Luces y sombras del nuevo reglamento de participación de Alcalá de Henares

El Pleno del Ayuntamiento de Alcalá de Henares probó el pasado viernes el nuevo reglamento de participación impulsado por PSOE, Somos Alcalá e Izquierda Unida y con el voto en contra de toda la oposición. Un nuevo reglamento que, en palabras del Partido Popular y Ciudadanos, "se impone a toda la ciudad sin el consenso de los grupos políticos" y "politiza el movimiento vecinal perjudicando a la mayoría del tejido social".

Foto de Ricardo Espinosa Ibeas
  • Chacón acusa a Somos Alcalá de gestionar el área de participación en base a criterios ideológicos sectarios
Foto de Pedro Enrique Andarelli / archivo de AH

«Nos imponen círculos de Podemos llamadas Consejos de Barrio. Frente a la politización hay otro modelo: potenciar el movimiento vecinal y que sea la sociedad la que asuma el protagonismo no los partidos políticos, ni sus afiliados. Queremos una participación real que sea reflejo de una sociedad comprometida. No queremos asambleas políticas llenas de vecinos con carnet de afiliado», ha criticado el portavoz del PP, Víctor Chacón, tras recordar que su grupo fue el único que presentó enmiendas al texto.

Foto del ayuntamiento

«Hasta 18 alegaciones que tenían como objetivo incrementar la participación de las asociaciones de vecinos, dar seguridad jurídica a diferentes procedimientos o suprimir las instituciones politizadas que incluye la nueva normativa», afirma en una nota de prensa.

Foto del ayuntamiento

Chacón, igualmente, ha acusado a Somos Alcalá de gestionar el área de participación en base a criterios ideológicos sectarios: «Se ha buscado una participación con interés político. Importan unas asociaciones sí y otras no. Ha habido una especial implicación con las que hay relación política. Aquí se ha faltado el respeto a asociaciones que hacen una importante labor social como Provida, o las Casas Regionales, o las Cofradías y Hermandades, o a Asociaciones de Vecinos que se clasifican entre afines y no afines».

El portavoz de los populares considera que «este reglamento politizado es reflejo del sectarismo de Somos Alcalá que ha hecho de la participación un chiringuito económico. Ahí está el medio millón de euros que llevamos gastados en 5 dinamizadores de barrio vinculados a Ahora Madrid o las subvenciones repartidas entre miembros de la candidatura de Somos Alcalá para comprar ordenadores, teléfonos último modelo, cámaras de vídeo, etc y por la que hay cuatro concejales imputados».

Las críticas también han llegado desde Ciudadanos. Su portavoz, Miguel Ángel Lezcano, cree que con este reglamento «se pretende hurtar la legítima representación de los vocales en las Juntas de Distrito cediéndosela, entre otros, a Consejos de Barrio, integrados por vecinos a título individual y cuyos portavoces pasarán a ser automáticamente miembros natos en cada Junta de Distrito, junto al Presidente y Vicepresidente».

Miguel Ángel Lezcano en el Pleno Municipal de diciembre.

Lezcano, que ha sido contundente al indicar que «en su día, alertamos de que la ley hay que cumplirla y no existen normas a la carta con el fin de beneficiar sólo a ciertas asociaciones, o incluso a personas particulares», ha asegurado que «las asociaciones deben tener los mismos derechos, pero también las mismas obligaciones».

El portavoz de Cs ha insistido en que «pretendemos dotar a las Juntas de Distrito de más recursos para que esa participación sea real al cien por cien, así crear una unidad del plan 24/48h adscrita a cada Distrito e incluir en presupuestos municipales anuales propuestas específicas aprobadas por cada Junta».

El Consistorio, por su parte, ha defendido que el nuevo reglamento ha sido «elaborado durante meses de trabajo con el esfuerzo de técnicos municipales y las aportaciones de colectivos, vecinos y vecinas que ven con interés la posibilidad de que la ciudadanía tenga nuevos cauces para participar en las decisiones municipales»·.

La concejala de Participación, Laura Martín, de Somos Alcalá, ha señalado «la necesidad de abrir las puertas a las personas interesadas en participar en decisiones que afectan a la vida de nuestra ciudad, porque es una nueva forma de hacer política, de aumentar la transparencia y de profundizar la democracia. La gente que sueña y trabaja para mejorar Alcalá tiene a partir de ahora herramientas para hacerlo y hay que agradecérselo a colectivos de la ciudad que han trabajado y aportado sus ideas y su visión a este texto».

El Ayuntamiento destaca que a partir de ahora «la ciudadanía tiene más capacidad de influencia en la agenda política a través de sus contribuciones activas. Se han generado nuevas herramientas como la iniciativa ciudadana de interés general o la encuesta ciudadana que serán nuevos canales de participación de iniciativa ciudadana, superando las líneas tradicionales de funcionamiento, desde las cuales la institución cuenta con un papel impulsor y promotor al que se suman las aportaciones ciudadanas».

 

 

 

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook