A propósito de la Fundación Nº1 | Por Carlos Cotón

La Fundación Nº1 ha vuelto a la escena del debate político municipal. La nefasta situación que atraviesa este ente dependiente del Ayuntamiento de Alcalá de Henares es de sobra conocida por la mayor parte de los vecinos. O al menos, por aquellos a los que les interesa la actualidad del municipio.

Instalaciones de la Fundación nº 1

 

  • Analista político  colaborador de ALCALÁ HOY

 

Las instituciones públicas y todos aquellos entes –públicos- que dependen de ellas están para prestar servicios de manera eficaz y eficiente que repercutan en el beneficio de los ciudadanos. Lo contrario, es decir, usarlas con fines políticos o para colocar a amiguetes en ellas, es desvirtuar su cometido. Parece obvio, pero en tiempos en los que lo obvio no abunda entre nuestra clase política no está de más recordarlo.

Foto de Alcalá Desarrollo

La Fundación Nº1 ha vuelto a la escena del debate político municipal. La nefasta situación que atraviesa este ente dependiente del Ayuntamiento de Alcalá de Henares es de sobra conocida por la mayor parte de los vecinos. O al menos, por aquellos a los que les interesa la actualidad del municipio. Y, evidentemente, es de sobra conocida por sus trabajadores, que al final son los que tienen que padecer las consecuencias de la gestión sino nefasta, dudosa o deficiente, que se ha venido realizando de la Fundación Nº1.

Según los datos –muy pocos, por cierto- que aparecen recogidos en la página web del Ayuntamiento, los cometidos de la Fundación Nº1 son dos: centro para la formación y capacitación en aras a la integración en el mercado laboral de las personas con discapacidad, y la realización de toda clase de actividades orientadas a la asistencia y ayuda a personas con cualquier tipo de discapacidad, física o psíquica con la finalidad de facilitar su plena integración social y laboral. Cometidos que, sin duda alguna, son muy loables y necesarios de que alguien los preste.

La cuestión, o mejor dicho, la pregunta que algunos nos realizamos es si la Fundación Nº1 ha cumplido con esos cometidos. Si ha tenido los medios suficientes para llevar a cabo, de manera eficaz y eficiente, esas labores para las que se creó. Si sus máximos dirigentes han permitido que cumpla su función. Si quieren o no quieren que la Fundación Nº1 siga existiendo.

En el último Pleno municipal, una de las trabajadoras del centro, Beatriz Arévalo, tomó la palabra y pudo explicar las difíciles condiciones en las que desempeñan su labor los trabajadores de la Fundación Nº1 y el futuro incierto por el que atraviesa este ente municipal. De hecho, son los trabajadores los que denuncian, y cito textualmente, que “Desde este último cambio político, hemos sido testigos del abandono progresivo de la dirección en tanto a la relación y manutención de la cartera de clientes, incluso al rechazo de trabajos que, evidentemente son vitales para la viabilidad de la Fundación”. En el plano político, el Grupo Municipal de Unidas Podemos Izquierda Unida en Alcalá de Henares, a través del concejal David Cobo, ha mostrado un interés repentino en la Fundación Nº1.

Fundación nº1
Acto de presentación de la Fundación Número 1 en el salón de actos de Alcalá Desarrollo. Foto de Ricardo Espinosa Ibeas

La mala situación de la Fundación Nº1 no es inopinada, sino que lleva produciéndose desde el año 2015. ¿Por qué han mostrado tanto interés en esta cuestión ahora y no cuatro años atrás, cuando ya se conocían las deficiencias en la gestión de este ente? No critico que se preocupen por lo que pasa con la Fundación Nº1, todo lo contrario, pero no me deja de sorprender que, ahora, vengan con estos ruidos de alarma social. Sobre todo, cuando Pilar Fernández, quien fuera concejal de Izquierda Unida y a la que habría que preguntarle cuál ha sido su papel y cuál está siendo su papel en la actual delicada situación de la Fundación Nº1, lleva asumiendo las riendas de Alcalá Desarrollo –ente del que depende directamente la Fundación Nº1- desde mediados del año 2015. Y es más, Pilar Fernández también asumió la gerencia de la Fundación Nº1 –al mismo tiempo que ejercía sus funciones de concejal de gobierno y máxima responsable de Alcalá Desarrollo- a partir de abril de 2017 cuando se cesó repentinamente, sin mediar explicación alguna, al anterior gerente. Es de ella de quien depende, directamente, la viabilidad a corto y medio plazo de la Fundación Nº1.

Carlos Cotón en el registro del ayuntamiento. Foto remitida por UPYD

La gestión, así como la información que existe sobre la Fundación Nº1, es completamente opaca. Debido a esa falta de transparencia que rige sobre este ente municipal, desde UPYD decidimos presentar en 2017 un escrito –vía Registro Municipal- en el que le solicitábamos información al Equipo de Gobierno sobre esta cuestión. Entre otras muchas peticiones, le preguntamos algo tan básico en cualquier institución pública como por qué la Fundación Nº1 no tenía publicados sus estatutos para que todo aquel que quisiera pudiera consultarlos. Ese escrito jamás nos fue respondido. Ni siquiera a través de un mínimo acuse de recibo. Por eso, si algún grupo político se decide a recabar información sobre la gestión de la Fundación Nº1, le deseo que tenga mucha más suerte de la que tuvimos nosotros en UPYD.

A los señores de Unidas Podemos Izquierda Unida decirles que es muy noble su interés por la Fundación Nº1, se lo reconozco, pero que no se olviden que tan importantes son los trabajadores municipales como que las instituciones públicas de las que ellos dependen operen correctamente y, por lo tanto, cumplan su cometido eficaz y eficientemente. Enconarse en defender la vigencia de instituciones que no realizan su labor –por los motivos que sean- excusándose únicamente en la defensa de los trabajadores es populismo. Un populismo que ya conocemos en este tipo de formaciones políticas.

Yo, desde esta tribuna, deseo que se encuentre una solución para la Fundación Nº1. Por supuesto que sí. Del mismo modo que le deseo la mejor de las suertes a sus trabajadores. De hecho, han abierto una petición en change.org al respecto que cuenta con en torno a 750 firmas en contra de su cierre. Estoy con ellos y claro que hay que poner en valor la labor que realizan como defender sus intereses laborales. Pero algún día, ojalá más pronto que tarde, tendremos que abordar el debate de la sobredimensionada estructura que sostiene la Administración local. Instituciones públicas sí, pero que funcionen, que sean transparentes en su gestión, que tengan medios para realizar su labor, no instituciones públicas que estén por estar o para cobijar en ellas los interés personales de individuos que deben favores a los partidos o representantes políticos.

publicidad
B-navidad-barrios2019
B-Ciudadanos-Navidad2019
B-Unidas-Podemos-Navidad2019
B-UAH-2019
B-Hotel-Bedel-R-Catedra
¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook

2 Comentarios

  1. Que vais a esperar de Pilar Fernández esta Tiparraca q todo lo q gestiona va a pique, es una cobra sueldos que se agarra a un clavo ardiendo, es de vergüenza q este q este Ayuntamiento guevo con los sentimientos de estos chicos q se encuentran I defensas cara a mercado laboral y después se gaste el Alcalde 700.000 €en un campo de un deporte q nadie conoce, claro la empresa q lo ahara es la de simpre.
    En fin a lo q vamos q Pilar Fernades es una sinvergüenza y una cara dura q ella mientras cobre su sueldo es capaz de pisar a cualquiera y cerrar cualquier Institución pública o es el propio Ayuntamiento q no le interesa.

Responder a Espartales Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.