Pulso almado, voz lignaria: escultura y poesía de la mano de Marcelo Díaz

La Casa de la Entrevista de Alcalá de Henares acoge hasta este domingo 1 de marzo la muestra ‘Pulso almado, voz lignaria’ de Marcelo Díaz, una gran exposición de su trabajo enlazando la cultura y la poesía. Esculturas y poemas se dan la mano en esta propuesta artística única de poesía esculpida.

Foto de Ricardo Espinosa Ibeas
  • Últimos dias para disfrutar de la magnifica exposición  a base de escultura y poesía en en la Casa de la Entrevista.
  • Crónica gráfica de Ricardo Espinosa Ibeas para ALCALÁ HOY

El autor, Marcelo Díaz, apunta que la exposición es una muestra de un trabajo que viene de lejos. Primero, de la idea de que el ser humano tiene una concepción globalizada de lo que le rodea, lo que vive y lo que expresa, pero desde hace mucho tiempo, la especialización del trabajo ha creado unos límites artificiales, y tan rígidos que parece que solo se pueda ser una cosa, tener un oficio o una forma expresiva, bien lejos del Renacimiento y bien lejos de la capacidad de las personas. Admitiendo, desde luego, que haya cosas que se nos den y nos salgan mejor que otras, comenta Díaz.

En esta exposición se muestra, casi como una única entidad, escultura y poesía. Marcelo Díaz está convencido de la idea de su admirado George Steiner de que la poesía está en la base de casi todos los actos humanos creativos, como un origen, cimiento o generador expresivo con otras formas, materiales o conceptos perceptibles. Nadie discutiría esta idea sumido en la audición de un concierto de música, donde no hay materia ni palabra de forma visible, pero sabemos que están, según apunta el autor.

En el trabajo, van a la vez la escultura y la poesía; esculturas mayormente hechas con maderas, en plural, porque Díaz puede mostrar mejor y ayudarse de las cualidades lignarias. Con las más de 70 clases de maderas que trabaja puede sacar los riquísimos matices de color, nudos, vetas, dirección… más allá de la forma únicamente.

Por otro lado, el principal es el contenido, puesto de manifiesto en los títulos, con un hondo sentimiento y concepto poéticos.

A las obras, con el mismo título en la escultura y en la poesía, mismo contenido por tanto, se unen en la exposición diversas acciones concurrentes y/o reforzantes de esta idea, lo cual podemos ver en las cartelas, que contienen más datos de los habituales y en la propuesta que se hace a veces, como coger el poema correspondiente, desdoblarlo, reconocerse en algo de lo representado, oír el recitado de algún poema utilizando el código QR propuesto, así como en algunos itinerarios participativos con el autor presente o hacer alguna variación en la colocación de los elementos escultóricos.

La propuesta es ver la escultura y leer el poema como dos formas expresivas de lo mismo, siendo la mirada de cada uno la que guía la curiosidad y el placer.

 

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.