Sobre el Cervantes Chico 2019 y el lazo amarillo del galardonado

La nota discordante la puso el propio premiado de este año, Carlo Frabetti, que apareció en la gala con un pequeño lazo amarillo en su chaqueta, que de lejos era inapreciable, por lo que pasó desapercibido para la mayoría del público y prácticamente durante todo el evento, hasta que muy avanzado este empezó a conocerse esta circunstancia.

Foto de Ricardo Espinosa Ibeas
  • Carta Remitida por Francisco Javier Villalvilla, concejal del PP en el Ayuntamiento de Alcalá de Henares.
Foto remitida por el PP

El pasado 17 de octubre se celebró en el Teatro Salón Cervantes de Alcalá uno de los actos más bonitos que celebra el Ayuntamiento de Alcalá todos los años, el Premio Cervantes Chico de literatura infantil y juvenil. En esta Gala, además del propio galardón a un escritor o escritora y otros premios nuevos, se hace entrega de sus diplomas a casi trescientos escolares, seis por cada uno de los distintos colegios que hay en Alcalá de Henares, premiados por su valores humanos y así reconocidos por los propios compañeros y profesorado de cada centro.

La nota discordante la puso el propio premiado de este año, Carlo Frabetti, que apareció en la gala con un pequeño lazo amarillo en su chaqueta, que de lejos era inapreciable, por lo que pasó desapercibido para la mayoría del público y prácticamente durante todo el evento, hasta que muy avanzado este empezó a conocerse esta circunstancia.

En ese sentido, lamentamos profundamente que el premiado apareciera con ese lazo en un acto que no era ni su sitio ni su público. Fuera de lugar completamente. Sin duda que una entrega de premios a unos escolares no es el foro para mostrar ese tipo de símbolos y mucho más cuando ese símbolo representa lo que unos ciudadanos no debieron hacer, que es incumplir la Ley. Los políticos independentistas catalanes presos y ya condenados lo están por incumplir gravemente la ley y atacar nuestro ordenamiento jurídico y nuestras instituciones. Esto es una obviedad, pero parece que hay que recordarlo porque todavía hay gente que no lo sabe o no lo entiende.

Por tanto, asistir a un acto de escolares con esa simbología es una falta de respeto sobre todo al acto en sí, y a lo que se estaba celebrando, la gran fiesta de la lectura y de la literatura de los más pequeños alcalaínos. Es triste que tengamos que estar hablando del lazo amarillo y no de los casi trescientos chavales premiados, que fueron los verdaderos protagonistas del acto, o de cómo seguir fomentando la lectura entre los escolares.

Cierto es que el premiado en su discurso no dio una arenga ni hizo ninguna referencia política, razón por la cual la gran mayoría ni se enterase del lazo que llevaba el sr. Frabetti. Cualquier reacción o protesta hubiera hecho desviar la atención y quitar el foco, que no era otro que los escolares allí presentes. Ante todo, es el día de los niños premiados, nadie tiene el derecho a estropeárselo.

No es la primera vez que en un acto o gala de premios municipal se ven manifestaciones políticas, y en este caso independentistas. Desde el ayuntamiento se podría valorar establecer un protocolo de respuesta ante manifestaciones o exhibiciones radicales no acordes con el evento a celebrar. Quien quiera realizarlas ejerciendo su libertad de expresión que elija el foro adecuado.

 

 

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook

10 Comentarios

  1. Señor Fabretti,

    España es una democracia en la que se cumplen las leyes y la constitución. Quizá usted en su sectarismo no vea que los señores que están en la cárcel lo están por ir contra la constitución. Esos señores son unos delincuentes condenados en un juicio justo que ha podido seguirse por televisión.
    Veo que usted es juez y parte, y sí, es una falta de respeto politizar un acto cultural con escolares, dice mucho de su ínfima catadura moral.

  2. Al Sr. Frabetti decirle que el lazo amarillo en España es un signo de apoyo al independentismo catalán.
    Que usted quiere camuflarlo diciendo q es en apoyo de los presos injustamente encarcelados en Europa o en todo el mundo…pues bueno, lo que usted diga. Como decimos en España: «Para tí la perra gorda» pero no nos trate por idiotas ni subestime nuestra inteligencia.
    Ese lazo amarillo es lo que es, «un apoyo a todos esos pobrecitos que injustamente están siendo reprimidos y encarcelados por exigir los mismos derechos que ellos mismos se atreven a quitar a los demás a través de robos, amenazas, insultos, violencia desmedida etc, etc» ¡¡Pobres independentistas, pobres presos políticos independentistas que exigen sus derechos pisando los de los demás!! ¿La violencia hacia la policía y hacia las personas que no piensan como ellos está justificada según usted?
    Pues váyase a convivir con ellos a Cataluña y libérenos de su presencia.
    Supongo que en todas partes hay ovejas negras y si se vino de ese maravilloso país lleno de belleza e historia, sería xq allí en su rebaño tampoco le querrían.
    Estoy segura q le recibirán con los brazos abiertos puesto que ellos manifiestan que todos los extranjeros sea cual sea su origen y condición son bienvenidos a Cataluña; no así los españoles.
    Así que vaya, váyase señor Frabetti con sus amigos y métase su lazo, su premio y su falta de respeto y educación (hacía una persona q independientemente de su ideología política, no le ha insultado en ningún momento) POR DONDE AMARGAN LOS PEPINOS.

