Más de tres centenares de personas en el último vermú del año 2019

Unas 300 personas se concentraron en el entorno de la Plaza de San Diego en un maratón de brindis y felicitaciones desde el vermú para llegar a la cena familiar de fin de año con la tranquilidad de no haberse olvidado de desearle un feliz año nuevo a nadie y en persona.

Foto de Noel Viñas
  • El eje de buenos deseos estuvo en la Plaza de San Diego y la calle Bustamante de la Cámara.
  • Crónica gráfica de Noel Viñas para ALCALÁ HOY

No es un deseo navideño más. Es factible. Se demostró en el vermú de Nochebuena, y se volvió a repetir este martes. Porque despidiendo bien el año, el que comienza sólo puede empezar mejor.

El último brindis del año, el último abrazo de 2019, la última campanada.  Más tres  centenares de  personas respondieron a la convocatoria del Hostel Complutum, La Santina y el Pub Body para despedir el año 2019 y celebrar el cambio del nuevo año este 31 de diciembre.  Vermú, bailes, ilusión y muchas ganas de celebrar el cambio de año en Alcalá de Henares.

Un poco más allá, a ritmo de música  el cambio de año se celebraba también en la Vermuteria la Musa en la Avenida de Guadalajara con un gran grupo de gente con ganas de iniciar este 2020.

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook

2 Comentarios

  1. Un despilfarro económico municipal (policía, limpieza, seguros, planes de evacuación y riesgo,…) para que apenas 300 personas se pongan finas en pleno calle y la dejen echa un asco. Esta es la diversión que propone el ayuntamiento social comunista de Alcalá.

  2. Muy divertido, yo misma salí con amigos, todo muy bien salvo que después, ya sobre las 6 de la tarde, se llenó todo de basura, cristales rotos, comida, papeles por el suelo. Un asco! Y LO PEOR, gente borracha orinando, los chicos en las paredes y las chicas entre los coches, el SAMUR ayudando a gente con comas etílicos… Siento absoluta vergüenza de esto y no tiene nada que ver con la derecha o la izquierda sino con el civismo que parece no existir aquí. Los bares ya no sacan su mostrador a la calle porque así ni limpian (no todos son así) ni son responsables de lo que acaba convirtiéndose en una barbarie y un asco

Responder a Jesús Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.