Alcine 46

El periodista Fran Serrato escribe sobre el Festival de Cortos de Alcalá y lo hace de cine. "Amar, descubrir, luchar, morir, regresar a casa. Mil historias en una sola. Multitud de rostros en una cara. Y luego, un altavoz, una plataforma que permita cruzar el Rubicón y levantar un imperio de magia y fantasía. La película de nuestra propia existencia. Alcine 46, una dirección exacta donde se cruzan estos días todos los caminos".

Mar Coll competirá este año en la 46ª edición ALCINE dentro de la sección Certamen Nacional

serratomini

 

 

  • Fran Serrato. Periodista

Se sueña, se vive y se crea. El talento artístico es eso, sacar de la nada o de todo un relato. Dar voz a los desposeídos, poner alas al hombre, construir un mundo en otro planeta o, simplemente, narrar el drama de la cotidianidad.

Amar, descubrir, luchar, morir, regresar a casa. Mil historias en una sola. Multitud de rostros en una cara. Y luego, un altavoz, una plataforma que permita cruzar el Rubicón y levantar un imperio de magia y fantasía. Estos días Alcalá de Henares, que es un plató de cine al aire libre, y es Cisneros y es Cervantes, pero también es Tamara poniendo un café o Ricardo apretando el gatillo (el de su cámara Nikon), exhibe un amplio programa de proyecciones que aglutina gran parte del cine que viene.

Alcine cumple 46 años y lo hace en plenitud. Más de mil cortos se han presentado a un concurso que, por falta de espacio, solo ha podido seleccionar 61 para optar a los más de 30.000 euros que se reparten en premios. Las pantallas del Cervantes o el Corral de Comedias ya mostraron los primeros trabajos de cineastas tan aclamados hoy como Isabel Coixet, Álex de la Iglesia o Alejandro Amenábar. Por eso para noveles como Marina Beiro, directora del corto ‘Bruno’, es un placer estar ahora aquí, no perderse en el bosque (vean su trabajo) y grabar su nombre en los troncos de los árboles del paisaje que es siempre este difícil pero amado mundo del séptimo arte.

Hay títulos para todos los gustos y muchas experiencias que compartir. La vida, al fin de cuentas, son esas pequeñas cosas que nos hacen evaporarnos de las sombras, aunque para ello buceemos en una sala de butacas con las luces apagadas. Son, sin embargo, rayos de esperanza que regresan cada otoño gracias a una voluntad política férrea y un renombre ganado sudando la camiseta de esta obra de orfebrería a la que Luis Mariano González, director de la muestra, da forma con la precisión de un cirujano y el alma de un poeta. La película de nuestra propia existencia. Alcine 46, una dirección exacta donde se cruzan estos días todos los caminos.

  • Fran Serrato, periodista

publicidad
B-media-mark-black
B- Navidad-2017-MS
Suscríbete a ALCALÁ HOY / Si te ha interesado esta información, suscríbete a ALCALÁ HOY y recibe en tu correo electrónico nuestras últimas noticias

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Compartir

Comentar