Espacios Ignotos de Iván Correa en la Juve

Sin levantar el bolígrafo del papel y sin mirarlo, de un solo trazo serpenteante y veloz, surgen los bocetos previos. Mediante el dibujo automático, del caos aparente de sus azarosos trazos surgen potentes e inquietantes imágenes que va completando, incorporando elementos simbólicos muy personales. La muestra se podrá ver desde el 23 de septiembre al 23 de octubre en la Casa de la Juventud.

Foto de Ricardo Espinosa
  • Los dibujos y pinturas de Iván Correa nos hacen reflexionar sobre nuestros instintos, el inconsciente colectivo y el eterno conflicto entre orden y caos.
  • Crónica gráfica de Ricardo Espinosa Ibeas para ALCALÁ HOY

El artista  explicó a la concejala de Cultura, María Aranguren algunas características de su obra durante un recorrido por la exposición este martes, el que también estuvo acompañado de familiares y amigos.

La complejidad de sus últimas obras le permite enfrentarse a problemáticas conscientes e inconscientes; actuando en ciertas ocasiones de forma intuitiva.Correa crea imágenes místicas atemporales, a través de una nueva mitología, donde los sueños cobran gran importancia; inquietantes imágenes, a las que llega alcanzando estados alterados de consciencia.

Sin levantar el bolígrafo del papel y sin mirarlo, de un solo trazo serpenteante y veloz, surgen los bocetos previos. Mediante el dibujo automático, del caos aparente de sus azarosos trazos surgen potentes e inquietantes imágenes que va completando, incorporando elementos simbólicos muy personales.

En su obra la línea es esencial; su pasión por el dibujo y el detalle, junto con su peculiar y poco ortodoxa forma de aplicar la tinta hace que estemos ante un lenguaje propio y una técnica original. Al utilizar minuciosas tramas con bolígrafo en sus dibujos, crea diferentes niveles de lectura y unas texturas apreciables a poca distancia. Acercándonos lo suficiente, podremos deleitarnos con una forma de modular la línea comparable a la técnica de los antiguos maestros del grabado.

En sus últimas obras Correa experimenta con la técnica del fumage. Partiendo de una mancha de hollín poco controlada (generada acercando la llama de una vela en movimiento al papel); dibuja en negativo con diferentes utensilios como bisturies, puntas de metal utilizadas en grabado calcográfico, plumas de pájaro, lápices goma o pinceles estropeados. Las formas que le sugieren las manchas aleatorias de hollín nunca son controladas conscientemente lo que hace de esta técnica un lenguaje adecuado para enfrentarme a su propio inconsciente. Después de interpretar las formas, estas le sugieren diferentes elementos, que van apareciendo después de un sutil trabajo de tramas de líneas. El resultado es una obra minuciosa, rica en texturas a la que no se podría llegar por ningún otro lenguaje artístico que no fuera esta poco conocida técnica que Correa esta desarrollando.

Si nos adentramos en el mundo de este singular artista, experimentaremos un viaje lleno de imágenes surrealistas con una desconcertante simbología que dialoga con el arte de antiguas civilizaciones. Correa juega con la ambigüedad de la carne, la dualidad vida-muerte, lo estático y lo móvil; y crea una iconografía personal, en la que la sensación de inquietud, misterio y tensión está muy presente.

+ información en https://ivancorrea.carbonmade.com/

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.