Funcionarios municipales cercan a Bartolomé González por irregularidades en el contrato con Cofely

En una información firmada por Miguel Ángel Campos, la cadena SER desvela que el responsable de contratación del Ayuntamiento de Alcalá de Henares, declaró el pasado febrero como testigo en la investigación del caso Púnica. El jefe de contratación del Ayuntamiento de Alcalá de Henares relató a la Guardia Civil que de forma "inusual" fue excluido de la preparación del contrato a Cofely que supuestamente supuso una mordida de 60.000 euros para el hoy diputado del PP de Cristina Cifuentes en la Asamblea de Madrid.

Bartolomé González, ex-alcalde de Alcalá de Henares
Bartolomé González, ex-alcalde de Alcalá de Henares

  • En esa declaración, el funcionario municipal asegura que se quedó sorprendido por haber sido apartado en la redacción del expediente de contratación que posteriormente, cuando Bartolomé González ya no era alcalde, fue adjudicado a Cofely.

  • Otra funcionaria desvela que un cargo de confianza de Bartolomé González fue el responsable de la redacción y preparación del contrato, que fue amañado para la Púnica según los investigadores
Bartolomé González, en una imagen de archivo. / Ayuntamiento de Alcalá de Henares
Bartolomé González, en una imagen de archivo. / Ayuntamiento de Alcalá de Henares

Según afirma la cadena radiofónica, en su sección de tribunales, el jefe de contratación del ayuntamiento de  Alcalá de Henares, Héctor Benito Bárez, habría afirmado en su declaración como testigo en el caso Púnica que en 2011 el equipo del entonces alcalde y hoy diputado de Cifuentes, Bartolomé González, lo excluyó de forma sorprendente del procedimiento de adjudicación del polémico contrato de eficiencia energética a Cofely por 12 millones de euros, que supuestamente supuso una mordida de 60.000 para el propio alcalde.

El jefe de contratación dijo a la Guardia Civil en una declaración a la que ha accedido la Cadena SER que, “a diferencia de otros expedientes, no elaboró los pliegos económicos administrativos, ni el informe jurídico, ni participó en la preparación del contrato“. Que incluso “desconocía” su existencia y se enteró cuando fue aprobado por la junta de Gobierno local que presidía Bartolomé González.

Y era el jefe de contratación. Preguntado por la Guardia Civil por qué cree que fue excluido del contrato supuestamente amañado, contesta que porque en la tramitación se cometieron irregularidades que no hubiera aceptado. De hecho, los pliegos fueron redactados por la empresa adjudicataria Cofely, y quien estuvo al frente de todo el proceso fue Fernando García Rubio, asesor jurídico nombrado por el hoy diputado Bartolomé González y cargo de confianza de éste.

Otro testigo, la directora de Área de Alcalá, Marta Isabel Mejías, corrobora el testimonio del jefe de contratación: que el asesor jurídico de confianza de González llevase el procedimiento de adjudicación “no era habitual sino algo excepcional“, admite.

  • Una mordida de 60.000 euros

El mismo miércoles 19 de octubre, en coincidencia con la información de la Cadena Ser, el diario que dirige Ignacio Escolar, titulaba una de sus noticias relevantes “Una empresa de Púnica emitió facturas falsas para que un diputado de Cifuentes cobrase 60.000 euros” en referencia al ex-alcalde Bartolomé González.

  • La Guardia Civil cree que Marjaliza utilizó una de sus empresas para pagar una mordida a Bartolomé González cuando este era alcalde de Alcalá de Henares
  • De los correos que constan en el sumario de la trama Púnica los agentes concluyen que González estuvo al tanto del amaño de un contrato para Cofely
  • El informe de la UCO también implica a un alto cargo de Cifuentes, que medió para que esa empresa consiguiese la licitación

Registro en el Ayuntamiento de Alcalá
Agentes de la Brigada de la Policía Judicial, a la salida del Ayuntamiento de Alcalá de Henares el 24 de junio de 2015. Foto de Ricardo Espinosa Ibeas

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ya tiene en su poder el informe de la Guardia Civil que sitúa al diputado del PP en la Asamblea de Madrid y exalcalde de Alcalá de Henares, Bartolomé González, al borde de la imputación en el caso Púnica. Los investigadores concluyen que hay indicios suficientes de que Bartolomé González recibió 60.000 euros de Cofely, una de las empresas centrales de la trama, a cambio de una adjudicación del Ayuntamiento que regía, según han informado a eldiario.es fuentes del caso.

Con el informe de la Guardia Civil, el juez Eloy Velasco podrá dictar una exposición razonada y enviar la causa al Tribunal Superior de Justicia de Madrid, ante el que está aforado González como diputado autonómico.

El informe también señala al actual director general de Industria de la Comunidad de Madrid como uno de los cargos públicos que favorecieron a las empresas de la trama corrupta. Carlos López Jimeno habría mediado para que Cofely consiguiese el contrato en Alcalá de Henares.

En varios correos que cita la Guardia Civil, dos trabajadores de Cofely hacen referencia a los favores que le han pedido para el Ayuntamiento de Alcalá de Henares, que los agentes relacionan con la concesión amañada. En otro correo la alusión es más directa: “El DG de Industria nos ha ayudado para conseguir el contrato de Alcalá de Henares, yo le pedí el favor”.

Además, en una de las agendas intervenidas a un trabajador de Cofely, se recogía una reunión entre el asesor jurídico del Ayuntamiento y el presidente de la empresa, en la que se apuntaba a López Jimeno como una de “las vías de ataque” para desbloquear la concesión.

 

publicidad
B-aguamas-1
B-abiertojugar-ayto
B- Navidad-2017-MS
B-Quaderernillos-Megamarte
Suscríbete a ALCALÁ HOY / Si te ha interesado esta información, suscríbete a ALCALÁ HOY y recibe en tu correo electrónico nuestras últimas noticias

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Compartir