IES LA GARENA: La lucha de los vecinos | Por Carlos Cotón

"Hace ya más de dos años que los vecinos del barrio alcalaíno de La Garena vienen reclamando la construcción de un Instituto al que puedan acudir sus hijos, sin necesidad de que tengan que estar desplazándose a barrios colindantes o a institutos de Alcalá bastante lejanos a su domicilio. Esta es una reivindicación más que justa".

Movilización en febrero de 2017.Foto cedida por el ayuntamiento

cotton

 

  • Carlos Cotón es miembro del Consejo de Dirección de UPYD y Portavoz en Alcalá de Henares

 

Hace ya más de dos años que los vecinos del barrio alcalaíno de La Garena vienen reclamando la construcción de un Instituto al que puedan acudir sus hijos, sin necesidad de que tengan que estar desplazándose a barrios colindantes o a institutos de Alcalá bastante lejanos a su domicilio.

Foto cedida por el ayuntamiento

Esta es una reivindicación más que justa. Conviene repasar, brevemente, la historia más reciente para localizar el por qué, después de dos años, los vecinos de La Garena siguen sin disponer de esta infraestructura tan necesaria para sus hijos.

Allá por el año 2015, cuando todavía el PP gobernaba en Alcalá, Javier Bello, alcalde de la ciudad, justo antes de las elecciones municipales de 2015, cedió la parcela donde, en teoría, iba a ubicarse el hoy por hoy fantasma Instituto de La Garena. Sí, he dicho “justo antes de las elecciones municipales de 2015” y lo he dicho intencionadamente. Si las elecciones municipales se celebraron en mayo de 2015, Javier Bello y el Partido Popular, cedieron dicha parcela en mayo de 2015. ¿Casualidades? Va a ser que no, eso no existe en política. Tampoco en la vida.

Celebradas las elecciones y con un nuevo Equipo de Gobierno al frente de Alcalá, el proyecto del Instituto de La Garena, desapareció del debate político, se evaporó misteriosamente. Salvo los vecinos afectados, ya nadie hablaba del Instituto.

Archivo de ALCALÁ HOY. Foto cedida por el ayuntamiento

Un par de años después y por arte de magia, el Instituto de La Garena volvía a salir a escena. Ciudadanos anunció a bombo y platillo, con esa mala concepción que tienen de la política, con esa política “de las medallas” a la que nos acostumbran, que sí, que los vecinos iban por fin a poder disfrutar de un Instituto para sus hijos y que, además, sería gracias única y exclusivamente a Ciudadanos, despreciando la lucha que los vecinos de La Garena llevan realizada durante años y años. Lo cierto, es que la Comunidad de Madrid, allí donde precisamente Ciudadanos sostiene al Gobierno del PP y de Cristina Cifuentes y precisamente por eso, donde tiene una influencia mayor a la de cualquier otro partido, que es la encargada de dotar económicamente este proyecto, destinó la sonrojante cifra de 30.000 euros para la construcción del Instituto. ¿30.000 euros para construir un centro educativo? Ciertamente esto es un insulto a la inteligencia y lo más importante, una ofensa a los vecinos del barrio de La Garena.

La verdad es que, a día de hoy, los vecinos de La Garena siguen sin tener un Instituto al que puedan llevar a sus hijos; y, por si fuera poco, tienen que presenciar, en primera fila, como el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, se intercambian acusaciones veladas con tal de eludir su responsabilidad. Porque es cierto, existe una corresponsabilidad: el Ayuntamiento es el encargado de ceder la parcela y la Comunidad de Madrid la encargada de presupuestar la construcción del Instituto.

Los vecinos no quieren notas o comunicados de prensa, no quieren ser testigos de cómo Ayuntamiento y Comunidad de Madrid se enzarzan entre sí, no quieren esa política, perdón, esa mala concepción de la política de las medallas, la foto y los grandes titulares en prensa a la que nos acostumbran algunos. Los vecinos quieren ver satisfechas sus demandas, sus necesidades. Es obvio, los vecinos quieren un Instituto para sus hijos.

Esto no va de quién tiene más culpa en que La Garena no goce de un Instituto. Esto no va de qué partido político consigue, desde su ámbito, que se construya el Instituto. La política, o los que así la entendemos, va de resolver los problemas de nuestros conciudadanos, en este caso de nuestros vecinos. La construcción de un Instituto en La Garena no es un capricho, todo lo contrario, por ser necesario, es una reivindicación más que justa.

Aviso para navegantes y para oportunistas políticos: de construirse el Instituto de La Garena, será el resultado de años y años de lucha cívica, incansable, por parte de los vecinos y no porque el partido político de turno pasara por allí e intentara usurpar esa lucha, esa reivindicación. Antes de que Ciudadanos apareciera, aquí había unos vecinos que ya estaban luchando por los derechos de sus hijos, por sus propios derechos como vecinos.

Dejémonos de egocentrismos varios, de cruzarnos acusaciones entre administraciones y pongámonos todos, codo con codo, a ayudar a que la reivindicación de nuestros vecinos se haga realidad y a que nuestros jóvenes de La Garena, tengan un Instituto a su disposición, en su barrio, sin necesidad de desplazarse a otros lugares de Alcalá o de la Comunidad de Madrid.

Sé que los vecinos de La Garena acabarán ganando esta batalla. Solo los que resisten, los que perseveran en lo justo, triunfan.

Desde luego, mi colaboración, mi compromiso y mi humilde apoyo, lo tienen.

 

Carlos Cotón es miembro del Consejo de Dirección de UPYD y Portavoz en Alcalá de Henares

publicidad
B- Navidad-2017-MS
B-Quaderernillos-Megamarte
Suscríbete a ALCALÁ HOY / Si te ha interesado esta información, suscríbete a ALCALÁ HOY y recibe en tu correo electrónico nuestras últimas noticias

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Compartir

Comentar