Las esculturas de José Luis Menéndez Álvarez llegan al corazón

Hasta el 23 de junio se puede ver en la Casa de la Entrevista una interesante exposición de esculturas realizadas por José Luis Menéndez Álvarez y titulada 'En corazón' debido a que todas las piezas de la muestra tienen uno, excepto la cabeza de espiral, pues simboliza "a aquellos que no piensan con el corazón".

Foto de Ricardo Espinosa
  • Una de las piezas protagonistas es el Corazón del mundo atacado, que refleja las contradicciones personales y del planeta, entre la naturaleza que lucha por sobrevivir y cómo lo contaminamos.
  • Crónica gráfica de Ricardo Espinosa Ibeas para ALCALÁ HOY

Mientras escuchan un latido como guía, los visitantes podrán disfrutar de diversas piezas que mezclan el metal con piedras naturales para simular elementos de la naturaleza. Entre los materiales empleados destacan: la piedra de sal, el cuarzo rosa, el alabastro azul, acero, hierro forjado, mármol verde y negro, turquesa, ébano, la fluorita, que en China es más preciada incluso que el diamante,etc.

Otra muy curiosa es la planta carnívora, con las venas en la parte inferior como si fueran raíces. También es sorprendente el Corazón de sal Himalaya sobre arena de playa en un rincón de la sala, que representa «que el corazón ha creado su propio territorio y está defendiéndose del ser humano», según dijo el artista.

Una  de las más llamativas es la Ostra dragón, donde el corazón se protege como una perla, pero también sueña que puede volar como un dragón. La espuma de mar es otro de los elementos naturales en los que se ha inspirado el escultor para varias de sus creaciones, tanto de gran tamaño como para piezas pequeñas que parecen joyería, y que se pueden ver en una vitrina junto a varios catálogos de su obra con títulos muy sugerentes como: ‘Entre víboras y pelotas’, ‘No me ando por las ramas’, etc. Además, José Luis ha cazado a la perfección la esencia de este proyecto en la cabeza de un ciervo a partir de un corazón y pulmones metálicos.

A la inauguración el pasado jueves 9 de mayo asistió la edil de Educación, Diana Díaz del Pozo, sustituyendo a la concejala de Cultura que no pudo acudir. Diana dio las gracias al artista por estas obras tan llamativas y con un mensaje tan significativo.

El escultor reconoció que «a mi como ser humano sólo me llama la atención el corazón»… y «salvar la naturaleza, pues si nos cargamos la naturaleza , nos cargamos a nosotros mismos».

Destacó que el corazón es un órgano que también piensa por si mismo, pues «está demostrado científicamente que tiene neuronas que dan órdenes al cerebro». Por tanto, «el ser humano no es sólo cabeza y a mi la parte que más me interesa es el corazón -reiteró el escultor- , un corazón que recuerde la naturaleza y que nos conciencie de que tenemos que saber comunicarnos con nuestro entorno».

Completan la muestra dos esculturas con una gran carga sentimental para José Luis: una titulada Anerol, el nombre de Lorena al revés, dedicado a la que fue su pareja durante cuatro años. Y en el pasillo está Desesperado, la pieza que hizo cuando empezó la crisis que truncó de alguna manera su exitosa trayectoria internacional pues «desde 2008 sólo he hecho tres exposiciones con ésta», reconoció el escultor con 20 años de carrera artística.

Otro de los motivos que hacen especial esta muestra es que todavía no cuenta con un catálogo para los visitantes, puesto que «para hacer algo distinto, el catálogo se hará con la exposición real fotografiando a los visitantes en la sala, que también podrán aportar imágenes, para presentarlo al final» como broche de oro a la clausura

  • Del 9 de mayo al 23 de junio de 2019
publicidad
B-ayto-alcalamagica-2019-2
B-ciudadanos-26M
B-ayto-patiosabiertos19
Suscríbete a ALCALÁ HOY / Si te ha interesado esta información, suscríbete a ALCALÁ HOY y recibe en tu correo electrónico nuestras últimas noticias

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.