¿Será incapaz la Corporación Municipal de salvar la casa del siglo XVI de la calle Nebrija?

En Alcalá nuestra ciudad estamos asistiendo en estos momentos a dos temas que dan auténtica vergüenza y que sonrojan: el Cierre del Vertedero de Basuras y la Demolición de una Casa del Siglo XVI que contiene además tres elementos de importante interés en un Conjunto Histórico que está declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad, esto es, 'Monumento Mundial'.

Foto de Ricardo Espinosa Ibeas
  • Remitida por Vicente Fernández, sociólogo y experto en historia de Alcalá
Foto de Noel Viñas

Estamos en una época en la que el desprestigio de las personas que se dedican a la política va siendo muy grande en el conjunto de la población mundial, y desde luego hay motivos para ello.

En Alcalá nuestra ciudad estamos asistiendo en estos momentos a dos temas que dan auténtica vergüenza y que sonrojan: el Cierre del Vertedero de Basuras y la Demolición de una Casa del Siglo XVI que contiene además tres elementos de importante interés en un Conjunto Histórico que está declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad, esto es, ‘Monumento Mundial’.

Que en el tema del Vertedero la Corporación se esté viendo superada es obvio, y esto es peor que lamentable porque afecta a nuestra salud, pero puede ser comprensible porque hay niveles de decisión cuyo ámbito les supera y es difícil oponerse a ellos o hacer que funcionen en el sentido correcto.

Foto de Ricardo Espinosa

Pero en el caso de la Casa del Siglo XVI de la Calle de Nebrija que además de la antigüedad contiene toda la estructura completa del edificio con un patio porticado de columnas en planta baja y de pies derechos en planta alta, además de una de las cuatro puertas conservadas de la antigua muralla, la del Horno Quemado, y un tramo de la muralla construida en torno a 1400, el tema clama.

Foto de Pedro Enrique Andarelli

Y clama, porque ninguno de los cinco partidos que integran en este momento la Corporación Municipal está diciendo ni haciendo nada, ninguno, en esto hay consenso, aunque resulte sorprendente, ni el PSOE, que compone el Equipo Municipal de Gobierno, ni el Partido Popular, ni Ciudadanos, ni Vox, y tan solo Unidas Podemos-Izquierda Unida ha emitido un comunicado en contra de la demolición.

¿Qué pasa, a ninguno le preocupa este tema?, ¿Hay algún tipo de consenso o de acuerdo desconocido por la población?, ¿Cómo es posible que en este tema ninguno, lo repito, ninguno, esté diciendo ni haciendo nada. ¿No les da vergüenza?, ¿Que nos van a decir a la ciudadanía complutense en temas de Patrimonio Histórico a partir de ahora?, ¿Se van a atrever a celebrar como si tal cosa el próximo 2 de diciembre, justo dentro de un mes, la Conmemoración del XXI aniversario de la declaración de Patrimonio de la Humanidad?, me parece que les va a faltar valor a todos para responder a estas preguntas, y no me refiero solamente al Alcalde Javier Rodríguez Palacios, me refiero a todos, a los 27 miembros de la Corporación Municipal.

Aquí no se trata de grandes estrategias de partidos, ni de estarse tan solo pensando en las elecciones del próximo domingo día 10, se trata de hacer unas cuantas llamadas de teléfono, de paralizar momentáneamente el derribo este lunes, de convocar una reunión de urgencia del conjunto de los portavoces y de llegar a un acuerdo de como negociar con los propietarios el tema.

Para nada se plantea lesionar los intereses de los propietarios, está muy bien que un edificio histórico se transforme en viviendas habitables con los estándares del siglo XXI, no se pretenden cosas irracionales y fuera de lugar, lo que se pretende es enmendar un error de hace 20 años y actuar con buen criterio y con coherencia.

Se trata de actuar como se está haciendo en otros edificios de la ciudad: picando los muros maestros, tanto interiores como la fachada, viendo entre los técnicos de la empresa y los municipales cuales son las partes de cada época, en qué estado de conservación se encuentran, y qué hacer con cada una de ellas, pero con sumo detalle y con mimo, puesto que un edificio antiguo es como un “viejecito venerable y vulnerable” y como tal hay que tratarlo para volverle a dar vida, no demoliéndole y construyendo en su lugar, eso no es restauración, eso es demolición y sustitución, que no es lo mismo.

Y si alguien pretende decir que esto no es posible y que un Ayuntamiento como el nuestro con consenso general no es capaz de hacerlo entenderán los miembros de la Corporación que esto no sea creíble por la población.

A tiempo se está, mientras hay vida hay esperanza, y el edificio está aún en pie, y estamos siendo bastantes los complutenses preocupados e indignados con este tema, la pregunta ahora es de nuevo ¿Va a estar a la altura de las circunstancias la actual Corporación Municipal de Alcalá?, o ¿va a seguir mirando para otro lado como están haciendo hasta ahora?, o ¿en nuestra ciudad tan solo el Ayuntamiento escucha cuando la protesta está en la calle en forma de manifestación o es un clamor que puede poner en juego bastantes votos?, veremos.

publicidad
B-UAH-2019
B-Hotel-Bedel-R-Catedra
C-elaguaesvida-sorbe2019
Suscríbete a ALCALÁ HOY / Si te ha interesado esta información, suscríbete a ALCALÁ HOY y recibe en tu correo electrónico nuestras últimas noticias

Comenta desde tu cuenta de Facebook