El Ayuntamiento de Alcalá de Henares mantuvo diez años a un acosador sexual reincidente

Según desvela el diario ABC esta misma mañana, el Ayuntamiento de Alcalá de Henares ha mantenido durante casi diez años a un trabajador público que acosó sexualmente a una subordinada en 2008 y que el pasado mes de febrero, presuntamente, hizo lo propio con una joven en prácticas.

Parque Municipal de Servicios.
  • Actualmente, tras la segunda denuncia, está suspendido de empleo y sueldo cautelarmente.
Foto de Ricardo Espinosa Ibeas

Según relata el diario ABC en una información rubricada por Ignacio S. Calleja, el operario, que desempeña las funciones de oficial de Pintura y Señalización en el parque municipal de servicios, siguió en su puesto pese a que entonces se confirmó el caso.

La primera denuncia formal de una de las víctimas data de noviembre de 2008, cuando el municipio estaba dirigido por Bartolomé González (PP), en la actualidad diputado de la Asamblea de Madrid por el grupo popular. Según ha explicado la afectada a ABC, lo puso en conocimiento del Consistorio en esa fecha, pero el hostigamiento fue continuo desde varios meses atrás. “Cuando estábamos a solas me decía todo tipo de barbaridades de tono sexual, después pasó a acorralarme, hasta que un día me agarró por detrás y entonces no pude más y lo denuncié en el ayuntamiento”, relata la mujer, de baja psicológica desde septiembre.

Tras la acusación se abrió una investigación para dirimir lo ocurrido. Lo sorprendente es que una vez se concluyó que el trabajador cometió estos abusos, no se le apartó de su puesto, sino que se le aplicó una especie de orden de alejamiento en dependencias municipales que no fue efectiva.

Foto de Ricardo Espinosa Ibeas

De hecho,  según desvela ABC, el sindicato UGT –presente en esta comisión–, al hilo de la segunda denuncia, ha reconocido en un comunicado interno que la solución que se adoptó “no fue la idónea”“Eso pasó hace diez años, época en la que algunos no estaban en el Ayuntamiento y desgraciadamente ni siquiera existía Comisión de Conflicto y Acoso”.

Este periódico  ha preguntado al actual equipo de Gobierno (PSOE y Somos Alcalá –Podemos–) sobre esta cuestión, pero no ha obtenido respuesta porque “era otro Gobierno y la ley de protección de datos prohibe informar sobre sanciones a trabajadores municipales“.

La sanción terminó por ser una “chapuza”, como define la implicada y la sección sindical de CGT en el ayuntamiento. “Él siguió de oficial y trabajando en el mismo sitio, era yo la que me tenía que ir y renunciar a cursos que se dieron”, apunta. La víctima, que pensó que con denunciarlo internamente era suficiente, ha pedido volver al trabajo con un cambio de puesto dentro de la misma categoría, pero se le ha denegado: “Me dicen que al estar de baja el informe se paraliza”.

Denuncia ante la Policía

Si bien la medida adoptada entonces demuestra que hubo tal acoso, lo cierto es que el oficial municipal siguió desempeñando sus funciones sin problema durante una década. Hasta el pasado 23 de febrero, cuando una joven en prácticas del Plan de Inserción Laboral (PIL) acusó al mismo hombre de tocamientos e insinuaciones sexuales durante en el taller de pintura.

Según ha podido saber ALCALÁ HOY los hechos sucedieron en el CEIP Zulema

Estábamos pintando y como el rodillo pesaba mucho me dijo de ir al almacén a por otro más pequeño y cuando llegamos vi que cerraba la puerta con llave“, narra la acosada; y concluye: “Me extrañó muchísimo porque apenas habíamos hablado, pero luego fue lo peor. Me tocó el culo y me dijo que si le gustaba y si le hacía una paja”.

La joven, que finalmente logró escapar porque el presunto agresor abrió la puerta, denunció los hechos inmediatamente en el Ayuntamiento y ante la Policía. Según detalló a ABC, está citada a declarar próximamente.

Violencia de género en el Ayuntamiento de Alcalá de Henares, y otras barbaridades

Carmen Arnaiz, de la sección sindical de CGT en el ayuntamiento. Foto de Pedro Enrique Andarelli

CGT sostiene que el Ayuntamiento es “responsable” de estos acosos y que el último caso “pudo evitarse”. Además, aunque el empleado municipal está suspendido de empleo y sueldo, la sección sindical acusa al actual Gobierno, dirigido por el socialista Javier Rodríguez, de “falta de implicación y transparencia”: “Recriminamos su falta de respuesta ante la petición de documentación y su inacción ante los requerimientos de las compañeras, sobre todo en cursos de igualdad”. Esta última premisa remite a otra denuncia, de una trabajadora municipal, respecto a la rotura de una puerta en los baños femeninos. “Los mensajes públicos son unos y la actuación real de esta administración es un trato desigual entre mujeres y hombres“, dicen.

publicidad
B-visiorama728x180
Suscríbete a ALCALÁ HOY / Si te ha interesado esta información, suscríbete a ALCALÁ HOY y recibe en tu correo electrónico nuestras últimas noticias

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.