Aparatología estética única y patentada al servicio de la medicina estética

La imagen constituye un valor en alza en la sociedad. El sentirse bien y mejorar nuestra imagen personal repercute en el estado emocional y se vincula con un mayor bienestar. Prueba de ello es el auge de la demanda de intervenciones estéticas en nuestro país, que sigue una tendencia ascendente a medida que van pasando los años.

  • La medicina estética es el conjunto de actos médicos encaminados a mejorar el bienestar de la persona en todos los aspectos; uno de ellos es la imagen pero otro es la salud dado que va unido.

Los pacientes reciben cada vez más información sobre los últimos avances en tecnología y medicina estética. Es por esto que son también más exigentes con todo lo que pueda conllevar un riesgo para su salud, buscando tratamientos que potencien la belleza y sean seguros.  Este mejor servicio médico-estético pasa por la especialización, uniendo tecnología y seguridad para lograr unos resultados óptimos y que, tanto el equipo sanitario como los procedimientos, den la mayor tranquilidad y confianza posible.

En ese sentido, empresas especializadas en aparatología estética como Novasonix utilizan una tecnología propia, patentada, desarrollada y fabricada bajo las estrictas normas de calidad y seguridad de la industria médica europea.

Este tipo de empresas basan la eficacia de su oferta en la calidad y la ciencia y sostienen su ‘expertise’ en una única filosofía, en concreto, que en este campo de la industria se necesita un apoyo científico riguroso para permitir resultados visibles y reales a largo plazo.

En definitiva, desde Novasonix siempre se ha tenido claro el significado de dar un servicio médico-estético en su ámbito, la especialización en unidades y la inversión en tecnología puntera respecto a la aparatología médico-estético que ofrece.

Y es que cada vez son más los centros que cuentan con médicos especialistas certificados, con una alta capacitación profesional, y comprometidos con estándares de excelencia en medicina estética.

Este planteamiento permite que cada unidad médica tenga entre sus tareas el seguimiento continuo de investigaciones, avances, estudios médicos y nuevas tecnologías en sus respectivos ámbitos. Y no solo se trata de invertir en tecnología sino de hacerlo de forma correcta.

La medicina de este siglo XXI está ligada con la tecnología de una manera íntima. Hoy en día, las tecnologías sanitarias se han convertido en herramientas indispensables para mejorar la labor del médico.

 

 

 

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook