El parque O´Donnell ante una nueva legislatura

El O'Donnell no ha gozado, en las últimas décadas, del tratamiento que gozan los parques principales de las ciudades españolas por ser lugares tradicionales para el esparcimiento y solaz ciudadano. Ahora que los partidos están cerrando sus programas electorales de cara a las elecciones municipales del 26 de mayo, queremos saber qué proponen para el Parque O'Donnell y a qué se comprometen.

Foto de Pedro Enrique Andarelli
  • Remitida por el Grupo de Complutenses por el Parque O´Donnell
  • Crónica gráfica de Pedro Enrique Andarelli (jueves 16 de mayo de 2019 )

No ha habido, hasta esta legislatura que está a punto de concluir, actuaciones significativas encaminadas al mantenimiento, conservación y restauración de sus espacios. El O’Donnell no ha gozado, en las últimas décadas, del tratamiento que gozan los parques principales de las ciudades españolas por ser lugares tradicionales para el esparcimiento y solaz ciudadano; generalmente, esos principales parques y alamedas han sido mimados por ser auténticos «salones» de las ciudades.

El nuestro, quizá por estar en una zona menos poblada en donde captar votos o por estar eclipsado por cercanísimo eje peatonal predilecto para el paseo (de Libreros a Santos Niños)o la atracción que ejercen el Henares y los cerros, ha sido secularmente relegado a un segundo plano, lo que le ha valido un galopante deterioro en donde el vandalismo o aquellas talas masivas en la primavera de 2013, de 27 enormes y emblemáticos pinos de 20 metros de altura por suponer un supuesto peligro para los viandantes y vehículos, lo han mermado.

Hemos de reconocer que esta legislatura se escucharon las demandas y propuestas elevadas por este grupo y, numerosas, fueron o están tenidas en cuenta: puesta en funcionamiento del negocio de hostelería donde estuvo el Bar Tolo, las plantaciones de árboles en conmemoración de los Centenarios de Cervantes y Cisneros con la participación de numerosas asociaciones y entidades ciudadanas gracias al apoyo de Participación Ciudadana y Distritos, arreglo de la caseta de bombas, frecuente repintado de dicha caseta que es diariamente vandalizada con pintadas así como de otros elementos grafiteados (aunque el rápido e insistente vándalo parece haber ganado la partida a un servicio municipal que va más despacio o que parece estar exhausto ante esa trepidante tasa de deterioro intencionado), rehabilitación de edificios y arreglo de techumbres que parece permitirá darles uso, colocación de flor de temporada aunque ésta fuera arrancada al día siguiente por algún que otro vecino sin vergüenza ni escrúpulos, reparación de bancos y papeleras, renovación de maquinaria para la jardinería o la inminente y esperada puesta a punto de la zona de juegos infantiles con aparatos para niños y niñas con diversidad funcional. Así mismo, desde hace unos días, tenemos constancia, desde la concejalía de Medio Ambiente, de la próxima colocación de cartelería educativa/informativa y de nombres de calles y glorietas del Parque basados en motivos históricos de Alcalá.

También es muy ilusionante haber tenido conocimiento estos días de una importante partida presupuestaria destinada a una histórica reivindicación de este grupo y que consistirá en la renovación total de la zona de juegos infantiles pues pasará a ser un espacio inclusivo y adaptado a la mayor diversidad posible de niños y niñas y que llevará por nombre el arquitecto municipal que diseñó el parque original y numerosos y emblemáticos edificios de esta ciudad: Martín Pastells y Papell.

Además, el parque puede volver a contar con un elemento histórico que tuvo hasta hace unos años, recuperando un elemento identitario más. El nuevo Mapa del Patrimonio Natural de Alcalá lo considera como «Parque Histórico O’Donnell». También, por insistencia y petición de este grupo aunque en este caso no se nos ha comunicado ni se nos ha citado a reunión alguna por parte de la Concejalía de Deportes, parece que se va a proceder a adecuar las instalaciones deportivas de la zona de Pista Florida. En la oposición también hemos notado interés por el Parque pues concejales como Ana de Juan, Víctor Chacón o Gregorio David Valle han llevado las necesidades del O’Donnell a los distintos foros municipales o han llamado a nuestra puerta para conocer las demandas del mismo. No es poco.

Pero el parque sigue requiriendo un riguroso Plan Director Integral donde todas las acciones que se lleven a cabo, de aquí en adelante, cuenten con transparencia de cara a la vecindad (que no se haga política de hechos consumados y, por ejemplo, se corten árboles sin haber procedido a un período de alegaciones y propuestas alternativas)  pero también con el respaldo de personal serio y verdaderamente cualificado de cara al mantenimiento, conservación y restauración del Parque O’Donnell. No en vano, este parque no es un recinto creado antes de ayer sino que nace a finales del siglo XIX sobre un espacio histórico como fue la salida de la ciudad hacia Segovia por la Puerta de Burgos, una almuzara medieval para el entrenamiento de jinetes, un anterior y más veterano Paseo del Chorrillo, parte del Camino de Santiago Complutense, el primer gran salón verde de una ciudad prácticamente encorsetada en un perímetro aún medieval.

Además, si cabe, el Parque O’Donnell merece lucir la mejor y más agradable de sus caras pues es adyacente al casco histórico Patrimonio de la Humanidad; tiene dos fachadas a sendas avenidas de acceso al Centro, está frente a un espacio monumental como son el arco de San Bernardo, la puerta de Burgos y la muralla; es uno de los accesos al casco histórico para estudiantes, turistas y complutenses desde la estación de ferrocarril. Seguro que hay personas en Alcalá, mucho más autorizadas que nosotros en materia de Historia de la ciudad, que pueden añadir muchos más valores históricos que justifiquen un Plan Director. Quizá haya que proceder a incoar un expediente para la declaración del parque como Bien de Interés Cultural y Jardín Histórico que garantice, al menos más que ahora, unas actuaciones adecuadas. Parece que se ha sentado un precedente al considerarle «Parque Histórico» en el mencionado Mapa del Patrimonio Natural.

Lejos de lo que algunos quieren pensar, este grupo no ha pretendido el cerramiento perimetral como única solución válida al deterioro por vandalismo sino que públicamente hemos ofrecido que se vigile por las fuerzas y cuerpos de seguridad que operan en Alcalá, que se coloque un circuito de videovigilancia (lo cual pareció que iba a hacerse por Javier Bello a tenor de sus promesas verbales y las palabras, ya se sabe, se las lleva el viento) y ahí está el dossier con ideas que nos pidió Participación Ciudadana a principios de este año de cara al cerramiento o no.

En definitiva, ahora que los partidos están cerrando sus programas electorales de cara a las elecciones municipales del 26 de mayo, queremos saber qué proponen para el Parque O’Donnell y a qué se comprometen.

 

publicidad
B-quadernillos-viajes
B-ayto-alcine19
B-alcala-magna2019
C-elaguaesvida-sorbe2019
B-ayto-viacomplutense-2019
Suscríbete a ALCALÁ HOY / Si te ha interesado esta información, suscríbete a ALCALÁ HOY y recibe en tu correo electrónico nuestras últimas noticias

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.