Más de 15.000 usuarios se beneficiarán del futuro carril bus exprés de la A-2

El Ministerio de Fomento ha presentado hoy los avances llevados a cabo en el proyecto del carril bus exprés, que de forma experimental, comenzará a implantarse en la A-2 a lo largo del año 2018. El futuro carril bus, sentido Madrid, partirá desde la M-300, entre Alcalá de Henares y Torrejón de Ardoz y permitirá reducir hasta 15 minutos por trayecto.

Captura de pantalla del video de presentación de la Comunidad de Madrid

Dotada de la última tecnología en sistemas de balizamiento y señalización, no habrá separación física entre el carril bus y el resto de la calzada, y  permitirá reducir 500.000 horas de desplazamientos y la emisión a la atmósfera de 900 toneladas de CO2 al año

  • El proyecto cuenta con una inversión de 15 millones de euros
Presentación del Carril Bus en la A2. Foto de la Comunidad de Madrid

El consejero de Trasportes, Vivienda e Infraestructuras de la comunidad de Madrid, Pedro Rollán, junto al ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, y la delegada de Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Inés Sabanés, han mantenido hoy un encuentro en el Ministerio para avanzar sobre el proyecto.

El futuro carril bus exprés, es un proyecto liderado por el Ministerio de Fomento a requerimiento del Gobierno regional. El objetivo es implantar en la A-2 el mismo modelo de carril bus ya existente en la A-6, que tan buenos resultados está cosechando, posibilitando que miles de usuarios utilicen diariamente el transporte público en el acceso a la capital, en detrimento del vehículo privado.

Este proyecto, ha avanzado de la Serna, reservará el carril izquierdo de la calzada durante las horas punta, para la circulación exclusiva de autobuses y vehículos con alta ocupación. El carril se gestionará mediante un sistema de “Gestión Inteligente de la Carretera” (ITS), que permitirá activarlo o desactivarlo en tiempo real, y en función de las necesidades del tráfico en ese momento. El sistema está dotado con tecnología de última generación como balizamientos luminosos en la vía y señalización dinámica. No existirá separación física entre este carril y el resto de carriles de la calzada.

Así, en sentido entrada a Madrid, el carril partirá a la altura de la M-300, entre los municipios de Torrejón de Ardoz y Alcalá de Henares, finalizando en el intercambiador de Avenida de América, cubriendo una distancia de 19 kilómetros. En sentido salida, partirá desde el mismo intercambiador de Avenida de América, no quedando aún definido el punto de destino, ya que en estos momentos el proyecto aún se encuentra en fase de redacción.

Captura de pantalla del video de presentación de la Comunidad de Madrid

Alcalá de Henares, Torrejón de Ardoz, San Fernando de Henares, el barrio de Canillejas en Madrid y el intercambiador situado en la Avenida de América, serán los puntos de acceso del carril bus exprés.

El Consorcio Regional de Transporte ha llevado a cabo una serie de estudios de movilidad donde se recoge que los usuarios que utilicen esta plataforma podrán ahorrar hasta 15 minutos en trayecto que de media ocupa en la actualidad 40 minutos.

El carril bus cobrará especial relevancia y mayor eficiencia durante las horas punta. Se prevé que la mejora de este servicio y la reducción en los tiempos de espera, puedan incrementar hasta en un 15 por ciento la demanda del servicio de los autobuses interurbanos en el Corredor del Henares.

 

Más de 15.000 usuarios se podrán beneficiar de este proyecto, que supondrá un ahorro para los madrileños de 500.000 horas al año y que contribuirá a la mejora de la calidad del aire evitando la emisión de hasta 900 toneladas de CO2 al año, eliminando el uso del vehículo privado y reduciendo los tiempos de tránsito.

 

publicidad
B-aguamas-1
B-abiertojugar-ayto
B- Navidad-2017-MS
B-Quaderernillos-Megamarte
Suscríbete a ALCALÁ HOY / Si te ha interesado esta información, suscríbete a ALCALÁ HOY y recibe en tu correo electrónico nuestras últimas noticias

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Compartir

6 Comentarios

  1. Me parece un adelanto necesario, lo que no entiendo es por qué reservar el carril izquierdo en lugar del derecho.
    ¿Las paradas las tendrá en el mismo carril exprés? Porque en hora punta cambiar del carril izdo al derecho y después volver al izquierdo puede ser prácticamente imposible.
    Con la congestión habitual de la A2 mover un autobús entre carriles no puede ser muy buena idea, creo que ese punto deberían pensarlo de nuevo.

  2. ¡Me has leído el pensamiento Samu!
    Reservar el carril izquierdo solo tiene sentido si los autobuses que circulen por ahí no hagan paradas intermedias hasta llegar a Avenida de América.

  3. Señores, en la A-6 hay un carril adicional que ejerce de Bus Vao y aquí lo que inventamos es no permitir usar un carril a usuarios con determinadas características durante determinadas horas. Creo que va a ser dinero tirado.

  4. Es que en política no se piensa, solo se cobra, por eso hay miles de ellos y ellas metidos en la política, pero bueno si hay que moverlo al carril derecho, pues no pasa nada, más euros para el bolsillo.
    ¡¡DE VERGÜENZA!!

  5. No es normal que comparen una carretera de tres carriles(A-2) que se quedaría en dos, con otra carretera (A-6) que tiene tres carriel y el carril bus…a mi me falta un carril para poder comparar.
    No creo que se vaya a notar tanto el uso de los autobuses con el precio que tiene el abono transporte…pero bueno, al final lo haran y lo haran en el carril izquierdo para luego gastar dinero pasándolo al derecho…De traca.

  6. Yo tampoco soy un experto en movilidad pero el proyecto me genera serias dudas. Entiendo que está diseñado bajo la premisa de que más gente que en la actualidad cogerá el transporte público o compartirá coche, reduciendo “algo” el número de vehículos privados en hora punta. Y digo “algo” porque con el ciclo económico en crecimiento, lo lógico es que aunque mas gente use transporte público, entrarán más vehículos a hacer esos trayectos a horas punta. O lo que es lo mismo, estamos reduciendo el acceso a Madrid a 2 carriles para el vehículo privado de baja ocupación, que estadísticamente es mayoritario. Aunque funcionara, que insisto, tengo dudas, requeriría un aumento de frecuencia o número de autobuses porque las horas que cogí el bus a horas punta a Madrid, va absolutamente lleno.

    El futuro dirá, pero hoy genera muchas muvas dudas.

Comentar