  3. Gracias, Francisco Javier, por tu educada respuesta; si ese fuera el tono habitual, se podría hablar de todo, incluso de independentismo. Respeto plenamente tu derecho a expresar tu opinión, y te aseguro que si te encarcelaran por ello, protestaría con la misma energía con que protesto por el encarcelamiento de los independentistas catalanes (y vascos, dicho sea de paso), pese a la poca simpatía que me inspira el partido en el que militas. En cuanto al «latiguillo» de la corrupción, si te hace gracia es que tienes un encomiable sentido del humor, pues ese latigazo diezmó vuestros votos y os desalojó de Moncloa.
    Estoy de acuerdo en que un acto con chavales (aunque no solo «para chavales») no es lugar adecuado para un mitin político, y por eso mi única alusión concreta a la que está cayendo fue relativa al cambio climático (aunque supongo que a Rajoy y a su primo les habrá parecido un ataque político); pero el lazo amarillo, insisto, no es un emblema de partido ni de facción, sino de defensa de los derechos humanos, y si te dieras una vuelta por Catalunya comprobarías que lo lleva mucha gente que no es independentista.
    Gracias por la felicitación y por el tono dialogante, tan poco frecuente entre los políticos de uno y otro signo. Cuando vuelva por vuestra maravillosa ciudad, cosa que espero hacer pronto, estaré a tu disposición, si lo deseas, para seguir hablando de un tema que requiere precisamente eso, más diálogo.

    • Buenos días, sr. Frabetti, nadie está en la cárcel en España por expresar sus opiniones, sino por cometer delitos como puede ser incumplir la Ley, o atentar contra ella y contra todo lo que establezca nuestro ordenamiento jurídico. Parece mentira que le tenga yo que explicar esto. Así que me encuentro muy tranquilo cuando expreso mi opinión, si es dentro del marco de la Ley, claro. En ese sentido, le pregunto, si se encarcelase a la gente por tener opiniones, dígame, en su entorno, ¿por qué no están procesados el resto de las personas independentistas que hay por España? Por ejemplo, ¿por qué el Sr. Rufián no está encarcelado entonces? Piense, reflexione.

      Me dice que lleva lazo amarillo gente que no es independentista. Bien, cada uno es libre de llevarlo. Yo me he referido a lo que significa el lazo amarillo hoy en día en España (y no voy a repetirlo porque ya se lo he explicado anteriormente) y a la desacertada, en mi opinión, elección de portarlo en un acto para escolares.

      Y por ello me alegra que me reconozca que un acto para chavales, para escolares de mi ciudad, y que eran mayoritarios (le recuerdo el número, eran casi trescientos), no es el sitio para cuestiones políticas. Ese era el objetivo de mi artículo, por lo cual le reitero mi agradecimiento por darme la razón.

      Dice que me tomo con humor lo de la corrupción. Ya que lo dice pues sí, usted viene de una región, Cataluña, donde la corrupción lleva instalada ya décadas, siendo unos auténticos campeones. Por tanto, sí, sí tiene gracia su alusión. Y por el coste político del Partido Popular por la corrupción no hace falta que me lo recuerde, lo sé bastante bien.

      Por otro lado me agradece mi buen tono. Si me permite, me temo que usted tiene bastantes prejuicios, o no conoce bien a toda la clase política. Como en cualquier sector o colectivo, hay de todo, y le puede asegurar que en la política hay gente maravillosa, personas humildes, honestas, respetuosas, dialogantes, trabajadoras, que en sus pueblos y municipios son también respetados y hacen muchas cosas buenas por sus vecinos.

      Sr. Frabetti, cuando venga a mi maravillosa ciudad aquí le aguardo para hablar de estos temas y sobre todo de poder seguir hablando de respeto a la ley y a la justicia; y el que no lo haga sabe que tiene al Estado de Derecho, el cual ha demostrado una vez más que funciona.

      Y por supuesto, siempre el diálogo, pero no olvide, este diálogo siempre dentro de la ley, guste o no esta, y con el respeto debido a ella y a las mínimas normas de convivencia.

      Un saludo y muchas gracias por su atención.

      • Solo unas líneas para que no parezca que «paso olímpicamente», como se suele decir. No estoy de acuerdo con casi nada de lo que dices, pero sí con tu manera tranquila y educada de plantearlo. Ojalá cunda el ejemplo dentro y fuera de tus filas. Gracias por este «contraste armónico de pareceres».

        • Sr. Frabetti, no pretendo que piense como yo, pero me sorprende que no entienda ciertas cosas que considero muy sencillas. Y no me extraña que alague mi buen tono, desde luego que ha sido este mucho más cordial que el suyo inicial. Repase. Yo en todo momento he sido muy correcto y educado en mis opiniones, usted se ha quedado más lejos. Y no es político usted. Oh sí?
          Un saludo.

          • Tienes razón, mi tono inicial no fue cordial, y admito que en parte se debió a la mala -pésima- opinión que tengo del PP, que no es justo ampliar a priori a todos sus militantes, entre los que sin duda hay gente honrada y valiosa.
            A mí también me sorprende que no entiendas cosas muy sencillas; pero puede que sea porque nada es tan sencillo como parece.
            Y no, no soy político de oficio ni beneficio. Ni ganas.
            Gracias, una vez más, por el tono sereno y dialogante.

Responder a Francisco Javier Villalvilla Pérez Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.