Nueva crónica desde la granja del Mercado ¿Hay maltrato animal?

Desde el fallecimiento del camello Malagueño han sido varias las protestas en redes sociales y varias las visitas que se han realizado a la zon, entre ellas, la de este sábado día 13 de Octubre en la que nos acompañaban dos defensores de los animales, Ricardo López y Lara Hidalgo.

  • El cuidador de los camellos  Francisco Javier García no se encontraba en la Huerta de la murallas durante todo el tiempo de nuestra visita en la tarde del sábado 13 de octubre
  • Cronica gráfica de Noel Viñas para ALCALÁ HOY

Han sido muchas las alarmas que han saltado entre protectoras, asociaciones y particulares tras  tras el fallecimiento del camello Malagueño el pasado 9 de octubre, día de inicio oficial del mercado cervantino.

Desde entonces, han sido varias las protestas en redes sociales y entre ellas un escrache del que dimos noticia.  Este mismo sábado 13 de Octubre, ALCALÁ HOY volvía a la Granja del Mercado acompañada por  dos defensores de los animales,  Ricardo López,  que no quiere mostrar su imagen por temor a represalias ya que ha sufrido amenazas con anterioridad, y Lara Hidalgo.

Nos reunimos con ambos en la Huerta del Obispo a las 18.00h y nos dirigimos hacia el área donde están camellos y dromedarios: lo primero que nos llama la atención es ver tanta gente agolpada en la zona de las vallas, zona en la que no hay ningún tipo de vigilancia “aquí no hay cuidadores con los animales, cualquier persona puede dar algo a los animales o incluso colarse en la zona”, nos relata Ricardo.  Una mujer allí presente exclama que “esto no es normal”.

Comprobamos además que no disponen de agua en la zona y que ésta además se encuentra acotada como puede verse en las imágenes. Minutos después, uno de los dromedarios, buscando comida, tira una valla de la zona de seguridad y suben hacia la parte de arriba de la Huerta del Obispo donde además, como se muestra en las fotos, hay una puerta abierta.

Tras dar el aviso a los cuidadores,  transcurren 20 minutos  hasta que uno de ellos se acerca a  la zona. La puerta sigue abierta por lo que no impide el paso de curiosos que se acercan a hacer fotos como se muestra en el reportaje gráfico.

Lara Hidalgo, solicita a los cuidadores presentes que traigan agua y transcurren  otros 30 minutos hasta que dos de ellos, traen agua a los animales. Francisco Javier García, el  propietario de la empresa Centauro, no se encuentra presente. Según nos dicen “está fuera”, además nos explican, “no damos a basto con tanta gente, por eso no hay ningún cuidador con los animales”.

Nos acercamos con Ricardo y Lara a la zona donde la gente hace largas colas para “disfrutar de un paseo” sobre camellos, dromedarios, ponis o burros. Durante dos horas observamos el ir y venir de los animales con apenas 3 minutos de parada y sin cambio alguno para que descansen.

Al advertir la presencia de ALCALÁ HOY, no tardan en poner agua a los animales. Somos testigos además de  como más de un animal carga con más personas de lo debido y el público se salta las normas grabándose o haciéndose fotos sobre los animales cuando eso está expresamente prohibido, con el beneplácito de los encargados.

Tras nuestra marcha,  Elena Piris, miembro de la Plataforma para la Protección Animal de Alcalá de Henares, que se encontraba en el lugar hacia las 21 horas para asistir al concierto de Gwendal,  nos avisa por teléfono de que “el recorrido de los animales llega hasta el público que ha acudido para disfrutar de los conciertos. No tienen paradas de descanso y más de un animal carga con más de dos personas”.

Elena además nos explica que  “la zona la han acotado porque a la hora del cierre de la venta de ticket meten a ponis, dromedarios y camellos en la misma zona, no dejan pasar hacia las vallas,  pero no hay seguridad alguna hacia el bienestar de los animales. Comienzan su actividad a las 11.30 de la mañana y en el caso de este sábado día 13, no han acabado hasta las 22.15 de la noche”.

