El Virus de la Corona: el cuento de Sonia Andrade para todos los niños

Siguen surgiendo iniciativas para sobrellevar la cuarentena. La última ha sido este original cuento elaborado por la conocida profesora, educadora y cantante alcalaína Sonia Andrade.

Sonia Andrade desde su casa,
  • A petición de una familia de su comunidad educativa, Sonia Andrade  ha escrito un cuento para que todos los niños levanten su ánimo durante estos días de cuarentena.

 

El cuento, muy breve pero muy didáctico, dice así:

 

Había una vez un bichito invisible que vivía dentro de un murciélago.

Se llamaba Coronavirus porque tenía unas antenitas en forma de corona. Nadie le quería porque era muy, muy, muy malo.

Un día, un habitante que vivía en Wuhan, una ciudad muy bonita de China, cocinó el murciélago y se lo comió. A los pocos días, empezó a sentirse mal, pero no solo él, también todas las personas que habían estado a su lado.

En pocos días, el número de enfermos empezó a aumentar. Los médicos empezaron a preocuparse mucho y descubrieron que el virus se contagiaba cuando estabas cerca de otras personas. Por esa razón,  pidieron a los habitantes del país que se quedaran en casa y que no salieran porque Coronavirus era muy peligroso.

Si salían de casa porque tenían que ir a trabajar, debían protegerse con mascarillas y guantes.

Muy preocupados por lo que estaba ocurriendo, los científicos se reunieron para inventar una vacuna y vencer a Coronavirus.

Mientras, los médicos, enfermeras, policías, transportistas, cajeras…trabajaban sin descanso.  En las casas, los niños y niñas hacían sus tareas y los papás y mamás que podían trabajar desde sus hogares lo hacían con sus ordenadores.

Todo había cambiado. Lo más importante ahora, era que no les contagiara el virus de la corona.

Una mañana, Coronavirus estaba muy preocupado. Ya no estaba tan contento, estaba perdiendo fuerzas, estaba débil…

El agua con jabón, las calles vacías, y las pocas personas que había en la calle estaban acabando con él.Las personas estaban más unidas que nunca y todos se ayudaban para acabar cuanto antes con el bicho que había cambiado sus vidas. Lo único bueno que estaba ocurriendo fue que la Tierra, como no había tanta contaminación, por fin empezaba a respirar.

Los enfermos empezaron a abandonar los hospitales, las escuelas volvieron a llenarse de niños y las calles se llenaron de gente que se abrazaba con fuerza. ¡El virus de la corona había sido vencido! Cerró sus ojos y ya no regresó jamás. Las calles se llenaron de alegría, de abrazos…de felicidad.

Las escuelas se volvieron a abrir, las tiendas empezaron a vender todos sus productos y todo volvió a ser como antes, bueno, como antes no, mucho mejor. Las personas habían aprendido una gran lección; esta vida es que la solidaridad, la salud y el amor están por encima de lo material. Y colorín colorado, ¡Coronavirus quedó derrotado!”

  • Por Sonia Andrade Cordero (Maestra de educación infantil y primaria, Licenciada en psicopedagogía y Educadora Social)
¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.