Fin de los Carnavales 2020 de Alcalá con el entierro de la sardina en la Huerta del Obispo

La “comitiva fúnebre”, integrada por un gran pasacalles carnavalesco, ha partido desde la Plaza de Cervantes, tras concentrarse todos los participantes en torno al kiosco de la música y ha recorrido la calle Mayor, Plaza de los Santos Niños, Calle San Juan, Calle Cardenal Sandoval y Rojas y Huerta del Palacio Arzobispal, donde se ha procedido a la quema de la sardina.

Foto de Ricardo Espinosa
  • Alcalá de Henares cerró su Carnaval 2020 con el Entierro de la Sardina que congregó a cientos de personas en la Huerta del Obispo para ver la hoguera.
  • Crónica gráfica de Ricardo Espinosa Ibeas para ALCALÁ HOY

A las 19:00 horas salía la “comitiva fúnebre”, desde el Quiosco de la Música de la Plaza de Cervantes, del Entierro de la Sardina 2020 de Alcalá de Henares, encabezada por un pasacalles carnavalesco de tres gigantescas plañideras que subidas a un armazón móvil lloraban a la sardina.

 

Detrás, la Peña El Encierro fue la encargada de llevar la sardina principal del entierro seguida por tres más pequeñas que llevarán la Plataforma Xq somos 1+, la Asociación de Vecinos de IVIASA y la Junta Municipal del distrito III. Cerraban, junto a las sardinas, las plañideras y el obispo.

Desde allí se dirigieron a la plaza de los Santos Niños, con el alcalde Javier Rodríguez Palacios, la concejala de Festejos, María Aranguren, el concejal de Mayores, Carlos García, acompañados del representante de los representantes de la coordinadora de Peñas, Kenzo (Peña Los Bufones), Juan (El Desbarajuste), Lorena (Los Vikingos) y David (El Quijote).

Los actores principales, como no podía ser de otra manera, fueron “la sardina” y “las otras sardinas”. La primera, la principal, ha sido construida, un año más, por Las Peñas, en este caso El Encierro, las otras, de nuevo, por El Centro Cultural El Chorrillo perteneciente a la Junta Municipal del Distrito III.

A su llegada a la Huerta del Obispo, las cuatro sardinas fueron colocadas en un soporte para su cremación, acompañadas por las viudas que no dejaron de llorar desconsoladas.

Como en años anteriores, unos palés bajo la estructura y una garrafa de gasolina se encargaron del resto. El conjunto comenzó arder en pocos segundos ante el numeroso público que observaba el espectáculo de fuego desde la seguridad de las vallas protectoras.

 

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.