios tenear acceso a todas las que necesiten. “Todos los equipos de protección y tipos de mascarillas necesarios en cada momento”, aseguran desde la Comunidad.

 

 

publicidad
B-peatonalizacion-cascohistorico-2020
B-admisión-centros-docentes-2020
¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.