Vecinos de Azucena y San Diego piden más control y supervisión municipal durante las obras que se están llevando a cabo

La presente reclamación la hago en virtud de la falta de respeto de los conductores en su paso por la calle San Diego y con la falta de control y supervisión del ayuntamiento y policía Local de Alcalá de Henares.  Espero con estas frases llamar la atención de vecinos, conductores y autoridades de esta localidad.

Foto de Pedro Enrique
  • Queja remitida por David Álvaro 
  • Crónica gráfica de Pedro Enrique Andarelli

La Calle San Diego tiene prohibido el acceso a coches desde la calle Azucena, y solo pueden acceder a ella los propietarios de garajes. La señal al comienzo de la calle es mas que visible, y a pesar de ello, los coches animados por los coches aparcados en batería e la calle se adentran con la esperanza de encontrar un hueco libre, y así poder aparcar, “porque ellos lo valen”, en el mismo centro histórico y peatonal de Alcalá.

Es tan concurrida la infracción, que la mayoría no encuentra sitio, y a la altura de la entrada de los garajes del numero 1 de la calle, hacen maniobra de cambio de sentido y vuelve a salir. No son pocas las ocasiones que se encuentran con otro atrevido infractor en búsqueda del ansiado premio, o peor, con un propietario que quiere acceder a su garaje, pero que se encuentra obstaculizado por el infractor que retorna a la calle Azucena.

A cualquier hora, la zona azul de la calle san Diego esta abarrotada de coches, y sorprende que así sea, dado que el sentido de acceso es prohibido desde la calle Azucena, y desde hace ya muchos meses, el sentido desde Libreros y Beatas es imposible. Lo normal entonces sería que no hubiera coche alguno aparcado. Pero más sorprende, que no pudiendo entrar en la calle desde ninguno de los dos sentidos, ademas de estar los coches aparcados, la zona azul funciona, y todos los coches después de saltarse la prohibición de acceso pueden ingresar monedas en el cajero de la zona azul. En definitiva, infractores contribuyentes que cuentan con el más inesperado de los cómplices, que nos es otro que el ayuntamiento y la policía local.

Los fines de semana, el follón es ya considerable, y los atascos de entradas, salidas y maniobras de dar vuelta, se hacen desagradable para el paseo, y muy insoportable para los vecinos que allí vivimos. Además, los fines de semana no se paga la zona azul, con los que ademas de infractores contribuyentes, se llena de infractores de pleno derecho.

 

publicidad
Suscríbete a ALCALÁ HOY / Si te ha interesado esta información, suscríbete a ALCALÁ HOY y recibe en tu correo electrónico nuestras últimas noticias

B-Concurso-AguasdeAlcalá2019

Comenta desde tu cuenta de Facebook