El obispo de Alcalá la lía en TVE

Lo ha vuelto a hacer. Juan Antonio Reig ha vuelto a utilizar la televisión pública española para transmitir sus mensajes durante el sermón de la Santa Misa de forma amplificada aprovechando la retransmisión de RTVE. En esta ocasión, el controvertido obispo de Alcalá de Henares ha criticado desde la movida madrileña, pasando por el sexo y al Estado español en sí.

Foto de Ricardo Espinosa Ibeas
  • Aprovechó la retransmisión de la Misa para no dejar títere con cabeza
Foto de Noel Viñas

Lo ha hecho con motivo del Día del Seminario, donde Reig Plá se remonta durante su sermón al “momento conocido como la movida” como el inicio de la situación que se vive actualmente en España donde haya “la propuesta de un mal llamado amor reducido a sexo despersonalizado y a veces promiscuo”.

Reig Plá, obispo de Alcalá de Henares. Foto de Ricardo Espinosa Ibeas

Para Reig, desde la llegada de la democracia, “los jóvenes españoles, siguiendo un claro proceso mercantilista y de ingeniería social, fueron apartados de la tradición de nuestros pueblos, de la tradición cristiana de los mayores”. Algo que ocurrió “en el momento conocido como la movida, en el que los mercaderes no sólo ofrecían espacios de ocio diferentes, sino que promovían también el alcohol, la droga y la propuesta de un mal llamado amor reducido simplemente al sexo despersonalizado y, a veces, promiscuo”.

Para el obispo, vivimos rodeados de unos “hábitos antifamiliares” marcado por el “eclipse del padre, el alto paro juvenil y los procesos educativos cargados con las ideologías actuales y con leyes cada vez más permisivas”. Y va más allá asegurando que los jóvenes españoles padecen “falta de maduración en la masculinidad y feminidad, asediados muchos de ellos por la pornografía e incapaces de seguir las sendas de las virtudes humanas y cristianas”.

Foto de Ricardo Espinosa Ibeas

Para Reig, los responsables de esta situación son “la Administración y Gobierno de nuestros pueblos” que “se han escudado en la llamada tolerancia del mal menor para pasar a la indiferencia y neutralidad ante el desmoronamiento de las familias y el creciente individualismo que convierte a la sociedad en una masa de individuos con intereses contrapuestos”.

“Pero no contentos con la neutralidad se han promovido también, mediante la manipulación del lenguaje, los llamados nuevos derechos que atentan contra la naturaleza de la persona y no garantizan el carácter sagrado de la vida, la dignidad del matrimonio, el bien social de la familia y los criterios de una educación que encamine la libertad por las sendas de la virtud y los bienes custodiados por la Doctrina Social de la Iglesia”, recalca.

publicidad
B-Renault
B-Quadernillos-concursofotos
Suscríbete a ALCALÁ HOY / Si te ha interesado esta información, suscríbete a ALCALÁ HOY y recibe en tu correo electrónico nuestras últimas noticias

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Compartir