Igualmente, a través de los testimonios de Ricardo y Lara, podemos saber que no hay cambio de animales ni tiempo de descanso para ellos, como hemos podido comprobar en nuestras sucesivas visitas.

publicidad
B-Navidad2018
B-mas-octubre18
B-tuktuk-728×180
Suscríbete a ALCALÁ HOY / Si te ha interesado esta información, suscríbete a ALCALÁ HOY y recibe en tu correo electrónico nuestras últimas noticias

Comenta desde tu cuenta de Facebook

6 Comentarios

  1. Deberian de investigar y denunciar hay abuso de autoridad,el ayuntamiento a de dar ejm y no pasar con decir q lo hacen empresas subcontratas. Tienen nuestro apoyo.Denunciar xq no solo estaran en esta feria si no q van a otras.el camello seguro no bebio ni comio y tendria agotamiento.

  2. La persona que ustedes nombran como Elena Piris que es miembro de la Plataforma para la Protección Animal de Alcalá de Henares, se llama realmente María Elena Rosa Piris. No sabemos cual es la razón omite su primer apellido ni que trata de ocultar con ello.

    María Elena fue la persona número 8 de la lista electoral de Somos Alcalá. No obtuvo acta de concejalía tras las elecciones, pero fue contratada como personal de confianza del grupo municipal de Somos Alcalá. Cobró un generoso sueldo a cargo del Ayuntamiento hasta mayo de 2017 que fue cesada por perdida de confianza.

    Anteriormente María Elena fue trabajadora del CIMPA (Centro Integral Municipal de Protección Animal de Alcalá de Henares) cuando la gestión de la empresa correspondía a la Fundación CANADD. De allí fue despedida de su puesto por sustraer un perro identificado y con dueño de dichas instalaciones.

    Tras ello emprendió una campaña de descrédito a través de la Plataforma para la Protección Animal contra la Fundación CANADD consiguiendo que dicha fundación no volviera a gestionar el CIMPA. Todo ello a pesar de que ni la Comunidad de Madrid y ni el SEPRONA hallaron pruebas del maltrato en la gestión del CIMPA que supuestamente hizó la Fundación CANADD, y que denunciaba dicha María Elena, ex-trabajadora, desde su plataforma. A partir de octubre de 2017, la nueva empresa seleccionada para gestionar el CIMPA es el Hospital Veterinario Alcor, quienes “casualmente” contrataron a María Elena como trabajadora allí.

    Sirva lo comentado para ver de que manera, María Elena Rosa Piris hace un uso muy particular y personalista de la Plataforma para la Protección Animal de Alcalá para llevar a cabo sus venganzas personales contra quienes la han ido despidiendo o cesando.

  3. Los animalistas no tienen ni idea unA cosa es maltrato animal si se maltrata y otra cosa es trabajar con animales para disfrute de los niños si no trabajan en esto desapareceran al matadero todo es un negocio los toros viven de puta madre son atletas hacen deporte y el 2 por cien van a las plazas y el resto al matadero para carne si no fuese asi desaparecerian el toro es el animal que mejor vive del mundo pero tiene que ser rentable si no desapareceria como.el que tiene un taxi un autobus un camion el que lo tiene lo cuida porque es su negocio si no desapareceria otra cosa es el maltrato animal yo soy gallego mis abuelos tenianbueyes para trabajar la tierra y el orgullo de ellos era ver quien tenia losbueyes mas hermosos y cuando paraban a desayunar los primeros en comer el desayuno eran ellos como el que cuidaun coche era su herramienta de trabajo nada de maltrato animal pensemos que si los animales no se cuidan no pueden trabajar pero como estamos acostumbrados a vivir sin trabajar asi nos va los animales que no trabajan no son rentables incluso los toros para poder tenerlos tienen que ser rentable para el dueño y los puestos de trabajo que generan dar una vuelta por las granjas de conejos gallinas pollos cerdos y vereis como vive eso si que es maltrato animal pero es el negociono llos comamos comamos hierva y se acaba el problema mucha ignorancia es lo que hay besos

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.