Alcalá se apunta al análisis de ADN para combatir las deyecciones caninas en los espacios públicos

La presencia generalizada de excrementos de perro en las calles y aceras de la ciudad es una preocupación compartida por todos los vecinos de la ciudad. Suciedad, malos olores, falta de higiene y una sensación de ciudad abandonada colocan las deposiciones caninas en una de las posiciones más altas del ranking del cabreo ciudadano.

caca de perro
Caca de perro en IVIASA cerca del paque Camarmiilla . Ricardo Espinosa Ibeas.
  • En la necesidad de aplicar el análisis genético de las heces caninas es algo en lo que todos los grupos municipales están de acuerdo.
Foto de Pedro Enrique Andarelli

Madrid, Córdoba, Zaragoza, Málaga, Azuqueca de Henares o Meco son sólo algunos de los cientos de municipios españoles que han implantado las pruebas de ADN para identificar a perros y dueños que no cumplen con las más elementales normas de civismo y que, además, contravienen las ordenanzas municipales.

En Alcalá de Henares, Ciudadanos consiguió sacar adelante en 2016 una propuesta para crear el marco legal necesario para identificar, vía análisis de ADN, a los perros de la ciudad, modificando así la Ordenanza Municipal de Tenencia y Protección de Animales de Compañía que permitiera al Ayuntamiento dotarse de herramientas para controlar y sancionar estas conductas incívicas. Según Ciudadanos, la puesta en marcha de esta medida, podría suponer, en dos años, la reducción de un 60% de excrementos caninos en nuestras aceras.

 

En el reciente pleno municipal de octubre, el equipo de gobierno llevó por fin el proyecto de modificación de la ordenanza reguladora de la tenencia y protección de animales domésticos en la que se hace explícita “la conveniencia de incluir en la normativa municipal la creación de un censo municipal mediante el dato de huella genética o ADN de perros”.

Las ventajas de esta modificación de la Ordenanza, van más allá de contribuir a la reducción de deyecciones caninas en las aceras. Con esta herramienta, la identificación precisa del animal y del propietario permite no sólo activar las sanciones correspondientes sino que también se puede aplicar en caso de pérdida o robo del perro al que hayan extraído el chip identificador o identificar mordeduras o ataques de perros que no estén registrados. En el proyecto que se está tramitando actualmente en el Ayuntamiento complutense también se incorpora, por ejemplo, la obligatoriedad de usar algún tipo de líquido (agua con vinagre, por ejemplo) para usarlo sobre la orina de los perros.

Foto de Pedro Enrique Andarelli

En la necesidad de aplicar el análisis genético de las heces caninas es algo en lo que todos los grupos municipales están de acuerdo. En todos ellos existe la convicción de que esta modificación de la Ordenanza permitirá reducir, vía disuasión sancionadora, la presencia de las “cacas de perro” en nuestras calles, aceras y espacios públicos.

Ahora bien en lo que no están tan de acuerdo es en la letra pequeña; en cómo debe ponerse en marcha y cómo tiene que aplicarse desde su aprobación. De hecho, es sorprendente que Ciudadanos, partido defensor de la iniciativa desde 2016, se haya abstenido en la votación plenaria. Para este partido, la identificación mediante ADN debe ser promovida activamente por Ayuntamiento para conseguir los mejores resultados en el mejor tiempo posible y los planes del PSOE parece que no van en esa dirección.

El gobierno socialista propone que sólo las 1.000 primeras identificaciones de perros sean gratuitas y que a partir de la 1.001, el propietario tenga que abonar el coste y, además, ser sancionado por no cumplir la nueva ordenanza. En la intervención plenaria el concejal de Medio Ambiente, Enrique Nogués, prometió asimismo que esas 1000 identificaciones gratuitas podrían repetirse en 2020 si presupuestariamente fuera posible. Y ésta ha sido el principal punto de fricción entre PSOE y Ciudadanos, ya que supondría que el vecino número 1001 tendría que pagar su tasa en 2020 pero todos aquellos que quisieran esperar un año a los próximos presupuestos, podrían acceder gratuitamente en 2021 o en 2022. De esta manera no se incentiva ni se promueve la rápida aplicación de la medida, sino más bien todo lo contrario.

La posición que ha defendido Ciudadanos desde 2016 es la de habilitar la plena gratuidad del proceso de identificación de los animales durante el periodo que se estime conveniente, de entre tres y seis meses. Ciudadanos considera que no hay mejor forma para incentivar la creación de este censo mediante huella genética que la de asumir en los presupuestos municipales los gastos de obtención del ADN de las mascotas en un periodo voluntario razonable. Una vez finalizado este plazo y durante otros tres meses, los costes de extracción del perfil genético correría a cargo de los propietarios pero no se sancionaría en caso de que incumplieran la ordenanza y por último, a partir del noveno mes, los propietarios serían sancionados y además deberían correr con los gastos de la identificación genética.

La posición del PP ha sido más ambigua. En el pleno municipal apoyó la posición del gobierno socialista relativa a limitar a gratuidad a las mil primera muestras, pero en un comunicado público posterior publicado por ALCALÁ HOY parecía decantarse por la gratuidad total. Las posiciones de Vox y de Unidas Podemos-IU se han limitado, hasta el momento, a apoyar la propuesta llevada al pleno por el concejal de medio ambiente sin entrar en el fondo de cómo debe aplicarse desde el momento de su aprobación definitiva.

Las dudas jurídicas y científicas expresadas por veterinarios en relación a la puesta en marcha de esta medida se han ido superando paulatinamente tanto por los avances científicos en los procedimientos de identificación genética, como por la seguridad en el tratamiento de los datos personales asociados a este procedimiento.

Foto de Pedro Enrique Andarelli

Ahora bien, la creación de un censo canino basado en la huella genética tampoco garantiza la desaparición al 100% de las cacas de perro en las aceras Aunque en los municipios donde se lleva aplicando desde hace varios años la disminución de las deyecciones caninas ha sido muy considerable, será necesario complementar su puesta en marcha con campañas de concienciación, programas de control y vigilancia, mejora en la dotación de medios de la policía local, etc…

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook

4 Comentarios

  1. Yo soy dueño de perro y jamás he dejado una caca en la calle. Es cuestión de civismo. Y pagaremos justos por pecadores.
    Lo que no aparece en esta noticia es que en los municipios donde ya estaba instaurado el ADN canino, el ayuntamiento ponía bolsas gratis en papeleras especiales para perros hace años.
    Aquí en Alcalá pedimos dinero pero no damos nada a cambio.
    Vuelvo a repetir, que yo me pago mis bolsas y nunca he dejado una caca tirada, pero ya que pagamos.. y nos preocupamos, que pongan bolsas y papeleras gratis.

  2. Yo no sé lo que pasa pero a la puerta de mi casa van muchos perros a mear y cargar. Eso sí supongo que los dueños de los perros deben ser de otra población porque todos los dueños de perros de Alcalá siempre recogen la mierda de sus perros y no les dejan que meen en cualquier sitio.

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.