Vecinos de Vallecas protestarán con prendas hechas de basura para rechazar la llegada de más residuos a Valdemingómez

Las asociaciones vecinales PAU del Ensanche de Vallecas, La Unión-UVA de Vallecas y La Colmena de Santa Eugenia llaman a sus vecindarios a manifestarse este sábado con prendas realizadas con bolsas de basura para protestar contra una posible llegada de más basura a la planta de Valdemingómez procedente del vertedero de Alcalá de Henares.

Vertedero de Alcalá de Henares, cuya vida útil acabará en 2019 JAVIER BARBANCHO
  • La Mancomunidad del Este y la Comunidad de Madrid han solicitado al Ayuntamiento de la capital que Valdemingómez acoja las más de 200.000 toneladas de residuos que llegan anualmente al vertedero de Alcalá de Henares y que está a punto de colmatarse.

Las asociaciones vecinales PAU del Ensanche de Vallecas, La Unión-UVA de Vallecas y La Colmena de Santa Eugenia llaman a sus vecindarios a manifestarse este sábado con prendas realizadas con bolsas de basura para protestar contra una posible llegada de más basura a la planta de Valdemingómez.

«Tras soportar durante 30 años las toxinas y malos olores del parque tecnológico, la vecindad de Vallecas no está dispuesta a renunciar al cierre de la incineradora y a otros planes de mejora que un incremento de la basura puede echar al traste», han asegurado.

Por eso, las asociaciones han convocado una manifestación el sábado 5 a partir de las 11 horas que partirá del Metro Congosto y que finalizará ante la Junta de Distrito de Villa de Vallecas. «Ese día, gritaremos alto y claro que no queremos que nos traigan basura de otros municipios a Valdemingómez y que queremos que nuestro Ayuntamiento nos defienda en este asunto», sostiene Rosa María Pérez Mateo, presidenta de la asociación de vecinos PAU del Ensanche de Vallecas, uno de los barrios más afectados por las emisiones del parque tecnológico.

El Consistorio que dirige José Luis Martínez Almeida aún no ha respondido a la petición de la Comunidad de Madrid y la Mancomunidad del Este de que el complejo acoja, al menos hasta que se inaugure el vertedero de Loeches, toda la basura procedente del vertedero de Alcalá de Henares, pero las entidades vecinales temen que finalmente acceda.

«No en vano, el equipo de Almeida ha visto con buenos ojos que el Gobierno regional lleve a los tribunales la Estrategia de Residuos aprobada en el mandato de Manuela Carmena, un plan muy avanzado que, entre otras cosas, contempla el cierre de la incineradora de Valdemingómez», han indicado las organizaciones vecinales en un comunicado. El pasado mes de diciembre, el pleno del Ayuntamiento de Madrid acordó por mayoría, con el voto en contra del PP, que no permitiría que las más de 200.000 toneladas anuales de residuos de los municipios de la Mancomunidad del Este fueran trasladadas a Valdemingómez.

Centro de tratamiento de residuos La Galiana, situado en el vertedero de Valdemingómez, Madrid. VICTOR SAINZ

«Los vertederos no se colmatan de un día para otro. La Mancomunidad del Este sabía que se avecinaba ese problema y en tres años no hizo nada por evitarlo o buscar soluciones. Después, a pesar de anunciar que en abril el vertedero ya no aguantaba más, lo siguió utilizando hasta ahora, momento en que junto a la Comunidad de Madrid vuelve a pedir traer la basura a Valdemingómez. Es increíble, se han pasado otros cinco meses sin buscar soluciones», sostiene la portavoz vecinal.

Las asociaciones vecinales respondieron entonces a la propuesta del Gobierno regional con una concentración de protesta ante su sede, en la Puerta del Sol. PLAN DE ELIMINACIÓN DE OLORES Los convocantes de la manifestación aseguran que los cientos de medidas que componen el plan de eliminación de olores están dimensionadas y diseñadas para la basura que llega a Valdemingómez, «no para 200.000 toneladas más y mucho menos para 200.000 toneladas de basura sin ningún tipo de tratamiento». Lo mismo ocurre, a su juicio, con el plan de cierre de la incineradora. Así, señalan que reducir la incineración en un 50 por ciento en 2022 y cerrar de la incineradora en 2025 no se ha aprobado porque sí.

«Esos años no están elegidos al azar, sino calculados para la basura que ya llega a Valdemingómez, no para un volumen mayor», aclara la asociación del Ensanche vallecano en su sitio web. Las asociaciones también se han quejado de que les llamen insulidarios cuando en Vallecas llevan más de 30 años recibiendo toda la basura de Madrid, Rivas y Arganda «y respirando las dioxinas y furanos que desprende la incineradora y nunca se nos ocurrió pedir el traslado de este complejo ni a otro municipio ni a otra zona del nuestro».

«Muy al contrario, por lo que hemos peleado es para que el vertedero de nuestra ciudad, a escasos tres kilómetros de nuestras casas funcione en las condiciones óptimas, sea una instalación moderna y no provoque daños a nuestra salud, pero sin trasladarle el problema a otros», indica la entidad vecinal.

Foto de Noel Viñas

«Nadie mejor que nosotros entiende al vecindario de Alcalá, nadie mejor que nosotras que también sufrimos los efectos de un vertedero al lado de nuestras casas, pero la Mancomunidad del Este debe buscar soluciones dentro de su territorio», concluye la asociación vecinal, que lleva días animando a las gentes de su barrio a acudir a la marcha del sábado con prendas confeccionadas con bolsas de basura.

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.