El interventor de Alcalá y ‘el club de los 136.000 palotes’

Mismamente iba yo a tomar un café al Bar Amapola de la Plaza de Cervantes con tan mala suerte de oír ciertos predicamentos y con tan buena suerte de que nadie de los allí presentes recabó en mi humilde presencia de parada de larga duración. Convenientemente puse oído a tan distinguida conversación y anoté nombres y referencias.

Foto de Pedro Enrique Andarelli


 

  • La brujita del Gurugú | Gabriela Vicario


 

Al parecer, según consta en aquellos testimonios, el insigne gobierno complutense se ha propuesto hace ya bastante tiempo echar al Interventor, un tal Ernesto; aunque no pude enterarme del motivo pude entresacar la palabra ‘tocapelotas’ como elemento vertebrador del cese del susodicho. Bien, al parecer un tal Jaime sería finalmente quien lo iba sustituir, que de hecho ya lo sustituyó, hasta que el primero sin avisar cesó su baja por enfermedad cartilaginosa en las extremidades. El tal Jaime parece que tiene como gran virtud ‘hacer la vista más gruesa’ o la ‘vida más llevadera’ en algunos expedientes y ser menos ‘tocapelotas’ -en prinicipio- que el tal Ernesto.

Bien, los allí presentes no se ponían de acuerdo y también se citó en la conversación a un tal Ángel, que está en medio de los otros dos.

Foto de Ricardo Espinosa Ibeas

Lo que sí que me enteré es que estos tres nombres responden a los técnicos municipales que más ganan en el Ayuntamiento, junto a otro que se llama Pedro, que ni pincha ni corta. Unos 136.000 euros anuales , que terminó con una nueva elaboración de la lista ‘excel’ para que los sueldos parecieran menos aparatosos; lo que se conoció internamente como un ‘maquillaje aparente’. (que vino a consistir en referencias mensuales y no anuales para evitar sobresaltos, a sabiendas de que no hay investigador hoy en día que se ponga a sumar con la calculadora). Todos ellos participan en el prestigioso ‘club de los 136.000 palotes’.

Diligentemente y en conclusión, los que mandan tienen claro que se afeitan al interventor, pero el mandato no ha sido muy efectivo que se diga, de momento a muy pesar del gran concejal de Hacienda. Y además que el verano y los refrigerios amainan los emperamentos.

Foto de Ricardo Espinosa Ibeas

El tal Ernesto espera entre baja y baja y vuelta y vuelta. El tal Jaime no sabe si entrar o no al despacho del intervertor, porque la ultima vez tuvo que salir ‘por patas’ ante el enfando del tal Ernesto que se presentó sin avisar. Y el tal Ángel: no sabe no contesta. Porque es amigo de los dos y es buen concedor de lo que quieren los políticos; sin duda una revisión más generosa de los expedientes que interesan. Lógicamente. Este hijo del noble cuerpo de la policía no quiere excesivos problemas.

Seguiré en la lista del paro, en cuyas colas no hay mucha gente que aspire a ganar más de cien mil euros anuales, ni siquiera a ser jefe político de unos señores que ganan ese dinero y que tardan tanto en tomar una decisión, supuestamente tan importante.

Coincienzudamente pensaré si es mejor estudiar para el noble cuerpo de funcionario del Estado o si, por contra, apuntarme a un partido político, donde hay que hacer menos codo y más zanja. Lo mejor, como dice mi papá, es no escuchar al prójimo.

Y es que sólo puede quedar uno, como en Los Inmortales. Eso es una cosa y la otra comprobar si ‘el club de los 136.000 palotes’ manda más, igual o menos que el equipo de gobierno. Reparos al margen.

publicidad
B-visiorama728x180
Suscríbete a ALCALÁ HOY / Si te ha interesado esta información, suscríbete a ALCALÁ HOY y recibe en tu correo electrónico nuestras últimas noticias

Comenta desde tu cuenta de Facebook

4 Comentarios

  1. Me gusta como escribe Gabriela, entretiene, intriga…. Estoy deseando leer el siguiente capítulo que aunque está pensado para personas que tienen más datos, a mí me traslada a un mundo de intrigas conventuales que me está enganchando. Enhorabuena Gabriela.

  2. Gabriela, Rogelia…¡que nombres más bonitos y rocambolescos! parecen sacados de un folletín de Boris Izaguirre. Con Perdón. Y qué discretas son. No les gusta enseñar la cara. Qué misteriosas.

  3. Tu también eres muy discreto Ambrosio, seguramente a tí tampoco te gusta dar la cara, yo solo he manifestado que me gusta como escribe esa persona se llame como se llame, yo no tengo nada que ocultar.

  4. “La publicidad es justamente elogiada como un remedio para las enfermedades sociales e industriales. La luz del sol se dice que es el mejor de los desinfectantes; la luz eléctrica es el policía más eficiente”.
    Fuente: juez Louis Brandeis autor del libro Other People’s Money—and How Bankers Use It publicado en Estados Unidos en 1914. En España con el título: El dinero de los demás se publicó en el año 2012 es decir casi 100 años después de la versión original en ingles. El nombre del Señor Interventor General Municipal Don Ernesto Sanz Älvaro aparece en cualquier acta municipal como por ejemplo en http://www.ayto-alcaladehenares.es/portalAlcala/RecursosWeb/DOCUMENTOS/1/0_7154_1.pdf

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.